domingo 27.09.2020
Cordoba Hoy

Se evacuó a todo el módulo

Varios funcionarios y un recluso que quemó un colchón acaban en la enfermería por el humo

La intención del recluso era agredir a los funcionarios, pero tuvo que ser evacuado y ser tratado de urgencia, al igual que otros trabajadores que fueron intoxicados por el fuego
Presos huyendo de un incendo en un módulo similar al de Córdoba
Presos huyendo de un incendo en un módulo similar al de Córdoba
Varios funcionarios y un recluso que quemó un colchón acaban en la enfermería por el humo

La Asociación Nacional de Trabajadores Penitenciarios 'Tu Abandono Me Puede Matar' (Tampm) con representación en el Centro Penitenciario de Córdoba ha informado, a través de un comunicado, de que ayer, al inicio del turno de noche, sobre las 21.00 horas, en el departamento de aislamiento de la prisión cordobesa, uno de los internos clasificado en artículo 91.2 del Reglamento Penitenciario (serán destinados a Centros o módulos de régimen cerrado aquellos penados clasificados en primer grado que muestren una manifiesta inadaptación a los regímenes comunes), incendió su celda para quedarse dentro.

Se trata, según este colectivo, de un método que suelen utilizar los presos con el objetivo de agredir o coaccionar a los trabajadores penitenciarios, ya que al no tener la condición de agentes de la autoridad para ellos es un juego, porque les sale gratis. Así, añade el comunicado, en pocos minutos se llenó la galería de humo, haciendo impracticable el deambular por la misma, motivo por el cual se activó el protocolo de incendios.

Un módulo similar al que salió ardiendo

Los funcionarios de servicio en el departamento avisaron el jefe de servicios y con los pocos medios existentes, es decir unos extintores obsoletos con 20 años de antigüedad, un uniforme altamente inflamable, un calzado de colegial cuya suela se deshace en situaciones de este tipo y sin formación adecuada en extinción de incendios, fueron capaces de abrir la celda, arriesgando su propia vida y de cerciorarse, entre las llamas y el humo, de que el interno no estaba preparado para agredirlos y así poder sacarlo de allí y conducirlo en volandas al departamento sanitario, donde fue atendido por los servicios médicos.

Por culpa del comportamiento del pirómano, varios funcionarios intervinientes en el rescate tuvieron que ser atendidos de urgencia por los servicios médicos debido a la inhalación de humo al presentar evidentes signos de asfixia.

Además, hubo que evacuar al resto de internos de la galería debido a que el humo impedía la respiración y reubicarlos en otra diferente para salvaguardar su integridad, siendo varios de ellos en (art. 75.1) también trasladados al departamento de ingresos, por lo que los trabajadores soportaron de nuevo otro grave momento de peligrosidad, al ser todos estos internos altamente peligrosos y violentos dada su clasificación.

El sindicato ha resaltado la "gran actuación" del jefe de servicios, de los funcionarios de vigilancia interior en el turno de noche, además de los servicios médicos que los atendieron, y que a riesgo de poder perecer en el intento, lograron salvar la vida del interno y la del resto que residen el departamento. El interno causante del grave incendio ha quedado ingresado en la sala de observación de la enfermería.

Tu Abandono Me Puede Matar "se ve en la obligación de denunciar esta situación de violencia y estrés constante que se vive en el interior de la prisión, así como la falta alarmante de efectivos y medios para sofocar estos graves incidentes que por desgracia son habituales".

La prisión de Córdoba, una de las cuatro más masificadas del país, alberga a una "cantidad ingente de internos muy conflictivos", lo que genera "el escenario perfecto para que la tragedia esté cercana". Por hechos como éste, es por lo que esta asociación de profesionales pide "de forma urgente" un estatuto propio, con una normativa ajustada a sus funciones, que les ofrezca los mínimos de seguridad jurídica que necesitan para desempeñar su labor, en el que se diseñen programas formativos adecuados a la cantidad de funciones de difícil desempeño que tienen que realizar y en el que se les proteja ante los ataques diarios que sufren.

En este caso, "hemos tenido que hacer de bomberos para lo que la Administración nos ha provisto de un curso básico de 20 horas de formación sin parte práctica que en muchos casos no se ha vuelto a hacer desde hace ya más de 10 años".

La organización ha facilitado un vídeo en el que se puede contemplar la actuación de una situación muy similar a la cordobesa en otra prisión del país que tuvo lugar hace un mes.

Comentarios