martes 04.08.2020
Cordoba Hoy

EDUCACIÓN PÚBLICA

Los centros escolares usan el refuerzo estival como prueba de fuego para la vuelta en septiembre

Veinticinco centros escolares cordobeses, 797 niños y niñas 147 profesores participan en julio en el Plan de Refuerzo Educativo Estival
Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio
Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio
Los centros escolares usan el refuerzo estival como prueba de fuego para la vuelta en septiembre

"Nos estamos preparando para ese posible sistema educativo del futuro en el que se puede combinar lo presencial con lo no presencial" y ante el que el profesorado se encuentra "agotado, pero valiente y comprometido y responsable, porque durante el confinamiento han sido uno grandes héroes también a su estilo".

Son palabras de María José Fernández, directora del CEIP Obispo Osio, uno de los centros que desarrollan en la capital el Plan de Refuerzo Educativo Estival y que esta misma mañana ha visitado la delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Córdoba, Inmaculada Troncoso, así como el concejal de Educación, Manuel Torrejimeno.

Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio 1

La experiencia, que durará durante todo el mes de julio, está siendo especialmente fructífera para los pequeños y pequeñas, no sólo para reforzar efectivamente conocimientos, adquirir habilidades sociales, así como destreza lingüística, matemática y física, sino también, o mejor dicho, sobre todo, para que "tras el confinamiento los críos se encuentren de nuevo en sus centros escolares con una normalidad entre comillas".

En total, han sido 25 centros escolares, entre colegios de Primaria e institutos de Secundaria (siete de ellos de la capital), los que han participado este año año en una experiencia con más razones si cabe para ponerla en marcha "con el aplauso de la oposición", ha indicado Troncoso. Son también 797 niños y niñas los que se está beneficiando de esto con 147 profesores voluntarios de ambos ciclos y como novedad también interinos y en prácticas.

Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio 6

En concreto en el Obispo Osio son 16 profesores para 120 alumnos, "con una normalidad muy bien llevada", indica la directora, quien asegura que los niños "estaban deseando encontrarse con sus compañeros, porque el vínculo con ellos y con los profesores es mucho más fuerte del que podemos llegar a entender, porque les genera mucha estabilidad emocional, mucha tranquilidad y es su rutina de años".

Eso se cortó de golpe y porrazo en abril pasado y se ha terminado un curso que ha quedado cojo para muchos de ellos. "Nos han dado una lección de cómo saben portarse qué valores se les ha inculcado en estos mesecitos que hemos pasado, pero cierto es que necesitan el contacto físico y la vuelta a la normalidad".

Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio 10

Por ello, esta experiencia en los 25 centros cordobeses está siendo una auténtica prueba de fuego y un aperitivo de los que se podrá tener tras la vuelta de las vacaciones escolares ya en septiembre. Y, por el momento, se están detectando cosas que habrá que corregir. "Por ejemplo, las líneas en el suelo pintadas no son válidas; nuestros niños no tienen barreras visuales, sino físicas, por edad y por su proceso evolutivo, corren mirando para arriba y esas cuestiones nos enseñan para ver cómo hacemos para que las barreras de seguridad sean reales".

En este punto, y a pesar del miedo natural, las familias están colaboran mucho con esta experiencia. Para los padres también supone una prueba de confianza "y debemos hacerles ver que la nueva normalidad, aunque molesta , va a terminar formando parte de nuestras rutinas diarias", ha asegurado la directora.

Visita de Inmaculada Troncoso al CEIP Obispo Osio 4

El refuerzo que están recibiendo, en cualquier caso, es realmente "válido y útil", sobre todo después del confinamiento de algo más de dos meses. "Para los niños ha sido un cambio muy brusco y a nivel emocional ha sido demasiado potente incluso para poder expresarlo". Tanto es así que María José Fernández ha asegurado que "están viviendo una experiencia que saldrá más adelante en su carácter, en su manera de desenvolverse o de moverse".

En cuanto al futuro inmediato, la directora del Obispo Osio ha señalado que todos los responsables de los centros están en contacto constante en un grupo de whatsapp y la sensación generalizada es que el trabajo de los docentes se ha duplicado en su jornada laboral, con una disponibilidad voluntaria de 24 horas. Una implicación que continuará mucho más allá de julio, de cara ya al nuevo curso.Por cierto, que, según los directores de los centros cordobeses, las nuevas tecnologías han llegado para quedarse, según ha salido a la luz tras la última memoria de autoevaluación. "Nos ha hecho a todos darnos cuenta de que las nuevas tecnologías y todo lo que tiene que ver con plataformas con herramientas digitales y con la tecnología vienen para quedarse para ser casi un recurso de los prioritarios".