ENTREVISTA A ANTONIO DÍAZ, PRESIDENTE DE CECO

"Estamos a la cola de captación de fondos europeos y debemos de ir a por todas hacia la colaboración público-privada"

El nuevo presidente de los empresarios cordobeses avanza que está dispuesto a dialogar con otras organizaciones, administraciones y sindicatos para avanzar en el desarrollo económico y social de Córdoba

Antonio Díaz, presidente de CECO
Antonio Díaz, presidente de CECO

Antonio Díaz llegó a la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) hace 32 años para realizar su labor en la asesoría jurídica, y desde entonces ha ido conociendo mejor que nadie los entresijos y el entramado interno de la organización empresarial trabajando codo con codo con los últimos presidentes. Ahora, con 58 años, casado y con dos hijos, le ha caído en las manos la posibilidad de dirigir la Confederación hacia una nueva etapa. Una posibilidad que él mismo ha calificado de "inimaginable" cuando dio sus primeros pasos en la patronal cordobesa.

- ¿Qué recuerdos tiene de aquellos primeros días en CECO cuando se incorporó a la asociación?

Ha pasado mucho tiempo y la verdad es que toda mi vida profesional ha sido dedicada al mundo de la organización empresarial. Recuerdo que la primera vez que llegué a la sede, en un piso de alquiler en la calle Doce de Octubre, fue de la mano de un abogado amigo mío. Él  me hizo una entrevista en base a un anuncio que vi en el Colegio de Abogados de que necesitaban una abogado joven con ganas de trabajar en una organización empresarial y me contó lo que era. Le dije que estaba en perfectas condiciones y recuerdo que estábamos con muy pocos medios, muy poco personal y que era todo como muy artesal. Pero allí empecé. Lo primero que hice en la Confederación fue una circular informativa sobre la negociación colectiva para todas las empresas y todas las organizaciones miembros de la CECO, y al año de estar allí ya me ofrecieron ser el secretario general. Alguna cualidad verían en mí y hasta hoy he seguido.

-¿Se imaginaba entonces que podría llegar a ser presidente?

Inimaginable. La crisis, la situación actual y la propia experiencia nos han obligado a tomar una serie de determinaciones, en la Confederación al igual que en todas las empresas y en todas las organizaciones e instituciones, y una de ellas era una adaptación de los estatutos que permitirera que el presidente fuera profesional. Hasta ahora, siempre había sido un empresario de carácter representativo, lógicamente, pero con la modificación de los estatutos es cuando empezamos a valorar esa posibilidad. Hasta hace poco no se me pidió que diera el paso de presentar la candidaturta. La verdad es que nunca imagine que terminaría siendo el presidente de CECO. En Córdoba es la primera vez, pero en España hay otros casos, como es el caso de Málaga o Cádiz, donde llevan años con la presidencia ejecutiva y el principal presidente ejecutivo que ha tenido la organizaciones empresariales en este país ha sido Jose María Cuevas, que fue secretario general de la CEOE y y que luego estuvo de presidente durante 20 años.

- ¿Y qué puede aportar un presidente ejecutivo al cargo?

Lo principal es un conocimiento profundo de la organización, porque estás en el día a día, tu trabajo es la defensa de los intereses generales de los empresarios, conoces bien al equipo y a las empresas. Pero quisiera dejar claro una cosa: si yo no tuviera el respaldo de las empresas no podría ser presidente, por muy profesional que yo sea. He llegado a la presidencia de la Confederación, porque masivamente, y con un respaldo importante de un 90%, han avalado mi candidatuta a presidente. Eso es lo que a mí me da fuerza. No voy a ser yo quiene niegue que me siento preparado y capacidad he demostrado tener, pero sin el respaldo de las empresas, no hubiera aceptado.

CECO 2

- En su toma de posesión dijo que su mandato iba a ser innovador. ¿En qué sentido lo dijo y en qué se va a notar?

Creo que hay distintas posibilidades. No voy a ser continuista y he estado con cuatro presidentes diferentes. Cada uno de ellos le da su impronta y su forma de ser. Eso está muy unido con el carácter. Yo quiero que toda la base de la asociación participe de la Confederación y ahora me tocará elevar una propuesta a la junta directiva de que quiero un comité ejecutivo renovado, con gente nueva de mucha valía que están ahí y que hay que contar con ellos. Luego pienso que en algunos casos hay que reforzar la comunicación con las administración públicas y, en ese sentido tengo la satisfacción de que en mi toma de posesión estaban todos los partidos políticos. Eso no es fácil en los tiempo que corren y creo que debemos reforzar esa comunicación y esa colaboración.

Tengo la satisfacción de que en mi toma de posesión estaban todos los partidos políticos

- ¿A qué se está refiriendo?

