Jueves 16.08.2018
Cordoba Hoy

EDUCACIÓN

La Junta destina al Programa de Gratuidad de Libros de Texto casi 7 millones de euros 

El delegado de Educación destaca que más de 80.000 estudiantes de Primaria, Secundaria y FP Básica se han beneficiado de esta ayuda el pasado curso

La Junta destina al Programa de Gratuidad de Libros de Texto casi 7 millones de euros 

El delegado de Educación, Antonio José López, ha destacado que la Junta de Andalucía ha destinado el curso pasado casi 7 millones de euros al Programa de Gratuidad de Libros de Texto en Córdoba, con el que se han beneficiado más de 80.000 estudiantes de la provincia. En este sentido, el delegado de Educación ha señalado que este programa parte del Estatuto de Autonomía, que reconoce como derecho la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria en los centros docentes sostenidos con fondos públicos. La aplicación de este derecho se canaliza a través del Programa de Gratuidad de Libros de Texto que ejecuta la Consejería de Educación. 

El delegado de Educación, Antonio José López ha manifestado que la gratuidad de libros es un claro ejemplo de que la Junta de Andalucía “potencia un paquete de medidas socio-educativas que permiten un desahogo sustancial en las familias” y que la “vuelta al cole se hace más llevadera desde que la Consejería de Educación activó este programa”., López ha destacado asimismo que ”la igualdad de oportunidades para todas las familias andaluzas es la bandera del gobierno andaluz”. 

De este modo, los libros de textos son propiedad de la Administración educativa y permanecen, una vez concluido el curso escolar, en el centro docente donde el alumnado haya cursado las enseñanzas, de forma que pueden ser utilizados por otros alumnos o alumnas en años académicos sucesivos. El uso compartido y la reutilización de los libros de texto, ha señalado López, supone un ahorro económico muy importante para las familias y contribuye además al fomento de la equidad y al fortalecimiento de valores de corresponsabilidad y solidaridad en la comunidad educativa, así como al refuerzo de actitudes positivas de aprecio y conservación de los libros de texto y los materiales de estudio y lectura, a la atención y cuidado de los bienes colectivos de uso común, al respeto del medio ambiente y al desarrollo sostenible.

De este programa se beneficia todo el alumnado matriculado en los centros docentes de Andalucía sostenidos con fondos públicos en los cursos de la Educación Primaria, Secundaria y Formación Profesional Básica. Asimismo, será beneficiario del Programa el alumnado con Necesidades Educativas Especiales que esté matriculado en los cursos del período de Formación Básica de carácter obligatorio.

Por otro lado, el delegado de Educación, Antonio José López, ha señalado que el alumnado está obligado a garantizar un uso adecuado y cuidadoso de los libros de texto, devolver los libros al centro una vez terminado el curso, o en el momento de la baja en caso de traslado, y reponer aquellos libros extraviados o deteriorados malintencionadamente. Asimismo, los centros educativos tienen a disposición de las familias que lo soliciten un impreso de renuncia voluntaria al programa para el alumnado que no desee formar parte de él.

Cada año, la Consejería de Educación publica las Instrucciones de la Dirección General de Participación y Equidad sobre el programa de Gratuidad de los libros de Texto, en las que se recoge los cursos escolares a los que les corresponde renovar los  libros de texto a través del cheque libro. 

En el proceso de adquisición de los libros dentro del programa de gratuidad se deben seguir los pasos siguientes: Durante el mes de junio los centros docentes sostenidos con fondos públicos seleccionan y aprueban la relación de libros y materiales curriculares que se utilizarán a partir del curso siguiente.

Tanto a finales de junio para Primaria, como de principios de septiembre para la ESO, las familias de los alumnos y alumnas que ese año deban adquirir libros de texto nuevos recibirán un cheque-libro. Dicho cheque sólo podrá emplearse para comprar los libros de texto designados como tales por el centro docente. 

Las familias podrán adquirir los libros de texto en cualquier establecimiento de su elección, canjeándolos por el cheque-libro debidamente cumplimentado y los establecimientos comerciales remitirán a los centros escolares las correspondientes facturas para su abono.