viernes 07.08.2020

EN LA PRISIÓN DE CÓRDOBA

Un preso mantiene una huelga de hambre para que se excarcele a otro con VIH

Va por su jornada 18, mientras que el enfermo tuvo que abandonar la protesta después de 13 días por la afectación a su estado de salud

Prisión de Alcolea
Prisión de Alcolea
Un preso mantiene una huelga de hambre para que se excarcele a otro con VIH

El pasado 11 de septiembre, dos presos internados en la cárcel de Córdoba iniciaron una huelga de hambre para denunciar la situación en la que se encontraba uno de ellos, que padece una enfermedad grave e incurable por VIH en fase avanzada, hepatitis crónica, linfoma no hodgkin y discapacidad del 74%. Por la afectación importante que le estaba suponiendo a su estado de salud, éste decidió abandonar tras 13 días la huelga de hambre, según informa en un comunicado APDHA. 

No obstante el otro preso, en huelga solidaria, continúa al día de hoy, 18 jornadas después, tras haber perdido más de 12 kilogramos. La prisión decidió castigarle con su internamiento en una celda de aislamiento, consiguiendo así separar a ambos presos, a raíz de presentar una instancia en la que argumentaba el maltrato dispensado al interno enfermo. No parece muy razonable que un preso en huelga de hambre deba además de cumplir una sanción de aislamiento y menos aún en una celda “oscura”.

Al Defensor del Pueblo y en el Congreso

Ambos pretendían que la prisión cumpliera la circular que obliga a valorar una posible excarcelación. Ésta debe iniciarse cuando el preso se encuentre en estadio C de la VIH, es decir, en fase avanzada. Tras las comunicaciones a Defensores del Pueblo estatal y andaluz, así como representantes políticos, éstos han pedido las explicaciones oportunas al Gobierno. 

En concreto, la senadora por Andalucía de Podemos y representantes por Córdoba al Congreso de los partidos Ciudadanos y PSOE, han formulado preguntas parlamentarias al Gobierno. Todos ellos han preguntado al Gobierno si son ciertos los hechos denunciados de existencia de enfermedad grave y sanción a un preso en huelga de hambre en una celda con rejillas adicionales electrosoldadas que impiden el paso de la luz.