MAETZU CONSIDERA “ABSURDO” QUE SÍMBOLOS PROPIOS DE LA IGLESIA CATÓLICA OCUPEN ESPACIOS DE LA MEZQUITA"

El Defensor del Pueblo Andaluz apuesta por una gestión conjunta de la Mezquita-Catedral 

Maetzu divide el edificio en dos partes: la Mezquita, que sería gestionada por un órgano civil; y la Catedral, que sería llevada por la Iglesia Católica. 

MEZQUITA POR DENTRO
MEZQUITA POR DENTRO

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maetzu apuesta por que el monumento de la Mezquita-Catedral "sea gestionado de una forma conjunta". Según ha aclarado esta mañana en el Centro de Recepción de Visitantes (CRV), edificio muy cercano al de la Mezquita-Catedral, el templo debería estar llevado por dos órganos: “por un lado, uno de responsabilidad civil, y por otro, la Iglesia Católica”. Y es que para Maetzu el edificio está dividido en dos partes: la Mezquita y la Catedral “y ambos espacios deben ser gestionados de forma distinta, evitando la invasión de una a otra”. 

Para llevar a cabo este proyecto habría que crear un órgano, formado por expertos, que pudiese regular los eventos que se producen en este edificio, “con independencia de la liturgia de la Iglesia Católica”. Maetzu, además, considera “absurdo” que símbolos propios de la Iglesia Católica ocupen espacios de la Mezquita -como ha ocurrido con la instalación de la Carrera Oficial de Semana Santa en este espacio-. 

Ahora, según ha explicado el Defensor del Pueblo, hablará con la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, para conseguir que, con su ayuda, “convivan estas dos realidades y que no haya invasiones y conflictos de una a la otra”. Es más, ha afirmado que “ya está dando los pasos necesarios para esa gestión”. Maetzu, además, ha puesto como ejemplo la Alhambra, “que está gestionada por órganos civiles”.