Miércoles 20.11.2019

JUAN DE LA HABA, ONCÓLOGO Y PROMOTOR DE TAN SÓLO 5 MINUTOS

"Vencer al cáncer significa ser capaz de vivir con intensidad a pesar de la enfermedad"

JUANDELAHABA def 5
JUANDELAHABA def 5
"Vencer al cáncer significa ser capaz de vivir con intensidad a pesar de la enfermedad"

¿Tiene 5 minutos? Si es así, tiene en sus manos la posibilidad de aportar mucho en la investigación contra el cáncer. En tan sólo cinco minutos ( http://tansolo5minutos.es ), podrá contribuir a generar el primer Mapa Dinámico de Factores de Riesgo para la Prevención del Cáncer, al responder a un sencillo test online sobre sus hábitos de vida. Por ahora, 98.735 personas ya lo han hecho.

Juan de la Haba, uno de los oncólogos de referencia a nivel nacional e internacional en cáncer de mama y presidente de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica, es el responsable de esta iniciativa. Este médico cordobés llegó a esta especialidad por casualidad, aunque no así a la medicina de la que le atraía esa capacidad por conseguir que las personas se sintieran mejor. Algo que consigue cada día desde sus consultas en el Hospital Reina Sofía y San Juan de Dios de Córdoba, con un optimismo que engancha al hablar y sorprende al hacerlo de una enfermedad como el cáncer.

Y es que De la Haba se muestra como un optimista convencido, pero con los pies en la tierra ante la dureza de una enfermedad para la que la prevención y la detección precoz son fundamentales.

JUANDELAHABA def 6

¿Cómo llega a desarrollar la iniciativa Tan sólo 5 minutos? Creo que parte de la aplicación PDPCáncer.

Si como sociedad queremos avanzar en la lucha contra el cáncer, tenemos que desarrollar mejores tratamientos y acceso a los tratamientos para toda la población, pero hay una parte que no debemos descuidar, ya que los hábitos sanos se acompañan de menos cáncer. Sobre todo en el cáncer que es evitable, hay otro cáncer que no vamos a poder evitar y es el que se asocia a cumplir edad. A medida que cumplimos años, las probabilidades de desarrollar un cáncer son mayores, porque el cáncer va en nuestros genes y en la medida en la que nuestras células envejecen, la posibilidad de que se sumen alteraciones genéticas es mayor. Si viviéramos 200 años, el 90% de la población tendría un cáncer, porque es algo inherente a nuestro proceso de envejecimiento.

Con esta iniciativa, la idea era incidir sobre eso, pero no de manera general. Ése era el primer objetivo de la aplicación Pdp cáncer, el poder hacerte recomendaciones específicas metiendo tus antecedentes familiares, personales y hábitos de vida. Se trataba de personalizar la información obtenida. El siguiente paso era conseguir que el acceso a esos tests fuera el máximo posible, y ahí es donde empezamos a utilizar las redes sociales. La difusión fue muy buena y, además, nos dimos cuenta de que el estudio podría tener una vertiente de análisis epidemiológico con una connotación que no había ocurrido antes: la de geolocalizar, por el código postal, los factores de riesgo. De este modo uníamos que aportábamos valor en cuanto a personalización de la información, análisis epidemiológico localizado por código postal y, al mismo tiempo, la persona sana hacía algo de activismo de sillón, que tan de moda está ahora, dando sus datos para que sirvan al cómputo general. Esto ha sido la clave de todo, y más de 98.000 personas han rellenado las encuestas, lo que ahora mismo lo convierte en uno de los proyectos a nivel nacional con mayor volumen de información. Una información que va a estar a disposición de todo el mundo y que será evaluada por un comité científico.

Más de 98.000 personas han rellenado ya las encuestas de Tansolo5minutos 

Porque su idea es poder elaborar un mapa de factores de riesgo sobre el cáncer, ¿no?

Ya se puede ver algo, pero para que ese mapa sea fiable y podamos decir que en tal o cual barrio hay un mayor índice de obesidad, por ejemplo, para que esa información le sirva a colegios, centros cívicos o ambulatorios, tiene que haber un número representativo de personas que respondan. De las 98.000 que han contestado hasta el momento, 30.000 son de Córdoba, de Madrid 25.000, Sevilla 17.000, pero para el reto de la geolocalización hemos fijado el mínimo en 150.000, aunque  haremos lo posible para llegar a 400.000 o 500.000 encuestas. Creo que en Europa no existe otro proyecto igual y sería una iniciativa muy importante, incluso en planificación de salud en población sana.

JUANDELAHABA def

¿Qué les empiezan a contar esas encuestas?

