• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

EL PARO EN LA PROVINCIA

La contratación temporal en noviembre fue del 97,7 por ciento en la provincia

Aunque el paro bajó en Córdoba un 3,28 por ciento, también lo hicieron los contratos de calidad, que fueron un 10,20 por ciento menos

UGT advierte de la excesiva dependencia de la agricultura y los servicios en Córdoba
UGT advierte de la excesiva dependencia de la agricultura y los servicios en Córdoba

El paro de noviembre en Córdoba ha alcanzado las 75.054 personas, lo que supone, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, un descenso del 3,28% con respecto al mes anterior, ya que hay 2.544 personas menos inscritas en el SAE, y un 8,78 por ciento de descenso con respecto al mismo mes de 2016, la haberse registrado una bajada de 7.227 personas.

Por sexos, las mujeres acaparan el 58,4% del paro cordobés, ya que hay inscritas 43.874 frente a 31.180 hombres, y se da la circunstancia de que la mayoría de los parados se concentran en la franja de más de 25 años, con 66.690 (el 88,8%), de los que 39.351 son mujeres.

En este caso, todos los sectores de actividad económica registraron un descenso del paro, especialmente el de los servicios, con una bajada de 1.002 personas. La agricultura redujo su cifra en 694 personas; la industria, en 303; la construcción, en 224 y los que no tenían empleo anterior, en 319. En cifras concretas, los servicios siguen acumulando la mayoría del paro corsobés, con 46.520 personas, seguido de la industria (6.821), la agricultura (6.734) y la construcción (6.475). Los que no tenían empleo anterior alcanzan los 8.504.

En cuanto a los extranjeros, en la provincia de Córdoba son 2.380 los inscritos en las oficinas del SAE, con 1.097 en los servicios, 564 en la agricultura, 103 en la industria, 75 en la construcción y 541 sin empleo anterior.

La contratación en Córdoba vuelve a dar cifras positivas, pero sin la calidad que se necesita. En total, hubo 50.629 firmas de contratos, que son 4.076 (un incremento del 8,76%) con respecto al mes de octubre y 3.177 más (un 6,70% de subida) en comparación a hace un año. Pero de ellos indefinidos son sólo 1.180 (el 2,3%). De hecho, bajaron en un 10,20% respecto a los firmados en octubre (fueron 134 menos), aunque es una balance positivo de 65 más que hace un años, es decir una subida del 5,83%.

Los temporales, por contra, fueron 49.449, lo que ha supuesto una subida del 9,31% en comparación al mes anterior (4.210 más) y un incremento del 6,72% en comparación a noviembre de 2016 (es decir 3.112 firmados más).

Finalmente, en Córdoba hay 489.457 contratos firmados, de los 13.624 son indefinidos (el 2,78% del total) y 475.833 son temporales (el 97,22%).

Reacción de los sindicatos

Con estos datos, desde UGT se indica que la bajada del paro del mes de noviembre "sigue reflejando la excesiva dependencia del sector agrícola y del sector servicios y la no apuesta por ir cambiando el modelo productivo para reducir la estacionalidad de los empleos". 

El secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, valora los datos del desempleo en la provincia con un "moderado optimismo", ya que aunque existe un importante descenso tanto en el número de personas como en la tasa interanual, los datos siguen mostrando "la excesiva dependencia de los dos sectores que mantienen la economía cordobesa, que son el sector servicios y el agrícola". Aunque la tasa interanual de desempleo ha caído un 8,78%, Torralba recuerda que "la temporalidad de los contratos sigue siendo altísima (tan sólo el 2,33 % de los contratos son indefinidos), lo que pone en jaque la tan publicitada recuperación económica que nos dicen desde el Gobierno".

Con esta temporalidad, como asegura el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, "es muy difícil, por no decir imposible, que las personas puedan tener una estabilidad personal y hacer planes de vida a largo plazo". Esto, sin contar que entre los que tienen un trabajo más o menos estable, (más del 30 %) tienen dificultades para llegar a fin de mes y cubrir sus necesidades básicas, lo que desde UGT hemos venido llamando la figura del "trabajador pobre".

También, la bajada del paro en Córdoba en el mes de noviembre ha sido considerada como "una buena noticia" para las 2.544 personas que han conseguido un empleo el pasado mes, si bien, muchas de ellas no tendrán continuidad en sus puestos de trabajo una vez pasadas las fechas navideñas y la campaña de la aceituna, que son las actividades que principalmente han tirado de la bajada del paro de noviembre, porque "el 97,67% de los contratos que se hicieron fueron temporales", recuerda el secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino.

Merino lamenta tener que insistir en que el empleo que se está creando en la provincia es precario. Baste fijarse en los datos de contratación que reflejan una disminución de los contratos indefinidos respecto al mes de octubre en un 10,20%.

"Se está destruyendo empleo estable que está siendo sustituido por empleo precario y temporal" y "con este tipo de empleo es imposible generar riqueza y desarrollo", remarca el responsable sindical que un mes más reivindica la necesidad de abordar un cambio de modelo productivo en la provincia para revertir la situación de inestabilidad del mercado laboral cordobés.

Asimismo, el secretario de Empleo mostró su preocupación por la alta tasa de paro femenina. Según los datos de empleo de noviembre, las mujeres suponen el 58,3% del total de personas desempleadas. "La recuperación económica no está llegando por igual a todos los sectores de población y la mujer, que ha sido expulsada del mercado de trabajo durante la crisis, está teniendo muchas más dificultades que los hombres para incorporarse al trabajo".

Ejemplo de ello es la situación que se está viviendo en el campo. "Cada vez son menos las mujeres que participan en las campañas agrícolas, especialmente, en la de la aceituna", indica Merino quien hace hincapié en que trabajar en esta campaña "supone un alivio para muchas familias y la falta de trabajo para las mujeres no sólo repercute en la renta familiar, sino también en las prestaciones del subsidio agrícola".

Por ello, CCOO hace un llamamiento a la reducción de las peonadas necesarias para solicitar el subsidio agrario, a fin de que las mujeres, que son las que más dificultades tienen para conseguirlas, no se queden desprotegidas por no lograr las 35 peonadas requeridas.