NI PODEMOS NI IU ESTÁN SATISFECHAS CON LAS CUENTAS PARA CÓRDOBA

La izquierda rechaza los presupuestos de la Junta para la provincia de Córdoba

El PP lamenta que se anuncien inversiones que llevan sin cumplirse desde hace una década

David Moscoso
David Moscoso

Podemos ha emitido hoy un comunicado para valorar la información publicada por la Junta de Andalucía relativa a los presupuestos autonómicos de 2018. Sobre ello, el diputado autonómico de la formación, David Moscoso, ha manifestado una "profunda decepción", porque, según sus palabras, "éstos no son los presupuestos que necesita Córdoba, ya que no resuelven el grave problema de paro y pobreza que sufre nuestra provincia”.

El portavoz de la formación morada ha puesto en valor que iniciativas ciudadanas que su grupo había llevado al Parlamento, como el yacimiento arqueológico de Ategua, el Palacio de Congresos o el Hospital de Alta Resolución de Palma del Río, por fin tengan consignada una asignación presupuestaria, aunque ha resaltado que la cuantía destinada por el Gobierno andaluz es "insuficiente" para culminar esos proyectos.

Moscoso también ha explicado que "la opacidad del Gobierno andaluz, que ha acortado drásticamente los plazos y se niega a provincializar los presupuestos, dificulta la fiscalización de la oposición y de la ciudadanía". En este sentido, ha informado que tras un primer estudio de estos presupuestos, "salta a la vista que Córdoba vuelve a ser la provincia peor parada en inversiones y financiación de los servicios públicos".

Las carencias

Entre las inversiones que echa en falta Podemos para 2018 se encuentra el Eje ferroviario de Palma del Río-Villa del Río, el desdoblamiento de la Autovía del Olivar e inversiones destinadas a reflotar Rabanales 21 como "punta de lanza" del cambio de modelo productivo.

Por último, Moscoso ha criticado que estos presupuestos "suponen un recorte del gasto social que baja del 84,4% hasta el 83%, y serán una hipoteca para todos los andaluces ya que aumenta la deuda de la Junta un 9,8% respecto al año anterior". Asimismo, ha lamentado que "el PSOE de Susana Díaz prefiera mirar a las derechas de PP y Ciudadanos en vez de a las formaciones que planteamos un cambio de modelo productivo para cerrar la brecha social que parte Andalucía".

También se han producido críticas por parte de IU, en palabras de la portavoz adjunta de esta formación en el Parlamento, Elena Cortés."No nos encontramos con un presupuesto ni de izquierdas ni comprometido con la provincia de Córdoba", ha destacado, a través de un comunicado.

Elena Cortés

Según Cortés, "no se puede calificar un presupuesto como de izquierdas a aquel que permite que las herencias de un millón de euros por heredero no vayan a pagar impuestos ya que no contempla, para nada, la progresividad fiscal y, además, apuntala que los que más han salido beneficiados de la crisis sigan manteniendo esos beneficios y acaparando riqueza y patrimonio".

Otras depuradoras

En relación a las inversiones, Cortés declara que "nos parece una tomadura de pelo que se considere como una inversión el inicio de los trámites para las consultas externas del Hospital Reina Sofía así como echamos de menos el compromiso que le arrancamos ayer al Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para iniciar, en el año 2018, la construcción de la depuradora de La Rambla-Montalbán y el arreglo de la depuradora de Doña Mencía”.

"Con respecto a la política social", añade la diputada autonómica, “consideramos que es absolutamente insuficiente la cuantía que se ha dado de 198 millones de euros de la renta de inserción social para toda Andalucía, que permitirá que sólo puedan acogerse a este derecho 45.000 familias en toda la comunidad, sólo 7.000 en Córdoba. Ello no va a contribuir a cambiar una situación, denunciada por el Defensor del Pueblo Andaluz, de un programa que no da cobertura al conjunto de familias que lo necesitan por lo que seguiremos viendo, en nuestra provincia, menores y familias enteras en riesgo de exclusión social que no se van a poder acoger a esta renta".

En conclusión, para IULV-CA Córdoba, tras conocer las inversiones previstas por el Gobierno andaluz para el próximo año, "desde luego, nuestra provincia no forma parte de las prioridades de la Junta de Andalucía".

