Lunes 09.12.2019
Cordoba Hoy

NATURALEZA Y AGRICULTURA

La camuesa: una manzana en peligro de extinción que aún sobrevive en Córdoba

La manzana camuesa fue considerada hace siglos como la fruta más grata de España por su sabor. Hoy quedan poquísimos manzanos de esta variedad en el país, parte de ellos en Carcabuey y Priego, donde algunos agricultores se han empeñado en que no desaparezca
Manzana camuesa
Manzana camuesa
La camuesa: una manzana en peligro de extinción que aún sobrevive en Córdoba

la opilada
camuesa, que el color pierde amarillo
en tomando el acero del cuchillo.

Esos versos pertenecen a la dedicatoria al Conde de Niebla de la 'Fábula de Polifemo y Galatea' de Góngora. Y ahí aparece la camuesa, un tipo de manzana pequeña y rústica, muy popular hasta hace unas décadas y que no sólo aparece en esa conocida obra del poeta cordobés. También podemos encontrarla en 'Períbáñez y el comendador de Ocaña' de Lope de Vega, donde en un pasaje se puede leer:

No hay camuesa que se afeite
que no te rinda ventaja…

O bien de nuevo Lope de Vega en la comedia 'El rufián Castrucho':

No tiene diez y seis años,
fresca como una camuesa.

Recopila todas estas citas y más el profesor Juan Cruz, de la Universidad de Navarra, en el texto de su blog 'Regusto' llamado 'Camuesas en mi recuerdo' y que nos sirve para hacernos una idea de la popularidad de esta fruta cuyo nombre hoy quizá no diga nada a mucha gente pero que como ven llegó a formar parte de metáforas de grandes poetas que alababan la belleza de las muchachas jóvenes.

Córdoba, y en concreto Carcabuey y Priego, son hoy, por decirlo así, unas de las poquísimas "reservas" que hay en España para la conservación de un tipo de manzana que cayó en desuso no hace tanto y que corre el riesgo de pervivir solamente en un puñado de versos. "A finales de los sesenta y principios de los setenta había bastantes plantaciones en las huertas, pero empezaron a mermar y no se repusieron cuando se iban secando hasta el punto de que ahora están casi desaparecidas", ha explicado el agricultor de la cooperativa 'Subbética ecológica', Rafael Luque, de Carcabuey, uno de los responsables de impulsar a este tipo de manzana autóctona para lograr preservarla.

Luque decidió, cuando le quedaban tan sólo unos tres manzanos, recuperar los patrones, realizar injertos y volcarse hasta donde pudo en recuperar a la camuesa. Ahora tiene 175 manzanos con camuesas. "Era una pena que un fruto tan rico se perdiera".

Lo de rico no es decir por decir. Se trata de una manzana dulce, como ha detallado otro de los agricultores de 'Subbética ecológica' que intentan conservar a la camuesa, José Antonio Mérida, "y por eso le gusta mucho a los niños, a mis chiquillos les gustan un montón".

¿Por qué entonces se desploma su popularidad en la mesa en tan poco tiempo? Mérida explica que tiene mucho que ver con el gusto por las manzanas de supermercado que atiendan a ciertos modelos estéticos. Se ha acostumbrado al público a comprar manzanas grandes y perfectas, aunque el sabor quede en un segundo plano. "La camuesa es pequeña, es muy sensible al manejo y en seguida le salen manchitas por los golpes, además cuando la pelas se oxida muy rápido". Resumiendo, la camuesa, mejor por dentro que por fuera, no puede hacer nada ante las apariencias de las mejores por fuera que por dentro. Al menos de momento.

Mérida, aunque con muchos menos frutales, se une a Luque en el propósito de conservación de la variedad. Y además en modo ecológico. En algunas pequeñas huertas de Carcabuey o Priego quedan más frutales. Las nuevas costumbres sobre el consumo de productos de comercio de proximidad y sin químicos podrían unirse al esfuerzo de estos agricultores y devolver la camuesa a los hogares. Tiene otra ventaja añadida, "es una fruta que se coge en otoño y se conserva perfectamente cuatro semanas sin cámara frigorífica", ha señalado Luque. De ahí su antigua popularidad en muchos pueblos cordobeses como fruta de invierno junto a, por ejemplo, la Pero Ruiz, otro tipo de manzana propia de la zona pero en este caso ácida.

Actualmente estas camuesas cordobesas no llegan a las grandes superficies. Se comercializan mediante cooperativas, van directas por tanto para cestas semanales de los socios, algunos negocios de tipo ecológico o mercados como el Ecomercado de Córdoba.

Recuerden que según el libro “Medicina española” (1616), de Sorapán de Rieros, se decía que la camuesa era la fruta de España más grata al gusto: "“Y si alguno dijere que Galeno no fue de este parecer, digo que Galeno no conoció camuesas, porque no las hay más que en España” (...). Ninguna fruta iguala en bondad a la ca­muesa: “porque es graciosa y suave al gusto y con facilidad se cuece en el estómago y pasa de él”.

Comentarios