Lunes 28.05.2018
Cordoba Hoy

TRIBUNALES

El fiscal rebaja de siete a dos años la pena de cárcel a un varón por apuñalar a otro al discutir

El lesionado reclama por estos hechos, valorados en unos 1.700 euros.

El fiscal rebaja de siete a dos años la pena de cárcel a un varón por apuñalar a otro al discutir

La Fiscalía ha rebajado de siete a dos años la pena de cárcel para el hombre de 52 años y nacionalidad peruana que apuñaló a otro varón en una discusión en una casa de la capital cordobesa, de manera que lo acusa de un delito de lesiones con la atenuante de embriaguez y reparación del daño, después de que inicialmente lo hacía por un delito homicidio en grado de tentativa.

En el juicio de la Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba, visto para sentencia, el procesado ha declarado que no tuvo "ningún altercado" con el afectado, al tiempo que ha manifestado que no se acuerda "de nada" al ser preguntado por la agresión, porque estaba "mareado" al haber bebido varias cervezas.

Mientras tanto, el perjudicado ha aseverado que estaban "bebidos" y el acusado le apuñaló "en la zona del cuello", sin trascender nada más sobre los hechos.

Al respecto, el Ministerio Público ha elevado a definitivas sus conclusiones con modificaciones como las citadas en cuanto a la petición de pena y a ellas se han adherido tanto la acusación particular como la defensa.

Según recoge la calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 19,00 horas del día 24 de julio de 2016 cuando el procesado se encontraba en su domicilio en compañía de unos amigos, entre ellos el perjudicado, y estaba "gravemente afectado por la ingesta de bebidas alcohólicas".

De este modo, en un momento determinado se inició una discusión entre ambos y el acusado "le asestó una puñalada en el cuello e intentó una segunda que no le alcanzó al coger la víctima el cuchillo con su mano".

No obstante, como consecuencia de la agresión, el otro varón ha sufrido distintas lesiones para cuya sanidad precisó tratamiento quirúrgico y le han quedado como secuelas dos cicatrices. El lesionado reclama por estos hechos, valorados en unos 1.700 euros.