Viernes 18.10.2019

CORRESPONDIENTES LA CAMPAÑA DE LA RENTA 2016

Hacienda ha devuelto a los contribuyentes cordobeses más de 132,8 millones de euros

Del total de 246.035 declaraciones con devolución reclamadas se han abonado 240.345, es decir el 97,69 por ciento

Sede de la Delegación de Hacienda en Córdoba que está en obras actualmente
Sede de la Delegación de Hacienda en Córdoba que está en obras actualmente
Hacienda ha devuelto a los contribuyentes cordobeses más de 132,8 millones de euros

La Agencia Tributaria ha realizado ya, a fecha de 29 de diciembre, el 96,9% de las devoluciones correspondientes a la campaña de la renta 2016, de tal forma que, a cierre del año pasado, más de 13.618.000 declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) habían obtenido ya su devolución. El importe global devuelto suma 9.319 millones de euros, el 93,2% del total solicitado.

En la provincia de Córdoba se han presentado un total de 337.433 declaraciones de 2016, es decir, un 0,55% más que para la campaña de la declaración de la renta de 2015, cuando hubo 335.603 presentaciones. De ese total, 246.035 solicitaban una devolución y de éstas Hacienda ha pagado ya 240.345, es decir el 97,69%. En dinero contante y sonante lo solicitado asciende a 141.195.000 euros, y se ha pagado ya 132.876.000 euros, es decir, el 94,11 por ciento.

Si en 2015 se realizaron en la provincia 245.584 devoluciones pagadas por un importe de 141.072.000 euros, a día de hoy la variación es un -2,13% menos, si bien la comparativa es entre una campaña completa y otra que falta por rematar. En cuanto a la cifra devuelta, la campaña de 2016 es un 5,81% inferior a lo entregado por el Ministerio a los contribuyentes cordobeses para la campaña de 2015.

Volviendo a las cifras nacionales, las declaraciones presentadas en la pasada campaña de renta han sido un total de 19.728.000, lo que supone casi 176.000 más que el año anterior, con lo que se confirma la sostenida recuperación del número de declarantes de IRPF iniciada en el año 2015. 

Se confirma igualmente también un nuevo incremento en el número de presentaciones por internet, alcanzando ya la cifra de 17.355.000 declaraciones, el 88% del total. Hace seis años (IRPF 2010, presentado en 2011), cuando la Agencia Tributaria comenzó a reforzar las medidas para potenciar la vía telemática como fórmula principal de confección y presentación de declaraciones, la proporción no llegaba al 50%, de manera que en este periodo el peso de internet ha crecido en 38 puntos. 

‘Renta Web’ como dinamizador de la campaña 

La completa implantación este año de ‘Renta Web’ como herramienta universal que ofrece la Agencia Tributaria para la gestión de todas las declaraciones supone la culminación de la estrategia iniciada hace seis años con la puesta en marcha del servicio REN0 para la obtención del borrador por internet, y que pretendía una aceleración de las presentaciones que facilitara un proceso equivalente en las devoluciones, de forma que más contribuyentes pudiesen presentar antes y obtener, por tanto, con más rapidez su devolución. 

En este sentido, en los dos primeros meses de esta última campaña se han presentado un 43% más de declaraciones que hace seis años y se han incrementado las devoluciones un 35%. Ya más de la mitad de las declaraciones previstas se presentan en esos dos primeros meses de campaña. 

Pese a la caída que se ha producido esta última campaña en las solicitudes de devolución, tanto en número (-3,9%) como en importe (-8,8%), las devoluciones efectivamente realizadas a los contribuyentes hasta la fecha están descendiendo en menor medida (-3,4% en número y -8,7% en importe). 

El descenso en las solicitudes de devolución tiene como contrapartida un sensible incremento en las declaraciones a ingresar. En esta evolución de las declaraciones a ingresar y a devolver que difiere de la inicialmente prevista han influido dos factores; por un lado, una evolución más positiva de la prevista en el sector inmobiliario, tanto en relación con ganancias patrimoniales, como en lo referente a arrendamiento; y, por otro, a un mantenimiento en 2016 del efecto de la reforma fiscal, que ha permitido que más contribuyentes no tengan que hacer la declaración.