lunes 26.10.2020

AGRICULTURA

Comienza la recolección de cereales en la provincia "con buenas previsiones", según Asaja

Se estima una cosecha de 141.120 toneladas y unos rendimientos de 3.600 kilos por hectárea en trigos duros, frente a las 36.300 hectáreas del año pasado y unos rendimientos medios de 2.666 kilos por hectárea

Comienza la recolección de cereales en la provincia "con buenas previsiones", según Asaja

Asaja Córdoba ha informado del comienzo de la recolección de cereales en la provincia de Córdoba "con buenas previsiones por el comportamiento del cultivo en el campo, debido a que la primavera se ha presentado muy buena para los cereales de invierno y también están beneficiando a los cultivos de primavera para su buen desarrollo".

En este sentido y en una nota, el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha informado de que en la provincia de Córdoba en la campaña 2019/2020 "ha aumentado la superficie de cultivo de trigo duro en torno a un ocho por ciento, (debido al repunte de precios de la campaña pasada) siendo la superficie cultivada de aproximadamente 39.200 hectáreas".

Así, "se estima una cosecha de 141.120 toneladas y unos rendimientos de 3.600 kilos por hectárea en trigos duros, frente a las 36.300 hectáreas del año pasado y unos rendimientos medios de 2.666 kilos por hectárea".

En cuanto a los trigos blandos, se estiman unos "rendimientos de 3.800 kilos por hectárea y un descenso de su superficie en torno a un seis por ciento llegando a sembrarse en esta campaña 20.000 hectáreas".

Por otro lado, se han dado "buenas producciones y de calidad" en los cereales para forrajes, como es la avena, presente principalmente en el Valle de los Pedroches y Alto Guadiato con destino a la ganadería. "Sin embargo, en algunas explotaciones será de peor calidad al haberlas tenido sin cosechar durante la lluvia caída en las últimas semanas", ha señalado Fernández de Mesa.

Los cultivos de cereales de invierno también se han visto afectados este año debido a las lluvias primaverales y a enfermedades fúngicas obligando a realizar en numerosas explotaciones hasta dos tratamientos para superar las enfermedades y salvar al cultivo.

En cuanto a los datos generales de Andalucía, "se prevé una cosecha superior a la del año anterior, que alcanzaría las 665.000 toneladas en trigo duro y las 463.000 en trigo blando, frente a las 535.000 y 400.000 toneladas, respectivamente, de 2019", ha apostillado.

Comentarios