Creo que estamos en un momento fundamental para la colaboración público-privada. Esta organización empresarial, con los problemas que pueda tener y con las virtudes que tiene, puede ayudar mucho a la Administración Pública, fundamentalmente a la local y a la provincial, por ejemplo en la consecución de fondos europeos. Córdoba ha sido siempre una provincia que no ha ocupado el espacio que le correspondía en la captación de fondos europeos. Este edificio en el que está la sede ha sido cofinanciado por el mecanismo financiero del Espacio Económico Europeo. Hemos conseguido traer a Córdoba para los empresarios y para la ciudad y la provincia 1,8 euros para esta infraestructura, que presta servicios para las empresas y los autónomos. Igual que conseguimos esto de la mano del Ayuntamiento y de la Diputación, se pueden conseguir otros fondos para la ciudad y para su desarrollo económico. Están en Bruselas y hay que ir a por ellos y saber conseguirlos

- ¿Qué tiene que ver eso con la colaboración público-privada a la que ha aludido?

Bruselas exige esa colaboración. Es una exigencia. Son las reglas del juego de la UE. El espacio económico, el mecanismo financiero del horizonte 2020, está exigiendo proyectos en colaboración entre lo publico y lo privado. Y nosotros, como organización representativa más importante de los empresarios en la provincia, podemos ir de la mano y ayudando a nuestras administraciones, que son las receptoras de esos fondos, para desarrollar proyectos de desarrollo económico y de potenciación de las infraestructuras en la creación de empleo y en la creación de nuevas empresas y de gente que quiera poner en marcha iniciativas nuevas. Ahora que se ha abierto el horizonte 2020 y ya están empezando a abrirse los Fondos Feder y el Fondo Social Europeo, tenemos que ir a por todas. Nos hemos quedado en la cola de la captación de fondos europeos. Por las razones que sean, hay otras provincias andaluzas, como Cádiz o Málaga, cuyas diputaciones y ayuntamientos lo han sabido hacer muy bien captando esos fondos. En este punto, los sindicatos son una pieza fundamental. Yo pienso reunirme con UGT y CCOO y nos vamos a sentar los tres próximamente para plantear propuestas de desarrollo y colaborativas.

Pienso reunirme con UGT y CCOO y nos vamos a sentar los tres próximamente para plantear propuestas de desarrollo y colaborativas

- Precisamente, ¿con la situación de relativa mejoría, se retomará el diálogo con ellos para tratar, por ejemplo, de los convenios colectivos?

Mi opinión es que todos nosotros estamos reconocidos en la Constitución. Los sindicatos y las organizaciones empresariales somos un ente fundamental y es verdad que en los últimos años, con la crisis y los escándalos, hemos caído, quizá, en el saco del olvido. Pero hay que volver a retomar la interlocución de los agentes económicos y sociales y con las administraciones de una forma clara, nítida y transparente para conseguir objetivos comunes. Hay dos principios que dije en mi toma de posesión que para mí son irrenunciables: Uno es la defensa de los intereses generales de los empresarios y autónomos y pymes y, dos, la lealtad en los acuerdos. Si hemos llegado a un acuerdo hay que cumplirlo. No puedes ser desleal. En estos tiempos convulsos que estamos viviendo todo ha decaído, nada se toma en serio, estamos apagando fuegos, es verdad la crisis ha golpeado durísimo en esta provincia donde se han perdido 5.000 empresas y también muchos puestos de trabajo. Pero quien crea los puestos de trabajo son las empresas. Y una cosa es clara: es más difícil crear una empresa de cero que crear un puesto de trabajo cuando ya hay una empresa.

- La crisis ha dejado una profunda huella en la economía y en la sociedad cordobesa, y también en CECO. ¿Tras años de retroceso y de cambios internos en la organización, cómo se afronta el futuro?

En el contexto político, creo que es bastante incierto. Hay una declaración institucional muy potente que acaba de hacer la organización empresarial andaluza que dice que es necesario un acuerdo cuanto antes, porque la incertidumbre en el mundo de la empresa es lo peor. Es como un pequeño cáncer que se lo va comiendo todo, y el que tiene previsto ampliar no amplía, y el que tiene previsto contratar no lo hace. La refinanciación se queda parada. Hace falta un Gobierno que tome decisión, que dé serenidad. Estamos viviendo una etapa muy mala para el desarrollo económico y empresarial, y lo que queremos es que se pongan de acuerdo. El pueblo ha hablado y ha dicho lo que hay, y se tienen que poner de acuerdo. El peor de los casos sería tener que repetir las elecciones y yo creo que no sería bueno. El ejemplo es lo que ha pasado en Andalucía, donde en 2015 hubo tres procesos electorales y se ha producido una paralización de toma de decisiones de más de 250 dias. La Junta todavía está haciendo nombramientos de altos cargos. Lo que no puede es que la empresa y la economía anden, pero la política esté parada. Los polticos están para servirnos y para tomar decisiones en favor del bien común y eso es lo que tenemos que exigirles.