En Córdoba, por ejemplo, hemos visto unas tasas de obesidad más altas en los barrios más deprimidos de la ciudad. Este dato es importante para que los responsables de la mejora de la salud pública dirijan sus campañas de eliminación de las tasas de obesidad a estas zonas. Incluso se están obteniendo datos de obesidad por edad, tiene mucha utilidad a nivel local, si eres responsable del colegio, por ejemplo, puedes ver qué pasa en tus códigos postales, porque eso se va a poder consultar, va a ser una información abierta a todos.

En Córdoba hemos visto unas tasas de obesidad más altas en los barrios más deprimidos de la ciudad

Aparte de la obesidad, ¿qué otros malos hábitos se están detectando?

Nos estamos encontrando con  una población, sobre todo de la que tenemos más información  que es de Córdoba, que tiene muy buenos hábitos: mucha gente que hace deporte, los fumadores entre la gente joven han bajado muchísimo, de forma general, tenemos buena calidad de vida de forma sorprendente. No en vano somos de los países con mayor longevidad junto a Japón, pero siempre está el querer mejorar. De todos modos, todavía no tenemos datos suficientes como para tener conclusiones significativas. Hay que ser muy prudente hasta que la muestra sea representativa.

Hace unos años escribió el libro Cómo vender al cáncer. Cuénteme, ¿cómo se hace?

El título no me gusta nada, no tuve más remedio que ponerlo por la editorial. Yo conseguí el objetivo de escribir el libro y la editorial tenía el objetivo de que este libro se vendiera, y supongo que con ese título se vendería más. El título original era Cáncer en positivo. En él, se trataba de preguntar a la gente qué de positivo había supuesto para ellos haber tenido un cáncer, o que alguien de la familia lo hubiera tenido. Durante varios años recopilé por correo electrónico e incluso algunos manuscritos con mucha dificultad, una buena carpeta de experiencias positivas asociadas a algún tipo de cáncer. En ellas, se dan las claves de cómo vencerlo. Estoy en contra de que el sentimiento de lucha esté asociado con el sentimiento de victoria en esta enfermedad, además escribí una editorial en Diario Córdoba sobre esto, donde mostraba mi disconformidad. Tengo cantidad de pacientes que han sido auténticas luchadoras y que se han quedado en el camino. Bajo la perspectiva de lo que aprendí de aquel libro, puedo decir que luchar no significa curarse, hay enfermedades de las que no nos vamos a poder currar y de las cuales nos vamos a morir, eso está claro. Vencer al cáncer significa ser capaz de vivir con intensidad, a pesar de la enfermedad. El problema que tiene el cáncer es que ocupa el centro de la familia, de la persona, del trabajo, el centro de todo, y hay gente que es capaz de ponerlo a un lado y seguir viviendo, y otra gente que no. Para mí, luchador es aquél que es capaz de ponerlo a un lado. Y el libro va en esa línea, no de la de dar fórmulas mágicas sobre cómo curar la enfermedad.

El problema que tiene el cáncer es que ocupa el centro de la familia, de la persona, del trabajo, el centro de todo

¿Hay que perderle el miedo al cáncer?

El miedo paraliza y nos convierte en algo lejano de lo que nos gusta ser. Hay que tener respeto a las cosas, y el respeto pasa por ver de qué manera podemos evitarlas. Miedo no hay que tenerle a nada, respeto sí, puesto que es una enfermedad que trae sufrimiento y muerte. Esto se traduce en que si debo de hacer algo para diagnosticarlo precozmente, debo de hacerlo; si puedo hacer algo en mis hábitos de vida para corregirlos y evitarlos, debo hacerlo; y lo hago por respeto, no por miedo, porque la considero una enfermedad importante y quiero hacer todo lo posible para no tenerla. Si a pesar de eso la tengo, pues bueno habré hecho todo lo posible para no tenerla, al menos.

JUANDELAHABA def 3

Por el largo proceso que rodea a la enfermedad, supongo que establecerá una relación muy especial con sus pacientes.

Sí, la relación con mis pacientes es muy especial. En la consulta se aprenden muchas cosas que uno se lleva en la mochila, en ésa que tenemos todos donde vamos echando las experiencias. La consulta, en ese sentido, es muy enriquecedora y siempre lo digo: Los pacientes te dan mucho más de lo que tú les das a ellos.

Los pacientes te dan mucho más de lo que tú les das a ellos

Cómo médico,  ¿cuál es la parte más difícil de la enfermedad a la que tiene que hacer frente?

La recaída, o cuando hay un empeoramiento. Esto es más difícil, incluso, que cuando tienes que entender que el final está llegando. Es una parte muy dura, informar de dos o tres recaídas al día a mí me satura. Cuando informas a un paciente de la recaída debes tratar de implicarlo y hacerle ver que su vida sigue hasta el último segundo, eso es un ejercicio de bajada, subida y estabilización, que desde el punto de vista emocional te afecta. El acto de información es un acto muy importante y te tienes que sentir bien para hacerlo, porque hay que tener planificado qué se le va a decir al paciente, cuál va a ser el siguiente paso y transmitir una idea que aún siendo real, sea positiva.

