• Martes, 23 de Mayo de 2017

TAMBIÉN LE PIDEN UNA MULTA DE 400 EUROS

Piden seis años de cárcel para un acusado de robar e intentar asfixiar a su madre con una almohada

El acusado se apoderó de dos tarjetas de crédito que, finalmente, no pudo usar al desconocer el PIN de la misma 

La Fiscalía solicita penas de seis años de cárcel y multa de 400 euros para un hombre acusado de delitos de intento de homicidio, robo con violencia y estafa en grado de tentativa, con la agravante de parentesco y la atenuante de toxifrenia, tras supuestamente intentar matar a su madre asfixiándola con una almohada después de robarle. El juicio se prevé celebrar el día 8 de junio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el procesado, que es consumidor de cannabis y cocaína, no convive con su madre, pero el 15 de diciembre de 2016 se personó en el domicilio a las 9,30 horas, de manera que la madre le puso de desayunar y tuvo una conversación "calmada" con el hijo.

No obstante, en un momento dado, "con ánimo de obtener un beneficio ilícito", el acusado le pidió a su madre un mechero, de modo que fue detrás de ellas hasta el dormitorio, donde presuntamente aprovechó para ponerle un trozo de cinta americana en la boca y empezó a darle golpes. Mientras, le dijo que no gritara y le exigió que le diera dinero o las tarjetas de crédito, momento en el que el procesado "se apoderó de dos tarjetas de crédito" que la mujer tenía en su bolso y que "no han sido recuperadas".

Tras ello, según la Fiscalía, "con la intención de acabar con la vida de su madre", el varón supuestamente la tiró en la cama, se colocó encima de ella, le puso una almohada en la cabeza y le ató las manos, "impidiendo a la misma respirar, sin que el acusado culminara su acción, debido a la fuerte resistencia y a los gritos ahogados que daba la madre".

De este modo, dichos gritos alertaron a las vecinas que avisaron a un hermano del procesado, quien huyó del lugar al oír a las vecinas pedir socorro y que avisaran a la Policía.

Posteriormente, una vez que con las tarjetas de crédito en su poder "no pudo extraer dinero de la cuenta de su madre al desconocer el PIN de las mismas", según detalla el Ministerio Público, que agrega que la mujer sufrió distintas lesiones que no han necesitado de tratamiento médico.