Miércoles 08.04.2020

TRIBUNALES

El acusado de abusar de un discapacitado mental en un autobús acepta 2,5 años

El fiscal pedía para él tres años y once meses, pero se ha llegado a un acuerdo que incluye el pago de 1.200 euros de indemnización y una orden de alejamiento por cuatro años

Autobús de la línea 3 de Aucorsa, donde tuvieron lugar los hechos juzgados
Autobús de la línea 3 de Aucorsa, donde tuvieron lugar los hechos juzgados
El acusado de abusar de un discapacitado mental en un autobús acepta 2,5 años

El varón acusado de un delito de abuso sexual y otro en grado de tentativa, supuestamente cometidos sobre un joven de 21 años de edad, con discapacidad intelectual en un autobús en Córdoba, ha aceptado una pena de un año y seis meses de prisión por el primero de los delitos y cuatro meses por el segundo. Al respecto, el juicio estaba señalado para este martes en el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba, si bien en este caso las partes han llegado a un acuerdo y el hombre se ha conformado con dichas penas de cárcel, así como cuatro años de orden de alejamiento y el pago de 1.200 euros de indemnización, según fuentes judiciales.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, que pedía inicialmente para el acusado una pena de tres años y once meses de prisión, sobre las 8.30 horas del día 17 de abril de 2015, el procesado subió al autobús urbano de la línea número 3 en la Avenida Campo Madre de Dios de la capital.

Una vez dentro, vio cómo se encontraba en uno de los asientos el joven de 21 años de edad, quien padece síndrome de Down, se acercó a él y se sentó a su lado "con ánimo de satisfacer sus impulsos sexuales", para lo cual, tras iniciar una conversación, el acusado le pidió que le hiciera "un masaje en los hombros", y al cabo de unos minutos, supuestamente le hizo tocamientos, que finalizó cuando el joven se bajó en la parada de la Avenida de las Tres Culturas.

No obstante, nada más ponerse la víctima en contacto con sus cuidadores, les contó lo sucedido, de modo que su madre y los cuidadores decidieron acompañarle en el mismo trayecto y hora, y así el día 22 de abril, al ver nuevamente el acusado al joven, se volvió a sentar a su lado y le sugirió que se bajara junto a él en la parada de Cervantes para que le hiciera "otro masaje", según el fiscal.

Al respecto, el Ministerio Público relata en su calificación inicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, que tenía "la clara intención de volver a repetir hechos similares", si bien fue identificado y detenido posteriormente por una dotación policial.

Comentarios