CONDICIONES LABORALES EN EL AYUNTAMIENTO

La CTA planta a la mesa de negociación y acusa al gobierno municipal de ningunear a los trabajadores

Los representantes sindicales lamentan la falta de interés mostrada por la parte empresarial tanto por la falta de documentación para tratar los puntos, la hora de la convocatoria y obviar puntos de interés para la parte social

Protesta de trabajadores ante el Ayuntamiento de Córdoba
Protesta de trabajadores ante el Ayuntamiento de Córdoba

Las negociaciones entre los sindicatos del Ayuntamiento y el Área de Recursos Humanos y Salud Laboral y Movilidad, que preside María José Moros, no sólo no avanzan, sino que van marcha atrás como los cangrejos. Esta misma mañana, el sindicato CTA se ha levantado de la mesa de negociación y ha entregado al director general de Recursos Humanos para justificar un plantón basado en la "situación de ninguneo hacia los trabajadores municipales demostrada por el gobierno municipal", según un comunicado remitido desde la central sindical a este periódico.

El escrito, firmado por el presidente del comité de empresa, Juan Miguel Carvajal, y el presidente de la junta de personal, Francisco Moro, indica que en la mesa única de negociación del personal funcionario, prevista para las 13.00 horas, se iba a tratar sobre la aplicación de las 35 horas semanales en el Consistorio, así como la aplicación de una subida salarial del 1%. Pero, ya de por sí la hora de convocatoria "indica las pocas ganas que tenían ustedes de negociar", cuando la jornada laboral finalizaba dos horas más tarde.

Tampoco se ha incluido en el orden del día el punto sobre las 35 horas. Y esa manera de obviar los temas propuestos por la parte social "demuestra la falta de respeto que tienen hacia sus interlocutores", amén de demostrar que la empresa, en este caso, muestra una "actitud paternalista marcando para la negociación sólo los temas que son de su interés". Aparte de eso, la CTA denuncia que los puntos propuestos ni siquiera vienen acompañados de los preceptivos informes y documentación, al menos en los de interés para los trabajadores. Y éstos eran la subida salarial del 1%, el presupuesto, el informe de masa salarial, las partidas afectadas, la cuantía global y la forma de reparto y conceptos.

Falta de documentación

En cuanto a la modificación de puestos de trabajo, la CTA, explica que tampoco venía acompañado de documentación en cuanto a una memoria explicativa o su repercusión en el capítulo I del Presupuestos Municipal, con lo que acusa al Ayuntamiento de tratar a los representantes de los trabajadores como si fueran "ignorantes".

Por otro lado, acusa a la parte empresarial de marcar un calendario de reuniones de la mesa de negociación "a conveniencia de del gobierno municipal", mientras que en materia de Oficina de Atención al Ciudadano, se trata de un servicio que, en opinión del sindicato, no se podría prestar, ya que "no tienen personal suficiente", si bien las modificaciones horarias que se le quieren aplicar serían las correctas. No obstante, la CTA lamenta que no se hayan aplicado todavía sin necesidad de pasar por la mesa como se ha hecho ya con otros servicios  de esa misma oficina.