Sábado 15.12.2018
Cordoba Hoy

LA VÍCTIMA DEL DESAHUCIO TIENE 68 AÑOS Y ERA EMPRESARIO DE LA CONSTRUCCIÓN

Anfane logra frenar un desahucio "a vida o muerte"

Según explican desde Anfane, cuando los representantes del juzgado se han personado en la vivienda, el afectado les ha dicho que el día del lanzamiento le “encontrarán colgado con un cable de acero” que, incluso, les ha enseñado 

Imagen de desahucio
Imagen de desahucio
Anfane logra frenar un desahucio "a vida o muerte"

Desde hace varios años son muchas las plataformas que luchan, día a día, por garantizar a las familias cordobesas un derecho fundamental: el de la vivienda. Tener un techo en el que resguardarse y una cama en la que dormir o, incluso, una mesa en la que poder comer cada día ha llegado a convertirse en un auténtico lujo, después que la crisis económica de finales de los 2.000 provocase un cambio radical en la vida de muchas personas que, quizás por desconocimiento o por coger un barco que en el aquel momento no correspondía, se han visto conducidas a las puertas de la más absoluta de las desesperaciones. 

Entre estos salvadores se encuentra la Asociación Nacional de Familias Necesitadas (Anfane) y en esta capital luchan día a día por garantizar este derecho fundamental. Son decenas de casos a los que se enfrentan cada día, “con la esperanza de poder echar una mano y evitar que muchas familias se queden finalmente en la calle”, explica el presidente de esta asociación, Rafael Cidres. 

Precisamente, en esta organización hoy están de celebración porque han logrado paralizar un desahucio de un cordobés de 68 años que podría haber perdido su vivienda mañana, día 10 de julio. Este vecino de la capital cordobesa “es una víctima más de la crisis económica” que ha visto como todo lo que tenía ha ido desapareciendo en los últimos años. 

Tenía dos empresas de construcción 

En concreto, el afectado por el desahucio llevaba residiendo en su vivienda desde el año 1991, más de 27 años, y contaba con dos empresas constructoras –el sector que más se vio afectado por la crisis económica- que tuvo que cerrar a finales de la primera década de los 2.000. La ruina económica que motivó el cierre de estas empresas se tradujo en el proceso de ejecución hipotecaria que la entidad bancaria BBVA inició en el año 2010 sobre la vivienda de este cordobés. Después de más de ocho años intentando buscar una solución a este problema, el pasado día 18 de junio, desesperados, la familia de este ex-empresario acudió a Anfane buscando el apoyo de la organización.

“Llegaron a la asociación con un margen de tiempo muy reducido, muy próximo al lanzamiento de la vivienda, así que nos tuvimos que poner a trabajar rápidamente”, explica Cidres. Uno de los principales problemas con el que se encontraron desde Anfane fue que este cordobés, víctima del proceso de ejecución presupuestaria, tenía puesta su vivienda a nombre de la sociedad bajo la que estaban amparada sus dos empresas, por lo que “teóricamente” no podía acogerse al Real Decreto de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios.

Había que demostrar que el afectado residía en la vivienda 

Por este motivo, tal y como explica el presidente de Anfane, “el primer paso era demostrar que esta vivienda estaba habitada por una persona física, a pesar de que estuviese a nombre de una sociedad”. Así, trabajando conjuntamente con el abogado defensor de este cordobés, enviaron un escrito al juzgado en el que, a través de las escrituras de la vivienda, el certificado de empadronamiento o su certificado de pensión, demostrasen que esta víctima residía en la vivienda. 

Sin embargo, el problema de este cordobés va más allá. Y es que, tal y como aclara Cidres, “sufre un trastorno mental complejo caracterizado por cambios del estado de ánimo”, certificado médico que, también, presentaron ante el juzgado. Además, “está divorciado y parte de su pensión está dirigida a su exmujer”, por lo que tampoco le queda, apenas, sustento económico mensual. 

Una vez recibido el escrito, el juzgado se persona en la vivienda de este señor, para certificar todo lo entregado por el abogado defensor de la víctima del fallido desahucio y Anfane. Una vez allí, y tal como refleja el auto del juzgado, pueden comprobar que efectivamente la vivienda está habitada por este señor que, al ver a los representantes judiciales, les dice que el día del lanzaminento le “encontrarán colgado con un cable de acero” e, incluso, les llega a enseñar el cable. 

Logran frenar el desahucio pero, ahora, hay que seguir luchando 

“Con todo esto es era de suponer que el juzgado - viendo la situación de este señor- paralizase el proceso de lanzamiento de la vivienda”, explica Cidres, y efectivamente, así ha sido. Anfane ha logrado paralizar este desahucio y, ahora, este cordobés "podrá estar tranquilo, al menos hasta el próximo mes de octubre, tiempo aproximado en el que los abogados de la entidad bancaria podrían solicitar una revisión del caso". 

Desde Anfane, ahora, comenzarán un nuevo proceso para garantizar a este cordobés una solución a largo plazo y acabar finalmente con la amenaza del desahucio que, desde otro punto de vista, también está amenazando la vida de este hombre. 

Comentarios