• Martes, 23 de Mayo de 2017

FERIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD

Comer bien y a buen precio en la Feria es posible con estos consejos

Las listas de precios en casetas y establecimientos ambulantes deben de estar exhibidas al público. En cuanto al estado de los alimentos, Facua recomienda huir de sitios de en los que se aprecie falta de higiene

Cordobeses comiendo en una caseta durante la pasada Feria de Nuestra Señora de la Salud
Cordobeses comiendo en una caseta durante la pasada Feria de Nuestra Señora de la Salud

La Asociación de Consumidores Facua Córdoba ha pedido a la Junta y el Ayuntamiento de la ciudad que pongan los medios necesarios para que se garantice el buen estado de los alimentos que se sirvan en las casetas y puestos ambulantes durante la Feria de Córdoba, y que se sancione a quienes operen sin licencia.

La asociación recuerda que ni la salud alimentaria ni la seguridad de las personas pueden ponerse en riesgo en ningún caso, como tampoco un servicio esencial como el transporte público. De manera especial durante la Feria de Nuestra Señora de la Salud, donde la aglomeración de personas y la ingesta de bebidas alcohólicas hacen especialmente vulnerable el siempre difícil equilibrio entre la diversión y la seguridad.

Reiteradas denuncias

La asociación ha denunciado en los últimos años las irregularidades y falta de control detectadas durante la Feria, especialmente en lo que se refiere a la venta de alcohol y tabaco, además de la adopción de medidas necesarias para la refrigeración y protección de los alimentos no envasados.

También en otras ocasiones se han denunciado irregularidades que afectan a los derechos de los consumidores, como la ausencia de información con los precios de las consumiciones en las casetas públicas de la Feria o la falta de carteles informando de la posibilidad de solicitar hojas de reclamaciones.

Algunos de los consejos que ofrece Facua para disfrutar de una Feria más segura son:

Precios: Los consumidores deben tener en cuenta que los precios son libres y pueden variar notablemente de un día para otro, por lo que han de fijarse en las listas de precios, que tanto casetas como locales ubicados alrededor del Real, establecimientos ambulantes y atracciones de la Calle del Infierno están obligados a exhibir claramente al público.

Alimentos: Hay que abstenerse de comprar productos en aquellas casetas, bares y puestos ambulantes en los que las condiciones de limpieza sean dudosas. FACUA recomienda a los usuarios que sean especialmente exigentes con las condiciones de conservación de los alimentos, ya que es su salud la que está en juego.

Atracciones: En las atracciones de la Calle del Infierno es fundamental respetar siempre la edad aconsejable para cada una y cumplir estrictamente todas las normas de seguridad que se advierten antes de hacer uso de ellas. Tampoco se debe subir a las atracciones si no se está en perfectas condiciones de sobriedad.

Servicios higiénicos: FACUA recuerda que el usuario no está obligado a pagar por hacer uso de los servicios higiénicos instalados por el Ayuntamiento y que si éste desea dar un donativo a las personas que están a su cuidado será él, y no aquellas, quien decida la cantidad.

Bebidas alcohólicas: La fiesta puede terminar realmente mal si se abusa del alcohol. La asociación pide a los consumidores prudencia con la bebida y, sobre todo, que recuerden que la diversión no se mide por la cantidad de alcohol que se ingiere.

Reclamaciones: En caso de sufrir alguna irregularidad, el consumidor debe solicitar en el establecimiento, ya sea caseta, puesto ambulante o atracción de feria, una hoja de reclamaciones y, en caso de que no se la ofrezcan, acudir a la Policía municipal para que levante atestado del incidente.