VISITA DE LA CONSEJERA A CÓRDOBA

Educación quiere tener en septiembre un protocolo contra excepciones como el calor

Se ofrece a las familias flexibilidad horaria para ir a recogerlos a la hora del recreo o bien que ni siquiera acudan al colegio los niños por la situación que se da por las altas temperaturas

La consejera Sonia Gaya (en el centro, de negro) en la inauguración del pabellón de Fidiana
La consejera Sonia Gaya (en el centro, de negro) en la inauguración del pabellón de Fidiana

La flamante consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Sonia Gaya, ha explicado en Córdoba este misma tarde que el comunicado "interno" remitido a los centros educativos andaluces con el doble anuncio de flexibilizar el horario de los alumnos a la hora de ir al colegio en los días que quedan de curso (hasta el día 22) o bien que ni siquiera acudan al centro previo aviso a la directiva se debe a "la situación excepcional de calor", acompañada del riesgo de que siga en aumento, lo que podría producir "un sobrecalentamiento difícil de eliminar con cualquier otro tipo de medida".

La primera de las posibilidades que se les ofrece a las familias es que se puedan recoger a los niños a la hora del recreo, en lo que supondría una especie de flexibilización horaria para adaptarse a las actuales circunstancias de temperaturas excepcionales. La segunda sería que los padres ni siquiera los lleven al colegio, "considerando esas ausencias como justificadas". Eso sí, previa comunicación de los padres al centro. Y es que, en realidad, está todo prácticamente cerrado y lo único que resta es rematar tres días en los que el último sirve en la práctica para recoger el material que se ha utilizado a lo largo del curso y las notas finales.

Sólo tres días

"Quedan tres días para finalizar el curso académico y tenemos que preservar la evaluación y el resto de actividades que se desarrollan hasta el final del curso, pero ante esta situación excepciona, hemos tomado una medida extraordinaria que es voluntaria", ha concluido.

No obstante, y para que no se quede en una circunstancia de excepción para este curso, Gaya ha adelantado que desde la Consejería se va a empezar a trabajar en un protocolo de actuación "concreto" para cuestiones de emergencia climatológica, y que estará concretado para septiembre.

La idea es trabajar conjuntamente con las unidades de prevención de riesgos laborales de cada delegación para la elaboración de un protocolo de actuación que sirva para afrontar situaciones como la actual. Eso significa que los centros "tendrán que incorporar a su plan de actuación y a su plan de centro para que en el caso de una nueva excepción como la actual se resuelva". Este protocolo hará que se solucione cualquier problema "sin demorarse lo más mínimo" al existir ya unas pautas "para actuar adecuadamente" por su resolución, ha rematado la consejera.