Miércoles 20.11.2019
Cordoba Hoy

MARÍA DOLORES GAITÁN, DIRECTORA DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE PIANO GUADALQUIVIR

"Córdoba es una fuente infinita de inspiración también para la música clásica"

De momento, María Dolores Gaitán no tiene un conservatorio a su nombre pero sí ha sido capaz de dirigir nueve ediciones del Festival Internacional de Piano Guadalquivir.

María Dolores Gaitán4
María Dolores Gaitán4
"Córdoba es una fuente infinita de inspiración también para la música clásica"

Con más de un siglo de diferencia, una joven pianista de Villa del Río y pedagoga de Música, siguió los pasos del célebre compositor de La Traviatta, y puso rumbo a la ciudad italiana con más teatros por metro redondo, Milán, donde continuó su formación en el conservatorio G.Verdi.

De momento, María Dolores Gaitán no tiene un conservatorio a su nombre pero sí ha sido capaz de dirigir nueve ediciones del Festival Internacional de Piano Guadalquivir, que va a estrenar la ciudad palatina recientemente nombrada Patrimonio Mundial por la Unesco como escenario único para un espectáculo inédito y creado especialmente para hacer brillar más todavía a la ciudad.

"Al- Zahra in Music" es un homenaje al filósofo judío Maimónides, el músico Ziryab, "a la Córdoba del máximo esplendor durante el Califato Omeya" que el día 23 de septiembre a las 20.45 horas estrenará en el yacimiento con músicos solistas, un ensamble internacional y una danza que será todo un regalo para los sentidos.

Además, es una de las artistas afortunadas que cuenta con el privilegio del mismísimo Obispado de Córdoba pues en el interior de la Mezquita-Catedral, el 30 de septiembre interpretará el "Homenaje a Góngora y al Inca Garcilaso", una "reinvención" de la música solemne de iglesia, pero con la impronta reconciliadora e integradora que da el haber recorrido el mundo con su piano, conociendo y valorando todas y cada una de las culturas.

María Dolores Gaitán- Foto- Paolo di Maio

La intérprete ha estudiado con pianistas de fama como Paolo Bordoni, Lilya  Zilberstein, Larisa Tedtoeva, Emanuela Piemonti y Alexander Kandelaki, de los que ha absorbido conocimiento que, combinado con "la magia" de Córdoba ha dado como resultado ya "Córdoba y sus patios" un espectáculo dirigido por ella y que ha representado a España en la Fiesta Nacional de España en Milán.

Pero en el festival, las jóvenes promesas también tienen un peso protagonista. El Real Círculo de la Amistad acoge el día 20 de septiembre un concierto que pone el broche de oro a las clases magistrales que una veintena de privilegiados talentos han tenido gracias a la parte formativa del programa. Así, Enrique Bagaría al piano, Sergey Teslya al violín, Roberto Pérez al clarinete, Alessandro Solbiati con la composición y Emanuela Piemonti como música de cámara ofrecerán de manera gratuita un repertorio inédito para quien quiera disfrutar de una velada de música clásica.

Córdoba es mi tierra y nunca he dejado de sentirlo así, por eso, aunque sea desde la distancia, me esfuerzo porque sé que es un privilegio poder inspirarse en una ciudad como la nuestra

Gaitán ha logrado que la gran multinacional coreana de la automoción esponsorice su festival y, el mismo día 21, un autobús gratuito recogerá a quien quiera experimentar cómo suena la música clásica entre coches, podrá disfrutar de un cóctel en un concesionario de la marca y después volver y responder a la pregunta "¿te vas a comprar un coche?" con una pieza, por ejemplo, de Manuel de Falla.

Los alumnos y profesores de las clases magistrales del Festival actuarán el día 21 Conservatorio de Música Ziryab " a las 19.00 horas. Al día siguiente, también en el Conservatorio de Música, Enrique Bagaría interpretará "Reminiscencias de Oriente a Occidente" a las 21.00 horas.

Para los melómanos, la pianista también ha creado un espectáculo donde el jazz y la música electrónica se fusionan a través de un lenguaje clásico. El día 27, en el Palacio de Viana, batería, contrabajo, piano y flauta pondrán la banda sonora más ecléctica del programa. Porque, para Gaitán, "la música es el lenguaje universal donde todos los estilos pueden confluir en la creación y la composición". Otra metáfora más de la riqueza cultural de una Córdoba "mágica", "tal y como la pensó y compuso Isaac Albéniz".

