Martes 21.01.2020

SALUD PÚBLICA

El Comité de Seguridad y Salud del Reina Sofía recomienda que se pida ayuda a los propios compañeros ante las agresiones

El sindicato Satse-Córdoba denuncia que se niega a poner vigilante de seguridad 24 horas en el Carlos Castilla del Pino, donde por las mañanas se depende del Hospital desde el que se tarda 20 minutos en llegar

Entrada al centro sanitario Carlos Castilla del Pino
Entrada al centro sanitario Carlos Castilla del Pino
El Comité de Seguridad y Salud del Reina Sofía recomienda que se pida ayuda a los propios compañeros ante las agresiones

El Sindicato Profesional de Enfermería Satse-Córdoba, mayoritario en la sanidad cordobesa, ha vuelto a reclamar a la gerente del Hospital Universitario Reina Sofía de la capital cordobesa, la doctora Valle García Sánchez, la presencia en el Centro Periférico de Especialidades Carlos Castilla del Pino de Vigilante de Seguridad durante las 24 horas, "ya que, actualmente, sólo se cuenta con personal de seguridad en presencia física durante la tarde y la noche, teniéndose que desplazar el vigilante de seguridad del Hospital Reina Sofía, hasta dicho centro si se produce algún incidente durante el turno de mañana".

Según indica Satse, a través de un comunicado público, el pasado mes de julio, como consecuencia de la activación del protocolo de agresiones, tuvo que personarse el vigilante de seguridad desde el Hospital Reina Sofía, en la Avenida Menéndez Pidal hasta el centro de salud Carlos Castilla del Pino, en la calle Isla Lanzarote. En el informe que la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales presenta sobre el registro de agresiones se indica que el vigilante de seguridad tardó más de 20 minutos en personarse en el lugar dónde se estaba produciendo la agresión, "tiempo durante el cuál el profesional se encontraba desprotegido frente al agresor, que no dejaba de proferir insultos e intimidaciones y ocasionar daños en el mobiliario".

En este informe se puede comprobar que el tiempo de respuesta ante la agresión a un profesional en el centro de salud es muy superior al que se registra cuando la agresión es a un profesional del Hospital Reina Sofía. Sastre denuncia, por tanto, la "reiterada e ineficaz respuesta del Hospital Reina Sofía ante las agresiones a sus profesionales, actuando sólo cuando ya se ha producido la agresión, sin aplicar medidas preventivas que puedan evitar que se produzca".

Ejemplo de esta "ineficacia" es la respuesta del presidente del Comité de Seguridad y Salud de Hospital Reina Sofía, quien a la exigencia de Satse de la presencia de un vigilante de seguridad las 24 horas en el citado centro de salud, tras la agresión sufrida por un profesional en la que el personal de seguridad tardo más de 20 minutos en llegar, se limitó a decir que no se pondría más personal de seguridad, sin ninguna explicación más, afirmando que la solución es que el profesional agredido llamara a sus compañeros, y que fueran ellos quienes contuvieran al agresor y en el caso de no poder contenerlo, llamaran a las Fuerzas de Seguridad.

De nuevo por el ahorro

"Otra vez se pone de manifiesto la irresponsabilidad de algunos directivos de este Hospital, que vuelven a declinar su responsabilidad, haciendo que recaiga sobre los trabajadores, volviendo a poner los recortes, una vez más, por delante de la seguridad de los profesionales", añade la nota.

Desde Satse, existe una preocupación por el aumento del número de agresiones a los profesionales de la Salud, y en este sentido se está trabajando, junto con la Secretaria de Estado de Seguridad, en la elaboración de un protocolo de actuación ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia e intimidación dirigida al personal de esos servicios. De esta manera, los profesionales, que desarrollan una función tan esencial para el conjunto de la sociedad, contarán con un mecanismo que les proporcione mayor protección y seguridad.

El Sindicato de Enfermería lleva años reiterando y exigiendo a la Administración Sanitaria de la Junta de Andalucía la necesidad de analizar las causas que están detrás de cada agresión física o verbal a un profesional de la sanidad pública, "sin embargo sólo recibe la negativa a estas actuaciones, ya que son conscientes que en la mayoría de los casos encontraríamos deficiencias del sistema sanitario, con lo que quedaría en evidencia la irresponsabilidad en el comportamiento de la Administración en algo tan inaceptable como es la agresión a un profesional", abunda la nota.

Por todo ello, Satse exige respuestas por parte de la Dirección-Gerencia del Hospital Universitario Reina Sofía, para que "abandone su irresponsable comportamiento" en la prevención de las agresiones a los profesionales, y lleven a cabo medidas correctoras. Entre ellas, el aumento en la dotación de vigilantes de seguridad para garantizar la protección de los profesionales frente a las agresiones, y exigiendo que se priorice la salud y seguridad de los trabajadores sobre los resultados económicos a costa de los profesionales, tanto en el centro de salud Carlos Castilla del Pino, como en el conjunto de espacios pertenecientes al Hospital Reina Sofía.

Comentarios