DENUNCIAN EL PERMANENTE MALTRATO DE LA JUNTA A CÓRDOBA

Moscoso: “Ni PSOE ni PP tienen ideas ni voluntad para reactivar la economía de Córdoba, y Rabanales 21 es el mejor ejemplo”

Podemos ha hecho pública hoy la respuesta de Arellano justificando la concesión de una ayuda de 8,4 millones de euros al Parque Tecnológico de Granada, denunciando que, dándose las mismas razones, con Rabanales 21 la Junta sigue sin comprometerse.

David Moscoso
David Moscoso

El coordinador del grupo Parlamentario Podemos Andalucía, y parlamentario por Córdoba, David Moscoso, ha querido hacer público en el día de hoy a través de un comunicado de prensa el desconsuelo que siente tras recibir la respuesta del Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Ramírez Arellano, tras preguntarle acerca de los criterios por los que se había concedido una ayuda al Parque Tecnológico de la Salud de Granada hace dos meses, por una cantidad de 8,4 millones de euros, toda vez que se negaba a conceder una ayuda de tales dimensiones al Parque Tecnológico Rabanales 21 en Córdoba.

A este respecto, Arellano ha respondido que la situación de riesgo de insolvencia del Parque Tecnológico de la Salud de Granada era insostenible, manteniendo una deuda de casi 18,9 millones de euros, y que ante la incapacidad de que los patronos hicieran frente a esa deuda, la Junta de Andalucía, con el visto bueno de las Consejerías de Hacienda y Administración Pública, Empleo, Empresa y Comercio y Economía y Conocimiento, ha aumentado su participación de capital social en el Parque Tecnológico granadino, con una inyección de 8,4 millones de euros, pasando de tener una cuota de un 53,7% de capital social público la Junta en 2017 a un 97% en 2018.

“Esto lo que demuestra, según Moscoso, es la doble vara de medir, y el permanente maltrato por parte de la Junta de Andalucía hacia Córdoba, que, mientras concede importantes inversiones públicas a las infraestructuras tecnológicas de otras provincias, dándose las mismas razones y circunstancias en las de Córdoba, a nuestra provincia no llegan más   casos, generando un agravio permanente que se traduce en desempleo y pobreza”.

Moscoso ha pedido alturas de miras y responsabilidad a las fuerzas políticas en el

gobierno Andaluz, en el caso del PSOE, y en el gobierno de la nación, en el caso del

PP, para que se dejen de pantomimas y disputas estériles, como la vivida en los

días de atrás en el Ayuntamiento, porque ni una formación ni la otra demuestran

hacer nada para que las infraestructuras tecnológicas y económicas de la provincia

salgan adelante (y, no en vano, la mayoría de ellas ya se encuentran disueltas), con

el fin de que generen riqueza, empleo, innovación, investigación y desarrollo. Por

lo tanto, les ha instado a dejarse de cinismo e hipocresía, y demostrar con hechos

tangibles y solventes que son útiles para Córdoba”·.

A este respecto, ha querido recordar que, si bien el Gobierno Andaluz se niega a

convertir en capital social lo que le adeuda el Parque Tecnológico Rabanales 21, y

que ya aprobó el Parlamento de Andalucía a través de la Proposición No de Ley

que presentó Podemos, con el voto a favor de todos los partidos salvo el del PSOE,

que votó en contra, tampoco desde el Partido Popular han mostrado la más

mínima voluntad para condonarle la deuda que mantiene el Parque con el

Gobierno de la Nación, y que igualmente podría convertirla en capital social.

Por último, Moscoso ha transmitido el desconsuelo de haber visto estos meses de

atrás “como PSOE, PP y C’s votaron en contra de las enmiendas presentadas por su

grupo parlamentario, en el trámite parlamentario de la Ley de Presupuestos de

Andalucía para este año, con las que pedían aumentar la inversión pública en las

infraestructuras tecnológicas de nuestra provincia en 7 millones de euros, en

concreto, en Rabanales 21, el Centro Tecnológico de la Madera de Lucena, el

Centro Tecnológico del Textil en Priego y el Parque Agroalimentario de Aguilar”. En

este sentido, ha apostillado que “no es justo para nuestra tierra, no es justo para

los cordobeses y cordobesas, la falta de compromiso y responsabilidad

continuados por parte de sus representantes políticos”. “O se cambia de una vez

esta cultura política, o Córdoba le robará a Teruel el lema de que también existe”.