Viernes 15.11.2019
Cordoba Hoy

ESTUDIO DE LA FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE CCOO DE ANDALUCÍA

CCOO denuncia la pérdida de 120 unidades escolares en Infantil y Primaria en Córdoba

En Andalucía se han suprimido unas 2.000 aulas en la última década
CCOO denuncia la pérdida de 120 unidades escolares en Infantil y Primaria en Córdoba

El Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba ha denunciado el cierre de 120 unidades en centros escolares de Infantil y Primaria en la provincia en los dos últimos años. Así lo recoge un estudio llevado a cabo por la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía que refleja cómo se han venido perdiendo líneas en la última década –más de 2.000 en toda la comunidad autónoma-, especialmente, en estos dos últimos años, en los que se han suprimido casi un millar de unidades en toda Andalucía.

El responsable de Pública Docente de CCOO de Córdoba Francisco Cobos afirmó en la presentación de este estudio que “la Junta achaca esta decisión política, porque no deja de ser una decisión política y de gestión, a la importante bajada de natalidad” cuando para el sindicato dicha bajada no debía traducirse en una pérdida de unidades escolares sino en una mejora de la atención al alumnado con una bajada de ratio.

En este sentido, el responsable sindical remarcó que “no podemos permitir que se desmantele la enseñanza pública en Andalucía” y “tenemos que mejorar las condiciones de vida de la población infantil y de Primaria en sus centros educativos y avanzar hacia una enseñanza pública y de calidad”. Por ello, CCOO defiende una ratio máxima de 20 alumnos por aula para Infantil y Primaria y de 30 para Secundaria y Bachillerato.

“Los casos son sangrantes”, aseguró Cobos quien puso algunos ejemplos de la política de la Consejería de Educación: En Fuente Palmera se logró revertir el exceso de ratio pero en Nueva Carteya siguen con 26 alumnos por aula “lo cual incumple la propia norma de la Junta”. Se puede mencionar las precarias condiciones de los docentes de los colegios rurales. Se han cerrado líneas en el Centro Público Rural (CEPR) de Iznájar Sur y en el de Iznájar Norte han quitado a un maestro especialista de música, con lo que profesorado no especialista tiene que impartir esa materia con una consecuente pérdida de la calidad de la enseñanza”.

“Tenemos también crónicas de una muerte anunciada como es el colegio Moreno Pedrajas en Villanueva de Córdoba, que es un colegio a extinguir. Las líneas han ido cerrando paulatinamente y es un colegio que va a cerrar en cuestión de un par de cursos”, explicó Cobos quien aseguró que este problema se da también en la capital cordobesa, “sobre todo en las barriadas periféricas: Encinarejo, Santa Cruz, Alcolea, etc., donde se están perdiendo o unificando líneas”.

Sobre la unificación de líneas, el responsable de Pública Docente remarcó que en el caso de Infantil, un mismo profesor da clase a niños de 3, 4 y 5 años, con necesidades educativas diferentes. “No es ya que se pierda empleo, sino que el que se queda tiene que hacer encaje de bolillos para atender a su alumnado con una mínima calidad”.
Los alumnos con necesidades educativas especiales sufren con más rigor si cabe los recortes en el sector educativo. “No puede ser que tres alumnos con síndrome de down en el CEIP Azahar de Villarrubia tengan solamente dos horas de Pedagogía Terapéutica (PT) semanales. Es una absoluta vergüenza que la Junta de Andalucía no se puede permitir”, criticó Francisco Cobos que volvió a denunciar la falta de Personal Técnico de Integración Social (PTIS), como ocurre en el colegio Cervantes de Espejo, que comparte PTIS con el de Santa Cruz, en donde además se ha unificado la línea de Infantil. 

“Es absolutamente mentira que la Junta haya duplicado recursos, los han dividido”, hizo hincapié Cobos quien puso como ejemplo la situación de una maestra de Audición y Lenguaje (AL) que trabaja semanalmente 10 horas en el CEIP de Encinas Reales, 2 horas en Las Navas del Selpillar (Lucena), y completa con 11 horas en el IES Marqués de Comares de Lucena. También hay AL compartida entre La Rambla y La Montiela (Santaella).

Por otra parte, Manuel Luna, también responsable de Pública Docente de CCOO de Córdoba, denunció la pérdida de empleo que se viene produciendo no solo por la supresión de unidades, sino también por la eliminación del Grupo 14 de maestros, grupo destinado a contar con profesorado para sustituir a los maestros que, en ocasiones, por alguna causa faltasen en los centros. Al eliminar al profesorado sustituto, el profesorado del programa de refuerzo (Grupo 13) se ve obligado a cubrir las ausencias, con lo que no puede realizar las funciones que realmente tiene encomendadas. “Esto quiere decir que aquellos niños que están recibiendo el refuerzo para atender la diversidad en los centros quedan desatendidos”, puso de manifiesto el responsable sindical.

El cierre de unidades escolares, además, está reduciendo las oportunidades de colocación del profesorado interino, porque cuando cierran un aula el profesor se reubica y hay menos vacantes. “Así es imposible llevar a cabo la exigencia de la UE de bajar la interinidad del 23 al 8%”, recalcó Luna quien exigió “a los gobernantes, sean del color que sean, para que las leyes se cumplan, los niños se atiendan y para que la enseñanza sea de calidad, como dicen nuestras leyes”. 

Por último, los responsables de CCOO criticaron que la delegada provincial de Educación, Inmaculada Troncoso, aún no haya recibido al sindicato, que cuenta con casi 2.000 afiliados en el sector. 
 

Comentarios