• Lunes, 20 de Febrero de 2017

EN PALABRAS DE LA DELEGADA DEL GOBIERNO, RAFI CRESPÍN

La Junta ofrece a la nueva federación vecinal Fecorave diálogo y trabajo conjunto

La responsable autonómica ha mostrado su total disposición a mantener un diálogo y una interlocución permanente con sus responsables

Reunión entre la Junta y Fecorave
Reunión entre la Junta y Fecorave

La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, se ha reunido con los representantes de las asociaciones que han constituido la Federación Cordobesa de Asociaciones Vecinales, Fecorave, y durante este encuentro ha felicitado esta iniciativa ciudadana y ha mostrado su total disposición a mantener un diálogo y una interlocución permanente con los responsables de la Federación, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida y el bienestar de la ciudadanía de la capital y la provincia.

La delegada ha señalado que una de las señas de identidad de la Junta pasa por la "escucha activa de las opiniones y consideraciones de la ciudadanía, lo que se traduce en contar realmente con su parecer a la hora de diseñar y planificar los proyectos públicos". Para Crespín, "el hecho de contar con la opinión del movimiento ciudadano es determinante a la hora de conseguir el mayor beneficio para la ciudadanía y una mayor rentabilidad social".

Amplio abanico de áreas

La delegada ha puesto de manifiesto el amplio abanico de áreas de actuación que contempla la nueva federación vecinal entre las que destacan cultura, deporte, servicios sociales, patrimonio o urbanismo y ha defendido que "el movimiento vecinal es un aliado fundamental en la construcción de nuestros municipios ya que los vecinos y vecinas son actores principales y detectores de necesidades en los diferentes barrios de la capital y la provincia".

De otro lado, Crespín se ha comprometido con los responsables de Fecorave a mediar con el tejido asociativo a la hora de conseguir un trabajo coordinado entre todo el movimiento asociativo "con el objetivo de ser más eficaces a la hora de debatir y planificar la provincia que queremos para un mayor y mejor desarrollo social y económico".

Para Crespín, el objetivo es "conseguir ciudades y pueblos no sólo para vivir sino para convivir, solidarios, con igualdad de oportunidades y donde la opinión de los vecinos y vecinas sea tenida en cuenta a la hora de planificar su diseño".