Viernes 22.06.2018
Cordoba Hoy

CÓRDOBA CONGREGA A 300 PROFESIONALES

Las farmacias juegan un papel de peso con el paciente polimedicado

La consejera ha inaugurado en Córdoba las 'VI Jornadas Farmacéuticas Andaluzas' donde se han abordado los retos de futuro que se plantean al sector

La consejera de Salud, Marina Álvarez, con los farmacéuticos andaluces
La consejera de Salud, Marina Álvarez, con los farmacéuticos andaluces
Las farmacias juegan un papel de peso con el paciente polimedicado

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha destacado esta mañana el papel que desarrollan los casi 9.000 profesionales de las más de 3.800 oficinas de farmacias andaluzas (406 en Córdoba) que "ejercen de agentes de salud de la comunidad hasta en el lugar más apartado de Andalucía, suponiendo un gran recurso para cualquier sociedad que se quiera comprometer con la salud de su población". Así lo ha expresado en Córdoba, durante la inauguración de las VI Jornadas Farmacéutica Andaluzas, a la que acuden más de 300 profesionales del sector. 

La consejera ha puesto también el énfasis en la contribución de estos profesionales en el buen uso de los antimicrobianos como medio de prevención de las resistencias antibióticas. De este modo, ha puesto en valor que la adhesión del Consejo Andaluz de Colegios Farmacéuticos al Programa Integral de Prevención y Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos (Pirasoa) de la Consejería de Salud, felicitando al Consejo por el reconocimiento nacional recibido por la campaña de concienciación y prevención que ha impulsado la farmacia andaluza, una iniciativa que ha premiado el periódico especializado Correo Farmacéutico como una de las Mejores Iniciativas Farmacéuticas en 2017.

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Práxedes Cruz, ha explicado que las farmacias actuales tienen como principal motivo servir al cliente, a través del concepto de farmacia asistencial y del seguimiento farmacoterapéutico, o lo que es lo mismo, un sistema personalizado de dosificación.

Retos del sector

No obstante, siguen siendo muchos los retos del sector, en el sentido de la innovando, "porque tenemos que estar al lado del paciente para dar respuesta a su demanda". Al respecto, el paciente está cada vez más crónico y envejecido y necesita de nuevos cuidados. "Ahí el farmacéutico tiene que adaptar sus necesidades y su actividad profesional a ese nuevo paciente polimedicado", ha explicado Cruz.

Volviendo con la consejera, Álvarez ha felicitado a la corporación farmacéutica por el premio que le ha otorgado la Escuela Andaluza de Salud Pública al proyecto de 'Asistencia en Nuevos Medicamentos', (2017) para el acompañamiento a pacientes que tienen prescrito un nuevo medicamento de uso crónico, como una de las mejores "Iniciativas de alfabetización a pacientes en materia de salud".

Álvarez ha considerado que estas acciones responden al compromiso de la Farmacia Comunitaria para mejorar la atención a los pacientes, adecuándose a las nuevas necesidades sociosanitarias, "apostando por la profesionalidad, la práctica asistencial y el trabajo colaborativo con otros profesionales sanitarios". Este compromiso se ha plasmado en la Declaración de Córdoba, que se ha traducido en una gran legitimidad social para la farmacia andaluza, como agente imprescindible para el cuidado de la salud.

En esta línea, ha resaltado la colaboración existente, desde hace 24 años, entre la corporación farmacéutica y la Administración sanitaria andaluza, gracias a la cual "el sector farmacéutico andaluz ha contribuido a mejorar la accesibilidad y la equidad en el ejercicio del derecho a la salud y la calidad de la atención sanitaria y los resultados en salud". En este sentido, la consejera ha expresado su deseo de seguir trabajando en común para poder afrontar los retos y exigencias que tiene planteadas la atención sanitaria en la actualidad.

farmacia cordoba

La titular de Salud ha asegurado que el modelo de farmacia andaluza, "de proximidad" y regulado en la Ley de Farmacia de Andalucía, "está respondiendo con efectividad y eficiencia a los retos del siglo XXI". Además, ha puesto en valor que las Jornadas contribuyen a la actualización y ha valorado las aportaciones de los profesionales "que trascienden la atención farmacéutica porque influyen de manera muy importante en el desarrollo social, gracias a la movilización de la economía local y a la gestión responsable, coherente y eficiente de los recursos disponibles". 

En cuanto al gasto farmacéutico en recetas, ha recordado que es una de las partidas más importantes del presupuesto total del Servicio Andaluz de Salud (SAS), con una importante contribución al PIB regional.

Por su parte, el presidente de los farmacéuticos andaluces, Antonio Mingorance, ha aprovechado la apertura de las jornadas para pedir a las administraciones "valentía" para afrontar las innovaciones que necesita el sistema sanitario y para incorporar a las farmacias en esos retos. "Andalucía puede presumir de contar con una sanidad excelente, a la vanguardia de Europa y de los países más avanzados del mundo, con una calidad asistencial de primer nivel. Pero Andalucía, como España, tiene el reto de asegurar que puede mantener e incluso aumentar esos niveles de calidad en nuevo escenario más exigente y de mayor demanda, con una población envejecida y una prevalencia cada vez mayor de enfermedades complejas y crónicas, y para ello necesita adoptar medidas estructurales innovadoras que todo el mundo conoce y pregona pero que no se están adoptando", ha afirmado Mingorance. 

Innovaciones

A este respecto, el presidente de los farmacéuticos andaluces ha insistido en que "una de las grandes innovaciones que requiere el sistema sanitario es implicar a las farmacias en la prevención, diagnóstico precoz y mejora de la adherencia de los pacientes crónicos", de acuerdo a la declaración promovida por la farmacia española en Córdoba hace justamente cuatro años. 

Mingorance ha señalado que el balance de esa Declaración es, a día de hoy, bastante pobre, pero no por falta de iniciativa de los colegios, que han promovido y desarrollado una amplia cartera de nuevos servicios farmacéuticos, sino por la falta de voluntad política y determinación por parte de los actores políticos, sin la valentía suficiente para acometer las innovaciones estructurales que demandan los nuevos retos sanitarios y han prefiero recurrir a las políticas de ahorro que son "pan para hoy y hambre para mañana". 

El presidente del Consejo Andaluz, que ha dejado claro que "las subastas no representan las fórmulas nuevas que necesitamos para los nuevos retos y ponen además a los farmacéuticos andaluces en situación de desigualdad con respecto los de otras comunidades autónomas", ha aprovechado la presencia de la consejera para solicitarle que apueste "por programas e iniciativas realmente innovadoras, como en su momento fueron las políticas de prescripción por principio activo o la receta electrónica", en los que la Junta de Andalucía fue pionera, y ha ofrecido la absoluta disposición y colaboración de la farmacia andaluza para poner en marcha esas soluciones disruptivas y estructurales que necesita hoy el sistema sanitario.