Miércoles 17.10.2018

EL PLENO NO APRUEBA LA PROPUESTA DEL PARTIDO POPULAR

No habrá consulta popular sobre el cambio del nombre de calles franquistas

En concreto, Ganemos, Izquierda Unida y Partido Socialista han votado en contra, frente a Ciudadanos, UCOR y el Partido Popular que ha votado a favor. 

Salvador Fuentes y José María Bellido
Salvador Fuentes y José María Bellido
No habrá consulta popular sobre el cambio del nombre de calles franquistas

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha rechazado la propuesta del PP de iniciar los trámites para llevar a cabo una consulta popular sobre el cambio del nombres de calles franquistas de la ciudad, entre las que se encuentran calle José Cruz Conde, conde de Vallellano, Cañero, o Cronista Rey Díaz. En concreto, Ganemos, Izquierda Unida y Partido Socialista han votado en contra, frente a Ciudadanos, UCOR y el Partido Popular que ha votado a favor. 

El teniente alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, ha explicado que la Comisión de Presidencia ya dictaminó en su momento que esta consulta no saldría adelante, aún así, se necesita el consenso del Pleno. Así, ha reiterado su punto de vista negativo, “porque este tipo de consulta iría en contra de la Ley”.

En representación del Grupo Mixto, Rafael Serrano Haro, ha explicado que “en temas importantes de la ciudad habría que existir consenso”. Sin embargo, sobre el cambio de nombres de calles, “no es así”, ha lamentado. Así, para el Grupo Mixto, “la aplicación de la norma es excesiva y esta polémica por cinco calles no hace bien a nadie”. Según ha explicado Serrano Haro, “existen muchas dudas sobre la aplicación de la Ley de Memoria Histórica”. Dese UCOR , de esta forma, quieren defender la participación de los cordobeses en muchos asuntos, “aunque parece que en algunos aspectos no se quiere”. Con esto, el Grupo Mixto ha aprobado la realización de esta consulta popular. 

Vilches Quesada, en representación de Ciudadanos, han afirmado “con absoluta rotundidad el total apoyo a las exhumaciones y el desacuerdo en el cambio del nombre de calles”. Así, el grupo de Ciudadanos propone el traslado de esta consulta hasta que la Junta de Andalucía elabore el reglamento para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Según este grupo político, “la recogida de firmas no sirve de nada y estos temas tienen que tener el consenso de todos los grupos políticos”. Aún así, si el debate de hoy es si debe hacer una consulta o no, “Ciudadanos dice que sí”

Ganemos Córdoba, Rafael Blázquez ha recordado que el Partido Popular “ya mostró los detalles de los que pensaba con un documento de 14 folios unos minutos antes de que se presentase el dictamen de la comisión, “por lo que no hay interés de conciliación”. Blázquez, además, ha criticado que el Partido Popular “sólo defienda el cambio de cinco de las 15 calles que habría que cambiar según la comisión”.

Según Blázquez, “se están planteando méritos sobre las personas a las que no hay que cambiar el nombre, no estamos juzgando a nadie, la comisión sólo tenía que identificar personas que hubiesen colaborado con el franquismo y esto es lo que se está haciendo”. Desde Ganemos van más allá y propone que se sustituyan los 15 nombres de las calles por el de “mujeres de cultura de vida y de paz”.

El portavoz del Partido Popular, José María Bellido, ha aclarado que no es que este grupo no quiera cumplir la Ley, “sino que entienden que estas calles no están afectadas por la Ley de Memoria Histórica de Andalucía”. Tal y como ha afirmado Bellido, cuando no existe un acuerdo, el reglamento de Participación Ciudadana “establece la elaboración de consultas para discernir que es lo que se hace finalmente”.  Además, se ha hecho entrega de 8.280 firmas. 

El portavoz de Izquierda Unida, Pedro García, ha recordado las frases del presidente del Gobierno Mariano Rajoy que afirmaba que "la alternativa a no cumplir la ley es la nada, España es un Estado de derecho y aquí se cumple la ley". 

A su vez, ha defendido el diagnóstico de los profesionales que han elaborado la Ley de Memoria Histórica. A su vez, ha defendido el diagnóstico de los profesionales que han elaborado la Ley de Memoria Histórica. "Ya es hora de que en este país se deje de hacer apología del franquismo y está más que demostrado que las personas de las que se quiere retirar el nombre de las calles participaron en el genocidio de la Guerra Civil". 

El grupo socialista, a través de su portavoz, Carmen González, ha reiterado que el acatamiento de la Ley "no tiene porque someterse a ningún referéndum".  Además de la intervención del  en el Pleno han intervenido cuatro representantes de que ocupan cargos en asociaciones relacionadas con la Memoria Histórica. Así, Luis naranjo cordobés, presidente del foro para la Memoria Histórica de Córdoba, ha dejado claro que desde su órganización "apoyan el dictamen de la comisión del Ayuntamiento cordobés y exigen que se aplique de forma inmediata porque supondrá el reconocimiento la dignidad de las víctimas del franquismo”. Asimismo, ha recordado que las leyes están para cumplirlas todas y está aprobada por el Parlamento Andaluz, "por cumplimiento de la Ley y por vergüenza democrática hay que cumplirla de forma inmediata". Para Naranjo, "las víctimas del franquismo siguen siendo humilladas cuando pasean por las calles y siguen viendo el nombre de franquicias".

Ignacio Muñiz Jaén, del sindicato CNT, ha recordado que este sindicato solicitó entrar en la comisión y se le negó. Sin embargo, han querido valorar el informe: "De los muchos temas sangrantes que dibujan la infamia, lo fundamental es la exhumación de las fosas y la recuperación de los documentos con referente a todo lo documentado en la cárcel de córdoba, las calles no es fundamental". Lo que sí le extraña Naranjo es de que parece que  el Partido Popular "quiere mantener las heridas abiertas". 

Laura Ortiz, en representación del círculo de la Memora de Podemos en Andalucía, ha afirmado que la comisión municipal ha hecho un trabajo indiscutible. "Lo curioso es como ha actuado el PP, porque a través de herramientas aprobadas por la democracia han llevado a cabo una consulta a los ciudadanos para instar al incumplimiento de la ley, a la desobediencia y al desorden".