María Dolores Gaitán1

Una cordobesa en Milán que logra nueve ediciones un festival de piano y en Córdoba en los tiempos que corren.

Dicho así suena de vértigo, aunque en el fondo lo ha sido. Yo me he formado aquí como pedagoga musical y pianista en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba, pero luego me fui a estudiar a Suiza y a Milán donde he seguido formándome. Ahora doy clase allí y toco como solista por todo el mundo.

Pero Córdoba es mi tierra y nunca he dejado de sentirlo así, por eso, aunque sea desde la distancia, me esfuerzo porque sé que es un privilegio poder inspirarse en una ciudad como la nuestra para crear y a la que no se le ha compuesto demasiado en música clásica a pesar de tener fuentes de inspiración inagotables.

El año pasado dirigí un espectáculo sobre los patios en la Fiesta Nacional de España en Milán y fue un auténtico éxito, les encantó y he recibido muchísimas propuestas de exportarlo, algo que me encantaría pero que es complicado de asumir en solitario.

De hecho, el FIP Guadalquivir sin los patrocinadores privados sería impensable.  

María Dolores Gaitán4

¿Cómo es la música clásica contemporánea que se hace en Andalucía?

Cada cambio de siglo y de tendencia supone una ruptura con lo anterior, una vanguardia. Se intenta explorar lo desconocido y por eso a veces lo que conocemos como música clásica es complejo de entender porque estamos acostumbrados a escuchar música más sencilla.

Tenemos creaciones originales compuestas en exclusiva para el Festival y podemos animar también a crear obras sobre Córdoba que tenemos muy poquitas

A la música compuesta en Andalucía o por compositores andaluces le queda un largo camino, pero es que Italia y Francia por historia son países muy evolucionados en este estilo musical, como nosotros lo somos del flamenco, es algo innato y cultivado con siglos de formación, de talento, de aprendizaje donde la música evoluciona y se desarrolla.

Este año tenemos una eminencia, el compositor italiano Alessandro Solbiati, formado en prestigiosa la escuela Donatoni, y creo que es una gran oportunidad para que los músicos españoles aprovechen sus clases magistrales y sus actuaciones para beber un poco de las tendencias actuales de Italia.

Tenemos creaciones originales compuestas en exclusiva para el Festival y podemos animar también a crear obras sobre Córdoba que tenemos muy poquitas que hablen con el lenguaje de la música clásica sobre esta maravilla de ciudad que tenemos.

María Dolores Gaitan- Foto- Falaga.eu

¿No se ha compuesto en música clásica sobre Córdoba?

Tenemos la obra a la ciudad por excelencia, la Córdoba de Isaac Albéniz pero en la historia de la composición musical, no hay mucho más inspirado aquí al contrario que ocurre con ciudades como Málaga, Granada o Sevilla, que tienen composiciones dedicadas.

Con "Al-Zahara in Music", además de inaugurar Medina- Azahara como "escenario" patrimonial, se trata de un espectáculo creado ad hoc.

El año pasado, para el Festival creé el espectáculo "Córdoba y sus patios" porque este evento, aunque cuente con músicos de todo el mundo, eminencias, no podemos olvidar que surge en Córdoba. Pero con el montaje de los patios, la gente en Italia quedó maravillada y me di cuenta de que mi ciudad es la mayor fuente de inspiración.

Sin embargo, de todo lo valioso que tenemos, el filósofo Maimónides no te creas que sabe todo el mundo en qué contribuyó la historia del pensamiento, por ejemplo, así es que me documenté sobre él y sobre otra figura que me parece indispensable en la historia de la música como es el músico Ziryab y tomé como marco, por la relevancia de su candidatura a Patrimonio Mundial, nuestra ciudad omeya.

Me encerré días con mi piano, estudiando partituras, leyendo sobre ellos, escuchando y le presenté la idea al compositor Danilo Lorenzini, con dilatada experiencia en la composición de piezas con elementos culturales de diferentes estilos y tradiciones. Así, ha compuesto para el festival "Rapsoda hebraica" basada en el canto de sinagoga "Yigdal Elohim" escritos por el filósofo cordobés Maimónides que tendré el placer de interpretar en el conjunto arqueológico de Medina Azaha.