CECO 3

- ¿Cómo le gustaría que fuera CECO dentro de unos años?

Me gustaría poder ver a CECO como una entidad eficiente, eficaz, que preste servicios profesionales para el mundo a la empresa, que ayude a los empresarios en su trabajo, que defienda sus intereses y, lógicamente, que sea una todavía mayor organización representativa de los empresarios, con más empresas afiliadas y más organizaciones. Quiero que la CECO sea un instrumento útil para las empresas y para los autónomos. También queremos entendernos con los autónomos y, por eso, he invitado al presidente de ATA para un encuentro. Yo quiero entenderme con todo el mundo yo no tengo puertas cerradas.

- La crisis también ha dejado por el camino la formación de los profesionales. ¿Se va a retomar este punto y de qué manera?

Lo que ha pasado en Andalucía es muy llamativo. Desde 2012 estamos sin una convocaría de formación profesional para el empleo. Habrá razones para ello, pero yo no las entiendo. Ha habido corrupción y escándalos que están todavía en el juzgado, pero lo que no puede pasar es que paguen justos por pecadores. Hay muchas entidades, y CECO es una de ellas, que están pagando el mal que algunos han hecho y ahora no hay café para nadie. Y, mire usted, el que ha hecho sus tareas, el que no tenga expedientes de reintegro, el que no tenga problemas en los juzgados déjelo usted trabajar por los fondos. Pero no, se ha cerrado la llave y no se convoca cuando estamos en la época con más desempleados con necesidad de reciclarse y de tener formación adecuada a las necesidades de las empresas en Andalucía. Yo espero en que en 2016, tal y como ha dicho la presidenta de la Junta (Susana Díaz), haya partidas en los presupuestos autonómicos. Hay 216 millones de euros en las cuentas de la Junta para la formación profesional y para el empleo. Espero que más pronto que tarde se presente y se convoque la formación con todos los requisitos, exigencias, controles, necesidades y concurrencia competitiva necesaria para no haya problema. Esta organización cuenta con las mejores instalaciones y profesionales, las certificaciones en calidad y en profesionalidad y la agencia de colocación propia, como para desarrollar un proyecto formativo con todas las garantías.

Espero en que en 2016, tal y como ha dicho la presidenta de la Junta (Susana Díaz), haya partidas en los presupuestos autonómicos

- Entrando un poco en la actualidad cordobesa, ¿cuál es su punto de vista con lo que está pasando con la cementera Cosmos? ¿Qué cree que va a pasar finalmente?

Creo que allí se ha buscado un problema donde no lo había. Tenía las autorizaciones, sobre todo medioambientales que son las fundamentales, de la Junta, así como las verificaciones europeas, y no había problema. Políticamente se ha provocado uno. Y eso es malo en todos los sentidos. ¿Que es necesaria la salud pública y el bien general y medioambiental? Pues sí, y exíjaselo a la empresa, con todos los controles, como se hace en todos los países europeos. La empresa está dispuesta a poner los medios, y, de hecho, tiene el certificado y la autorización medioambiental. Todo lo que sale por la chimenea de Cosmos en ese mismo momento está siendo analizado por los servicios centrales de la Consejería de Medio Ambiente. El problema es que la empresa, en su derecho, quiere producir con más competitividad y para producir con más competitividad es necesario reducir costes. Si no quieres reducir los salariales, tienes que reducir la energía. Algo que se está haciendo desde hace mucho tiempo en España e Europa. Lo único es sustituir un combustible por otro, pero con todos los controles y eso es legal. Y como existen determinadas circunstancias que han provocado el problema, ahora sacamos de la organización a la empresa y no va a poder pedir permiso ni para cambiar ni una puerta.  Nosotros defendemos a la empresa, que está dentro de la legalidad. Yo creo que se ha provocado un problema sin necesidad.

- También acaba de saltar la polémica de los toros en el Ayuntamiento, ¿Cuál es su posicionamiento?

Creo que entorno al mundo taurino hay mucha inversión y se genera mucha riqueza. Pienso que se ha dimensionado el tema y lo que ha supuesto recortar unas ayudas para celebrar unos espectáculos, se ha reconvertido en un ataque a la fiesta de los toros e, indirectamente, lo es. Montar una feria vale mucho dinero y siempre ha habido ayuda pública para ello. Ahora ya no la van a tener. Queda por ver cómo será la feria que tendremos. Toros seguirán existiendo y habrá espectáculo. A mÍ me gustan los toros y el circo también me gusta de calidad y de buen gusto.