Domingo 20.10.2019
Cordoba Hoy

CAMPAÑA DE PREVENCIÓN CONTRA EL MOSQUITO-TIGRE

El mosquito tigre prefiere el Brillante, el Calasancio, el Cámping o el Tablero (parecía tonto)

Todos los focos de mosquito tigre en Córdoba se encuentran en la zona norte. De momento este insecto no pasa de la frontera imaginaria que hay entre la Arruzafilla y la calle Escultor Fernández Márquez
El mosquito tigre prefiere el Brillante, el Calasancio, el Cámping o el Tablero (parecía tonto)

El Brillante, el Tablero, zonas del Calasancio, la Arruzafa o cercanías del Camping son las área preferidas del mosquito tigre en Córdoba, de momento circunscrito a estos lugares con gran presencia de chalés. De hecho el director del Departamento de Inspección e Higiene Ambiental de la Empresa Municipal de Saneamientos (Sadeco),  Enrique Flores, ha detallado que no se han visto focos de este insecto por debajo de la Arruzafilla o Escultor Fernández Márquez. ¿Por qué prefiere el mosquito tigre esos lugares? No es por las piscinas, como pudiera pensarse, sino por la mayor abundancia de plantas  domésticas por ejemplo, ya que el 50% de los focos de mosquito tigre cordobeses se localizan en platos y cuencos de maceta. Y otro 34% en arquetas y sumideros. Otro 8% se sitúa en los jarrones con flores dentro de las casas, un 3% en los recipientes para beber de perros y gatos. El resto en diversos sitios, como estanques o fuentes ornamentales. 

Estos datos se han ofrecido en la rueda de prensa para presentar los protocolos de actuación contra el mosquito tigre en los hogares. Junto a Flores ha comparecido el concejal de Infraestructuras y presidente de Sadeco, David Dorado, y el biólogo de la Universidad de Córdoba, Rafael Obregón. Actualmente Sadeco ha inspeccionado 211 viviendas o bloques donde pudiera haber mosquito tigre. De ellas se han encontrado ejemplares en 187, y en 137 del total había ya focos de reproducción.

En su hábitat natural, este mosquito procedente de Asia y considerado especie invasora, nace gracias a pequeñas oquedades en los árboles en las que se acumula el agua de lluvia. Allí es donde la hembra adulta coloca los huevos. Tras llegar a Córdoba parece ser que procedente de Málaga (y en coche, como han detallado los expertos), estos mosquitos se trasladan al hogar. Y las veces de hueco de árbol lleno de agua la hacen las macetas, los platos que se colocan en las macetas o los jarrones. Se recomienda, por cierto, que se vacíen con frecuencia y además se limpien, pues con sólo vaciarlos no se eliminan los huevos. 

En cuanto a las piscinas son otro potencial foco, aunque tras la inspección de una docena de piscinas con agua abandonadas no se han encontrado focos de mosquito tigre, sí de otros muchos mosquitos. Por si acaso, y aunque el mosquito tigre prefiere los lugares con agua más pequeños, es conveniente no dejar esas piscinas a su suerte durante el otoño e invierno, sino mantener una limpieza adecuada que incluya el cloro.

Córdoba no reúne, por su calor seco y falta de lluvia, un clima adecuado para este mosquito, que sin embargo se convierte en un problema doméstico debido a los lugares a los que ha de adaptarse. De ahí que los responsables de Sadeco y la universidad hayan resaltado la importancia de la prevención (mantener secos los lugares comentados) y de los avisos vecinales a control de plagas si se ve en el hogar, el jardín o el patio a un mosquito tigre. Entonces de inmediato se pone en marcha una inspección. Además de estas inspecciones previo aviso, Sadeco ya ha realizado más de 1.100 visitas a viviendas para hablar con los vecinos y prevenir. Junto a ello esta empresa municipal está procediendo a dejar en el buzón folletos informativos para el control del mosquito.

El mosquito tigre, a diferencia de otros, suele picar a primera hora de la mañana o última de la tarde, casi siempre en las casas, y suele volar bajo, por lo que las piernas son su objetivo fundamental. Se llama mosquito tigre por sus bandas, no porque sea más agresivo. Tampoco su picadura reviste más gravedad. Eso sí, puede transmitir en ocasiones aisladas enfermedades víricas. 

Cuidado por tanto con los acúmulos de agua en ceniceros, tiestos o platos. Hay que renovar a diario el agua de las flores y jarrones, vaciar y limpiar con cepillo y con mucha frecuencia los bebederos de mascotas, clorar piscinas y fuentes, evitar el encharcamiento de las zonas de césped o cubrir las piscinas permanentes. El periodo de máxima actividad del mosquito tigre es entre junio y noviembre.

Comentarios