Viernes 22.06.2018

EL HOSPITAL ACERCA LOS RECURSOS AL ÁMBITO ASISTENCIAL MÁS PRÓXIMO AL USUARIO

El Hospital Reina Sofía realiza ecografías en Castilla del Pino para mejorar la accesibilidad a la población infantil

Esta medida, que se acaba de poner en marcha, pretende realizar estas pruebas a los niños evitando el estrés o impacto negativo que se asocia visitar un centro hospitalario. 

 Cristina Pulido, Lucía Izquierdo, Josefina Vicente Rueda, Raquel Muñoz y Belén Martínez, son especialistas y residentes de la sección de infantil de la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico del Hospital Reina Sofía
Cristina Pulido, Lucía Izquierdo, Josefina Vicente Rueda, Raquel Muñoz y Belén Martínez, son especialistas y residentes de la sección de infantil de la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico del Hospital Reina Sofía
El Hospital Reina Sofía realiza ecografías en Castilla del Pino para mejorar la accesibilidad a la población infantil

El Hospital Universitario Reina Sofía ha incorporado recientemente la realización de ecografías infantiles en el Centro de Especialices Castilla del Pino, a fin de minimizar el impacto negativo que puede generar en los menores la visita a un centro hospitalario. Con esta medida, el hospital acerca los recursos al ámbito asistencial más próximo al usuario, como es la Atención Primaria. Precisamente, en el edificio del Castilla del Pino se ubican consultas de diferentes especialidades y también de Atención Primaria.

Para ello, cada lunes (en horario de mañana) especialistas de la sección de infantil de la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico del Hospital Reina Sofía se desplazan al Centro Castilla del Pino para realizar allí las ecografías programadas. Hace un par de semanas se implantó esta medida dirigida a menores de hasta 14 años. Se estima que al año, los radiólogos atiendan en esta consulta a más de 700 pacientes.

Según ha destacado el responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico, Francisco Triviño, “aunque la ecografía no es una prueba invasiva ni agresiva, el hecho de realizarla en las instalaciones de un hospital genera cierta intranquilidad y estrés en el niño. Por ello, pensamos que si acercábamos este recurso al nivel asistencial con el que están más familiarizados, como es un centro de salud, tanto ellos como sus familias se sentirían más cómodos”.