Esa noche habrá también un homenaje al músico Ziryab, sonarán obras de Enrique Granados, temas ebreos de Sergei Prokofiev  y una versión "Scheherezade" de Nikolái Rimski Kórsakov- Alessandro Palumbo.

Sonaba elegante, fue la calificación que más me dijeron. Pero es que nuestra ciudad lo es, para alguien que llega por primera

Y para completar la velada, el Ensamble FIP Guadalquivir, compuesto por los violinistas Sergey Teslya, Hoang Linh Chi; la viola de Artaches Kazarian; el violonchelo de Vikhail Milman; el clarinete de Roberto Pérez y el laúd árabe y el kanún de Aziz Samsaou y conmigo al piano, pondremos la música para que Carolina Prior y Carlos Sánchez enamoren a los espectadores con su danza.

María Dolores Gaitán3

¿Cómo acogieron la obra sobre los Patios de Córdoba con música clásica?

Tanto músicos como público coincidían en la misma descripción, sonaba elegante, fue la calificación que más me dijeron. Pero es que nuestra ciudad lo es, para alguien que llega por primera.

Y para componer el espectáculo de Medina-Azahara, ¿qué instrucciones le diste a Danilo Lorenzini?

Bueno, él es que ya ha estado en Córdoba y se enamoró por completo de la ciudad. La documentación sobre la historia de los personajes, de la ciudad, de la historia de Medina-Azahara, de la propia ciudad se la preparé yo pero no vino más que a reafirmar que Córdoba es "mágica", que tiene muchos colores, sabores, una idiosincrasia de su gente muy particular.

En el espectáculo se va a sentir que ha sido una parte importante de la historia en muchas épocas por ser el centro político y cultural y por ilustres personalidades desconocidas hoy en día.

Todo ello, sumado a la sensibilidad y el talento de Danilo Lorenzini, ha dado como resultado, "Rapsoda hebrea", una pieza creada en exclusiva para el Festival y que estoy convencida de que va a gustar muchísimo. Además, el crisol de culturas que sonará será más real que nunca pues, entre los intérpretes, hay músicos judíos, árabes y cristianos pero del siglo XXI.

Córdoba suena a muchas cosas, es un crisol de culturas, una comunión de todos los pueblos que han pasado por aquí y han dejado sus distintos colores

No sé si ha podido arriesgar reinventando piezas clásicas en el caso de la actuación de la Mezquita-Catedral. Todo un privilegio que le hayan permitido actuar en el templo. ¿Sonará a música eclesial?

Estoy muy agradecida a que el Cabildo no solo me haya permitido actuar, sino que además repito. Fue difícil entrar, pero no puedo nada más que agradecerles su amabilidad, se han puesto por completo a nuestra disposición y ya son cuatro años los que llevamos colaborando.

Es cierto que, a pesar de que toda la gestión con ellos es rápida y muy eficiente, tenemos la restricción de repertorio, tenemos que interpretar música de iglesia pero, ¿quién ha dicho que tiene que ser piezas solemnes de Mozart o Bach? Como ese espectáculo lo pensé para homenajear al Inca Garcilaso y a Góngora, sobre el primero de ellos he rescatado piezas compuestas por misioneros europeos durante su evangelización al Nuevo Mundo en la época de la colonización. Por tanto, son piezas donde se identifican ritmos del folclore latinoamericano, que nada se parecen a un requiem solemne y sobrio.

María Dolores Gaitán

Por último, ¿a qué suena Córdoba?

Córdoba suena a muchas cosas, es un crisol de culturas, una comunión de todos los pueblos que han pasado por aquí y han dejado sus distintos colores. Personalmente, la gran obra de "Córdoba" de Isaac Albéniz creo que recoge la esencia de la ciudad, en sus versos iniciales te transporta a cualquier paseo nocturno por las callejuelas oliendo a azahar oyendo las campanas lejanas. Creo que es una pieza que capta la magia y el duende de un sentimiento que provoca la mezcla y la unión de mucho, de contrastes.

 

Comentarios