Domingo 19.01.2020
Cordoba Hoy

TRAS LA SENTENCIA CONTRA 'LA MANADA'

Cientos de personas visibilizan en la calle el 'machismo' de la justicia

Libres y Combativas junto al Sindicato de Estudiantes organizan una protesta en Las Tendillas

Concentración en la Plaza de Las Tendillas
Concentración en la Plaza de Las Tendillas
Cientos de personas visibilizan en la calle el 'machismo' de la justicia

El Sindicato de Estudiantes y el colectivo Libres y Combativas han logrado reunir en la Plaza de Las Tendillas, pese a las dificultades de organización que hay en Córdoba, a varias centenas de personas (500, según la organización) para protestar contra la sentencia a los miembros de 'La Manada' por abuso y no por violación, sólo por el hecho de que su víctima presuntamente no se resistió.

Entre los que acudieron a protestar estaban 'Las Kellys' (el colectivo de camareras de hote), las 'Espartanas' de Coca-Cola o Susana Guerrero, quien ha enviado un saludo de apoyo a las manifestantes que se han concentrado a nivel nacional.

El colectivo Libres y Combativas tan sólo lleva un año funcionando y en Córdoba su número no es muy elevado, por lo que ha tenido que salir al paso como ha podido de los problemas de organización, especialmente haciendo uso de las redes sociales y llegando a una parte importante de los institutos para dar la respuesta a la sentencia que el colectivo cree que se merece: Un honor abucheo.

De igual modo, se ha logrado aprovechar la fuerza que ahora mismo ha cobrado el movimiento feminista para desvelar que "la justicia patriarcal está legalizando de facto lo que es la violación, porque si cada vez que una mujer es violada si se entra en pánico y no se resiste directamente es abuso y eso no puede ser", ha señalado Curro Muñoz, miembros de Libres y Combativas.

Ejemplo de ello es el caso de Nagore Laffage Casasola, quien se resistió, o también el caso reciente de un hombre que ha violado a su sobrina que tenia 16 años y como ella no se resistió se le ha acusado de abusos y no de violación. 

Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes tienen el mismo germen original: Izquierda Revolucionaria. Y ahora se vio la necesidad de crear una plataforma que unificase todas las luchas feministas que había y sobre todo que le diera una perspectiva de clase, "porque consideramos que no sufre la misma represión y el mismo nivel de machismo Hillary Clinton o Esperanza Aguirre que nuestra hermana, prima o amiga", añade la misma fuente.

En cualquier caso, "el machismo afecta a todas, aunque se sufre de manera distinta", y en este caso la que peor lo pasa es "la mujer de la clase trabajadora", porque son las que tienen que abandonar el trabajo para cuidar de los hijos, cobran menos por la brecha salarial y cuentan en general con menos recursos para sobrevivir como sea y están más afectadas por el machismo. 

ESTUDIANTES 2