Martes 25.09.2018

INCENDIO PLANTA DE RECICLAJE

La Junta contradice al Ayuntamiento en cuanto a la sobrecarga de cantidad de plásticos admisible

Subraya que la afirmación del informe del SEIS sobre que se ha sobrepasado la cantidad anual de plásticos admisibles "no es correcta"

La Junta contradice al Ayuntamiento en cuanto a la sobrecarga de cantidad de plásticos admisible

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha resaltado este jueves en relación a "los incumplimientos" de la Autorización Ambiental Integrada que se ponen de manifiesto en el informe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Córdoba sobre el incendio en las instalaciones de Recicor XXI, que "corresponde a la Delegación Territorial de Medio Ambiente analizar tales incumplimientos, no a otras administraciones".

En una nota, Algar ha afirmado que, en todo caso, como indica el informe del SEIS, "el Plan de Autoprotección debe acompañar a los restantes documentos necesarios para el otorgamiento de la licencia necesaria para el comienzo de la actividad, y es en dicho trámite de obtención de licencia municipal, en el que deberían haberse evaluado las medidas contenidas en el referido plan, no correspondiendo por tanto a la Delegación Territorial de Medio Ambiente pronunciarse sobre el Plan de Autoprotección".

Asimismo, ha señalado que "en el marco de la investigación que se realiza en la Delegación Territorial de Medio Ambiente sobre posibles incumplimientos, si se estima necesario, se solicitará informe más detallado al SEIS en relación con el tipo de residuos, peso de los mismos, procedencia, entre otras cuestiones".

Mientras, ha comentado que el informe hace referencia a la Autorización Ambiental Integrada que la Junta de Andalucía otorgó en 2009 a la empresa Recicor XXI SL "sin tener en cuenta las posteriores modificaciones que ha sufrido dicha autorización inicial, ampliándose la lista de residuos a gestionar".

Esta autorización se concedió en principio para la gestión de residuos de construcción y demolición, para el tratamiento en planta y vertedero para rechazos. Como resultado del tratamiento, mezclados con los escombros, o como consecuencia del mantenimiento de las instalaciones, la Autorización Ambiental Integrada del 2009 contemplaba la posible generación de residuos peligrosos, siendo dicha producción inferior a diez toneladas anuales, límite a partir del cual tendría la consideración de gran productor de residuos peligrosos.

En cualquier caso, ha agregado el delegado territorial, "estos residuos peligrosos de ningún modo son depositados en vertedero, sino que se almacenan en condiciones adecuadas para su posterior entrega a gestor de residuos peligrosos autorizado".

Así, Algar ha destacado que "en vista de lo anterior, la afirmación de que se ha sobrepasado la cantidad anual de plásticos admisibles en el vertedero no es correcta, se están confundiendo los posibles residuos peligrosos generados en las instalaciones, con los plásticos y otros residuos admisibles en el vertedero, que en cualquier caso, no tienen la condición de residuos peligrosos, y que proceden de otras instalaciones de tratamiento."

Además, ha precisado que la Autorización Ambiental Integrada inicial ha sido "modificada en varias ocasiones y sustituida en 2013". En esta última, se contempla la ampliación del vertedero, desde 75.000 metros cúbicos, que era la capacidad autorizada en 2009, hasta 1.295.000 metros cúbicos, en sucesivas fases, para una vida útil prevista de 13 años, así como que se modifica la lista de residuos admisibles en las instalaciones.

Como consecuencia de estas modificaciones, ha apuntado que "son admisibles en las instalaciones para su depósito en vertedero, sin límite de cantidad, residuos no peligrosos procedentes de otras instalaciones de tratamiento de residuos tales como residuos procedentes del tratamiento mecánico de residuos, incluidas mezclas de materiales, plástico y caucho".

Por tanto, Algar ha subrayado que "se entiende que los residuos de esta naturaleza son los que se han visto afectados por el incendio, a expensas de lo que resulte de la investigación".

Actividad paralizada 

En este sentido, el delegado ha declarado que "actualmente, por parte de la Delegación Territorial de Medio Ambiente, se evalúa si se ha cometido alguna irregularidad en el depósito de residuos en vertedero, así como que se han girado visitas a la empresa, y se analiza toda la información obrante en la misma, por si pudieran haberse producido irregularidades en la explotación de las instalaciones con posterioridad a la inspección realizada en 2016, que hayan podido contribuir a las causas del incendio o en las consecuencias del mismo".

Del mismo modo, ha informado de que "se ha iniciado expediente de actuaciones previas al objeto de determinar si los hechos son constitutivos de alguna infracción administrativa, cuyo conocimiento sea competencia de la misma, así como quién o quiénes pudieran resultar responsables de los mismos". Del resultado de esto, "se adoptarán, en su caso, las medidas oportunas, como posibles sanciones, retirada temporal o definitiva de la autorización, clausura de las instalaciones, entre otras cuestiones", ha remarcado.

Asimismo, Algar ha aseverado que "se ha comprobado en visitas por parte de técnicos de la delegación que la actividad de eliminación de residuos en vertedero está paralizada por la empresa, estando pendiente de una nueva modificación para la explotación de una nueva celda".

Para resolver esta modificación, "es preciso determinar previamente las causas que han dado origen al incendio, identificar y cuantificar exhaustivamente los residuos que se encontraban depositados en la celda, cuantificar el daño producido en las infraestructuras de la planta como consecuencia del incendio, y establecer medidas de prevención y control a adoptar para evitar el posible vertido de lixiviados, y la consiguiente posible contaminación del suelo debido a la rotura de la lámina impermeable, en tanto se haya procedido a su reparación", ha concretado.

Entretanto, el delegado ha señalado que "el Ayuntamiento de Córdoba ha tenido información de la documentación técnica contenida en el expediente de la Autorización Ambiental Integrada y en la modificación sustancial de la misma, así como de todas las resoluciones emitidas por la Delegación de Medio Ambiente sobre las instalaciones de la empresa Recicor".

Comentarios