De igual modo, y también enmarcado en el espectro político de la izquierda, la secretaria general de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha asegurado que los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2018 "no son los que Córdoba necesita para generar empleo" y "son insuficientes para una provincia con casi 78.000 personas en desempleo y una tasa de desempleo que ronda el 28%". Para Borrego, estos presupuestos, lejos de dar estabilidad e igualdad entre la ciudadanía, como defiende la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, "lo único que hacen es condenar a Córdoba a seguir anclada a una crisis que difícilmente se podrá superar con las cuentas presentadas hoy, que no son más que humo".

"La Junta pretende vender como nuevos proyectos que estaban en el cajón y no hace más que vendernos paja", dijo la responsable sindical, quien criticó que se jacten de las becas para matrículas universitarias cuando ha descendido el número de becas o que el hospital de Palma del Río vaya a ser un Chare cuando lo demandado era un centro dependiente del SAS.

En este sentido, la dirigente de CCOO lamenta que las inversiones para Córdoba se vayan a limitar a la redacción de proyectos que llevan años siendo demandados, como es el caso del socio-sanitario de Lucena, que para crear nuevos servicios haya que destruir otros (el caso del Penal 6, que acabará con el de Menores 2) o que se alardee de las personas que reciben atención por la Ley de Dependencia pero no se mencione las miles de personas que están pendientes de que se les reconozca su derecho.

En definitiva, "estos presupuestos no van a suponer un revulsivo para la provincia, no van a impulsar un cambio de sistema productivo, ni van a promover la generación de empleo estable y de calidad, sino que son más de lo mismo y, por tanto, poco se puede esperar de ellos".

Opinión de la derecha

Desde el PP, su presidente en Córdoba, Adolfo Molina, ha lamentado que las cuentas andaluzas para 2018 destinadas a la provincia cordobesa es "más de lo mismo", porque "vuelven a anunciar las inversiones que no han cumplido en años".

En una nota, Molina ha señalado que son unos presupuestos "opacos y excluyentes que solo obedecen a una estrategia personal de Susana Díaz, que solo ha buscado ponerse un medalla en ser la primera comunidad autónoma en aprobar su presupuesto".

"¿De qué sirve tanta prisa cuando el resultado es que somos los últimos en el ranking europeo regional?", ha cuestionado el popular, quien ha añadido que "un presupuesto no puede ser un fin en sí mismo, debe ser solo una herramienta para solucionar los problemas de los andaluces y cordobeses".

En este sentido, ha apuntado que "tanto las cuentas como la gestión del gobierno socialista de la Junta no están dando solución a las demandas de los ciudadanos", dado que "de los cuatro presupuestos que ha presentado Susana Díaz desde 2013 se han dejado sin ejecutar 6.300 millones de euros en inversiones, muchísimo dinero para solucionar los problemas de los ascensores en La Fuensanta, las depuradoras de muchos municipios, las carencias en los hospitales cordobeses, para terminar la Autovía del Olivar, la Ronda Norte, para arreglar muchísimas infraestructuras educativas, etc", ha comentado el parlamentario.

Adolfo Molina PP

En el anteproyecto de ley de presupuesto que este miércoles han presentado a los cordobeses, ha agregado, "vuelven a incluir los mismos proyectos que en el ejercicio 2017", motivo por el que se ha preguntado "qué han hecho durante este año, a qué se han dedicado".

En cuanto a las políticas de empleo, ha dicho que "el presupuesto es un calco de los ejercicios anteriores, que ya se saben los resultados que están dando y que alejan de la convergencia con España y Europa".

Además, ha aseverado que "es un presupuesto antimunicipalista que vuelve a golpear a los ayuntamientos incumpliendo su obligación de incremento de la Patrica, con lo que la deuda con las administraciones locales andaluzas alcanza ya más de 900 millones de euros".

"Un año más nos encontramos un presupuesto no provincializado, donde no se pueden saber las cuantías de cada inversión, con una única intención de impedir que los diputados de la oposición puedan fiscalizar y controlar esas inversiones previstas", ha reprochado Molina, quien ha subrayado que "la opacidad y la falta de transparencia son la característica principal del gobierno de Susana Díaz".