¿Dónde cree que se está avanzando más sobre el cáncer?

En el conocimiento de la enfermedad. Antes decíamos cáncer y hablábamos de una única enfermedad. Hace muchos años, la definición de proliferación incontrolada de las células valía para todo. Hoy en día, el cáncer es un compendio de una cantidad de enfermedades tremenda y caminamos hacia el reconocimiento de cánceres muy diferentes. Por ejemplo, ahora mismo se conocen como 12 subtipos de cáncer de mama y cada uno va a tener un tratamiento diferente. A  eso es a lo que nos referimos con un tratamiento personalizado, aunque me gusta más llamarlo medicina de precisión, el ser preciso a la hora de dirigir un determinado tratamiento a una determinada modificación molecular. Se trata de segmentar el cáncer en multitud de enfermedades y que para cada una tengamos un tratamiento. Ahí, la investigación clínica y la realización de ensayos está siendo fundamental y en eso, como sociedad, hemos avanzado muchísimo. Recuerdo que recién llegado le proponía un ensayo a un paciente y me decía “¿qué te crees, que soy un ratón de experimentación?”, y hoy día muchos de ellos te piden “¿tenéis algún ensayo clínico?”, sobre todo la gente joven, e incluso gente que dice bueno si a mí no me sirve, a lo mejor servirá a otro. Hay un sentimiento muy solidario con la investigación, tenemos una tierra muy solidaria, fíjate en los trasplantes.

Ahora mismo se conocen unos 12 subtipos de cáncer de mama, cada uno con su tratamiento

Ahora mismo, en cuestiones de salud, el cáncer es una de las principales preocupaciones, e incluso se han organizado campañas para solicitar casillas específicas en la declaración de la renta destinadas a la investigación contra el cáncer. ¿Debe ser una prioridad en el sistema sanitario español?

Creo que salud y educación son dos prioridades fundamentales, muy por delante de otro tipo de prioridades que nos marcan, y eso lleva implícito dinero. Dedicar recursos económicos a la salud, a la investigación, a la educación es invertir en el estado de bienestar y tendremos que recortarlo de otros sitios que creamos menos importantes. Si a mí me preguntan en  mi rol de médico, yo quiero el mismo presupuesto que tienen otros países del norte de Europa dedicado a salud, y en España no lo tenemos. España es muy eficiente, porque el sistema sanitario está montado de forma muy solidaria, pero está muy por debajo de los recursos que dedican otros países a salud. Nos están haciendo ver que en situaciones de crisis hay que recortar también en salud y educación, pero en este país lo que está saliendo tremendamente caro es la corrupción, a lo mejor no tenemos que tener tantos kilómetros de alta velocidad o construir aeropuertos fantásticos. Yo he viajado mucho y aeropuertos como el de Barajas he visto muy pocos, eso es un lujo asiático, donde vamos. Esté gobernando quién esté gobernando, lo siento mucho, pero con eso no me identifico, salud y educación deben ser prioritarios y los aeropuertos de techos bajos. En esta línea, siempre voy a estar de acuerdo con cualquier tipo de movimiento que vaya en este sentido.

JUANDELAHABA def 2

El cáncer tiene un respaldo social muy alto. ¿Esto les ayuda y suma para que la enfermedad se visualice y se invierta más en investigación?

El cáncer es una enfermedad afortunada, porque es muy frecuente y muy sensible socialmente. Quizá deberíamos tender una mano a enfermedades que no lo son tanto. Hay mucho conocimiento que podríamos compartir en algún tipo de red con enfermedades  neurodegenerativas o metabólicas, enfermedades que de por sí son raras, pero que a lo mejor están compartiendo conocimiento desde el punto de vista de la investigación básica. Hay ejemplos de fármacos que se han desarrollado dirigidos al cáncer y luego han servido para enfermedades vasculares, por ejemplo, o enfermedades metabólicas en niños pequeños. La verdad es que veo poca soledad en el paciente oncológico. Hay mucha sensibilización desde el punto de vista social.

Hay mucha sensibilización desde el punto de vista social hacia el cáncer 

¿Cree que algún día se encontrará el remedio para esta enfermedad?

Creo que vamos a llegar a curar cánceres. El cáncer como enfermedad global no, porque partimos de la base de que son muchas enfermedades. Ya estamos viendo curar enfermedades que antes suponían que el paciente vivía muy poquito. Habrá curación, seguro, pero el milagro mágico de que alguien llegue un día y diga yo curo el cáncer, no. Estoy muy en contra de todo lo que hay de leyenda urbana asociada al cáncer,en Internet sobre temas de alimentación y demás. ¡Qué daño está haciendo eso! Si puedo, quiero dedicar un tiempo a tratar de contrarrestar todos los mitos y leyendas de la alimentación y tratar de desmontarlos.

JUANDELAHABA def 4

Comentarios