Lunes 16.12.2019
Cordoba Hoy

SINDICATOS

Un informe de CCOO refleja la precaria situación laboral de la juventud

El sindicato recuerda que la población joven andaluza sufre una tasa de paro del 31%, diez puntos por encima de la media estatal, un dato que evidencia el abandono de los gobiernos estatal y autonómico a este segmento de la población

Un informe de CCOO refleja la precaria situación laboral de la juventud

La secretaria de Juventud de CCOO de Córdoba, Mar Ávalos, ha presentado hoy en Córdoba el informe sobre la situación laboral de la juventud andaluza, que cada año elabora el sindicato y que en esta ocasión hace un repaso de los diez últimos años, un repaso que pone en evidencia que la precariedad se ha cebado con las personas jóvenes, que sufren una tasa de paro del 31%, -diez puntos por encima de la medida estatal-, un índice de temporalidad del 56’4%, que alcanza el 78’8% en el caso de las personas menores de 25 años, y solo un 4,5% de contrataciones indefinidas en 2018 entre menores de 30 años. 

Ávalos señaló que “han pasado diez años de la crisis que junto a las reformas laborales han precarizado la inserción en el mundo del trabajo y las propias condiciones laborales de varias generaciones, reduciendo las posibilidades de desarrollar un proyecto de futuro con garantías para la juventud andaluza” que “se está viendo obligada a marcharse en busca de oportunidades”.

De hecho, el informe constata una disminución de la población joven (En Córdoba se ha pasado de 206.014 personas menores de 35 años en 2013 a 179.576 personas en 2018) que se debe a tres causas fundamentales: un descenso de la natalidad, la migración por falta de oportunidades y buenas condiciones laborales y la prolongación de los estudios para mejorar las posibilidades de empleo.

“El empleo creado en los últimos años es en su mayoría precario” y “la población joven andaluza presenta mayor temporalidad en todos los tramos de edad en comparación con el conjunto nacional”, apunta Ávalos quien remarca que los contratos indefinidos suponen solo el 4,5% de los que firman las personas jóvenes y eso a pesar de estar bonificados. En Córdoba, durante todo el 2018, solo se firmaron 1.298 contratos indefinidos bonificados a menores de 35 años, muchos de los cuales eran conversión de contratos temporales en indefinidos, es decir, no contratos nuevos.

En el caso de las mujeres los datos son aún más negativos. “De las mujeres en edad activa, el 28% está en paro y la mayor parte tienen contratos a tiempo parcial”, dijo Ávalos

Todo ello, unido a una parcialidad que hace que una de cada dos personas jóvenes que trabaja lo haga con un contrato por horas, “evidencia de que la juventud ha sido la gran olvidada de los gobiernos en los últimos años en España y en Andalucía”, critica la responsable sindical.

Por otra parte, Mar Ávalos afirmó que “nos preocupa que el fraude en la contratación a la gente joven sea lo normal y que estén abocados a una contratación temporal y parcial, o que el autónomo sea la única opción”. En este sentido, comentó que CCOO está llevando a cabo la campaña ¿Becas o trabajas? “La juventud, ya sea por desconocimiento o por falta de experiencia, tiene mayor riesgo de sufrir abusos laborales. De ahí esta campaña para informar a la gente joven de las condiciones que deben tener las becas y las prácticas laborales”.

La alta tasa de siniestralidad entre la población joven es otra de las cuestiones que preocupan al sindicato. Sobre esta cuestión, la secretaria de Juventud explicó que la mayor tasa de accidentes entre las personas trabajadoras menores de 35 años se debe a dos factores fundamentales: la precariedad del empleo y la falta de formación.

La dirigente sindical tiene claro que las reformas laborales son las “máximas responsables de haber puesto a las personas jóvenes en un callejón sin salida que les impide tener expectativas”, de ahí que haya insistido en la necesidad de acabar con ellas. También ha culpado de la situación a los recortes en educación y en becas (más de 15 millones) y ha criticado que las becas Extenda lleven cuatro años paralizadas en Andalucía. 

CCOO ha reclamado ante ello un Plan integral para juventud andaluza que tenga como reto principal acabar con los problemas de paro, precariedad, y de vivienda, y ha requerido al Gobierno que evalúe la eficacia de medidas puestas en marcha como la garantía juvenil “que tiene 400.000 inscritos -40.174 de ellos en Córdoba- y solo 500 contratos”, o la tarifa plana, “porque la mayoría de las personas jóvenes que hacen uso de ella se encuentran con que tienen que cerrar la empresa en los primeros meses”. Igualmente, ha reivindicado cumplimiento y vigilancia del Estatuto de la persona becaria, “porque si la Junta está dando dinero para ello queremos hablar de sus condiciones en la empresa”, ha dicho la secretaria de Juventud cordobesa.

Comentarios