Lunes 28.05.2018
Cordoba Hoy

DENUNCIA DE PODEMOS Y GANEMOS CÓRDOBA

Un juego para denunciar un "paraíso fiscal" de la Iglesia en Córdoba

En La Corredera se ha realizado una parodia de 'El Precio Justo' sobre el valor de lo que ha dejado de pagar la Iglesia en IBI por casi 400 bienes que no están relacionados con el culto

Parodia de El Precio Justo sobre el IBI impagado de la Iglesia por sus inmuebles
Parodia de El Precio Justo sobre el IBI impagado de la Iglesia por sus inmuebles
Un juego para denunciar un "paraíso fiscal" de la Iglesia en Córdoba

Ganemos y Podemos Córdoba han desarrollado en el día de hoy en la Plaza de La Corredera una acción de calle con una recreación del concurso 'El Precio Justo', con el fin de denunciar "los abusos fiscales de la Iglesia en todo el Estado que en nuestra ciudad se traduce en casi 400 inmuebles entre solares, locales comerciales, cocheras, viviendas que no están dedicados al culto y con los que se lucran a través del alquiler principalmente", ha informado el coportavoz de Ganemos, Paco Molina.

La actividad se ha realizado con motivo de la moción que presenta el grupo de Ganemos para "derogar el entramado legal que existe y que privilegia principalmente a la Iglesia, aunque también a otras fundaciones y asociaciones, por el que en nuestra ciudad la Iglesia no paga más de un millón de euros en IBI", ha indicado el concejal. Molina ha recordado que otro de los acuerdos que se proponen a Pleno es la "compensación económica del Estado mientras no se deroguen estas leyes que privilegian a la Iglesia y suponen una competencia desleal".

Por su parte, la coportavoz del CCM de Podemos Córdoba, Ana Navas, ha recordado que todos estos privilegios son un "paraíso fiscal, porque la mayoría de los edificios que poseen no están dedicados al culto, sino a actividades económicas por los que no pagan un IBI, que todos los cordobeses pagamos religiosamente y que este Ayuntamiento está permitiendo".

Navas ha explicado que la actividad premiaba "con un kit de privilegios" a quienes se más se aproximaban al precio exacto que debería estar pagando la institución eclesiástica por algunos de los inmuebles, como por ejemplo un edificio completo de viviendas, oficinas y local comercial en el número 2 de la calle Morerías, cuya cantidad asciende a unos 5.000 euros al año.