sábado 30.05.2020
Cordoba Hoy

SANIDAD PÚBLICA

El Reina Sofía crea una unidad específica de atención a pacientes más graves tras una operación

El servicio de Anestesiología y Reanimación impulsa la creación de este nuevo espacio que persigue ofrecer una atención más especializada a unos 1.000 pacientes al año que tienen que someterse a una operación compleja
 
Visita de María Jesús Botella al Reina Sofía
Visita de María Jesús Botella al Reina Sofía
El Reina Sofía crea una unidad específica de atención a pacientes más graves tras una operación

El Hospital Universitario Reina Sofía ha puesto en marcha una nueva área para atender de forma más especializada a los pacientes que tienen que someterse a una intervención quirúrgica con alto grado de complejidad. Concretamente, el servicio de Anestesia y Reanimación del centro ha impulsado la creación de un nuevo espacio: la Unidad de Críticos Postquirúrgicos en la que se ofrecen cuidados especializados a este perfil de pacientes.

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha visitado la nueva unidad acompañada por la directora gerente del hospital, Valle García y los directores asistenciales del centro Francisco Triviño y Rocío Segura. La delegada ha podido conocer el nuevo área que se encuentra en la planta primera del Hospital General, próximo al área de Reanimación y anexo al bloque quirúrgico.

Según ha podido explicar la directora de la Unidad de Anestesia y Reanimación, Pilar Pérez Navero, se trata de una ubicación clave de forma que el paciente tenga que recorrer el menor espacio posible desde el quirófano y pueda así recibir lo antes posible los cuidados necesarios para su recuperación tras la operación. Aunque en el resto de edificios también se realizan intervenciones quirúrgicas (Hospital Provincial -7.000-, Materno Infantil -5.000- y Los Morales -6.000-) es en el Hospital General donde se desarrollan las operaciones más complejas (un 10 y un 12% de las 8.000 que se realizan al año).

La unidad está especializada en la valoración y el tratamiento de aquellos pacientes postoperados de cirugías de máxima complejidad que se realizan en el Hospital Reina Sofía en especialidades como Neurocirugía, Cirugía Vascular, Torácica, Hepatobiliar u Oncológica Peritoneal, entre otras, y que precisan terapias intensivas.

Hasta ahora, los pacientes intervenidos pasaban del quirófano al área de Reanimación y de allí, una vez se habían recuperado y estabilizado, eran ingresados en la planta de hospitalización correspondiente. A partir de ahora, los pacientes con intervenciones más complejas pasarán a la nueva unidad y, de allí, a planta, sin necesidad de pasar por el área de Reanimación existente.

Características

La Unidad de Críticos Postquirúrgicos es un área con capacidad para ocho puestos, dos de los cuales ofrecen posibilidad de aislamiento a fin de dar respuesta a las situaciones clínicas de determinados pacientes que, tras su operación, necesitan un espacio con características de protección específicas para una adecuada recuperación. Este espacio se suma al Área de Reanimación existente en el hospital, con capacidad para 16 camas, y que también ha sido reformada en los últimos años.

Está dotada con la tecnología avanzada como respiradores versá́tiles que permiten su uso en distintas modalidades de ventilación, ventilación no invasiva, ecografía cardíaca y pulmonar, monitorización hemodinámica invasiva o protocolos funcionantes para el tratamiento de dolor postoperatorio, entre otros. Cuenta también con luz natural y equipamiento específico para determinados perfiles de pacientes como por ejemplo, una cama especial para personas ocn obesidad mórbida (el Hospital Rena Sofía es uno de los que más actividad realiza en Andalucía en este área. 

Además, ofrece una atención continuada desde el quirófano 24 horas todos los días y, su funcionamiento, corre a cargo de un grupo multidisciplinar de profesionales del servicio de Anestesiología y Reanimación.

Gracias a este nuevo espacio, el hospital puede dar una atención de mayor calidad a los más de 1.000 pacientes cuya situación clínica requiere cada año una intervención de alta complejidad. Este tipo de intervenciones, al ser un hospital de tercer nivel, se van incrementando cada año gracias a la cualificación de los profesionales que, en muchos procedimientos, son referentes a nivel nacional.

El Hospital Reina Sofía apuesta por iniciativas como ésta que permiten ofrecer la mayor calidad asistencial posible, de forma personalizada y teniendo en cuenta las diferencias clínicas entre pacientes, ya que no todas las personas que tienen que someterse a una intervención quirúrgica requieren los mismos cuidados para su recuperación tras la misma.

Comentarios