Martes 19.03.2019

JOAQUÍN ZURITA, ASOCIACIÓN DOMA DE CAMPO

"Para que seamos la ciudad del caballo tendría que haber unión, y hay demasiado interés creado"

Joaquín Zurita, ex presidente de la Asociación Andaluza de Doma de Campo.
Joaquín Zurita, ex presidente de la Asociación Andaluza de Doma de Campo.
"Para que seamos la ciudad del caballo tendría que haber unión, y hay demasiado interés creado"

'Córdoba y el caballo. Pasado, presente y futuro' (2018) es la clave que justifica que la ciudad de la Mezquita lo sea también del caballo, por el simple hecho de ser la cuna, literal, de la gestación del caballo español en Caballerizas Reales por el zootécnico caballerizo de Felipe II, Diego López de Haro y Guzmán.

El libro, que recoge hitos ecuestres desde época íbera y romana, hasta la Córdoba musulmana y medieval, cuenta con la dirección del exdirector de la Asociación Andaluza de Doma de Campo, Joaquín Zurita, un maestro que aprendió antes a montar a caballo que a leer; un gran embajador de la fortaleza equina de Córdoba tanto en su faceta profesional como en la personal, donde se escapa con sus caballos al campo siempre que puede.

Joaquín Zurita 5

Al frente de la asociación logró celebrar en la ciudad cuatro ediciones del Campeonato de España de Doma Vaquera y ahora, en su puesto de trabajo como funcionario del Ayuntamiento de Córdoba, ha trabajado por que en el otoño cordobés tenga presencia el caballo con un ciclo cultural monográfico fruto del cual en 2017 se celebraron unas jornadas técnicas cuyas conclusiones se recogen en el volumen antes citado.

Zurita "recita" decenas de hitos históricos del caballo, algo que sorprende y conlleva la pregunta espontánea: "¿Cómo sabe tanto de caballos?". Sin evitar un sonrisa, revela lo que hoy en día sería definido como una 'fricada' u "obsesión"; "desde los seis años me iba a la biblioteca provincial y me bebía los cuatro únicos libros que había sobre caballos. Y luego, me pasaba las horas sentado en una ventana de Caballerizas".

Además, se ha criado en el campo, a la sombra de su padre, también amante de la naturaleza; ha gestionado una ganadería y organizado hasta tres campeonatos nacionales de Doma de Campo , y otros tantos infantiles, atrayendo a Córdoba a jinetes y ganaderos de todo el mundo, desde México hasta Italia, Francia o Alemania.

Con la imagen de Otoño del Caballo.

¿Por qué crear en Córdoba la Asociación Andaluza de Doma de Campo y no en Sevilla o en Jerez?

Fue un proyecto entre amigos. Todos mis amigos son del mundo del caballo, del campo y teníamos ganas de hacer algo en Córdoba. En 2011 nos animamos y creamos la Asociación y, desde entonces, organizamos cuatro campeonatos nacionales de Doma Vaquera con eventos culturales paralelos, con el que conseguimos atraer a miles de personas que desconocían el papel de Córdoba y disfrutaron.

Todos y cada uno de los colectivos del caballo trabajan para la difusión de un valor que es un patrimonio histórico y presente vivo.

Córdoba tiene una cultura del caballo brutal , pero el ciudadano no se ha dado aún cuenta. Desde la Bética romana, los grandes hitos del caballo se han marcado aquí.

¿Por qué lo deja entonces?

Porque no creo en los cargos vitalicios. Los presidentes de los colectivos deben estar pocos años, pero intensos, y así relevar con otras personas que tengan más ganas, antes de quemarse o de acomodarse y dejar pasar el tiempo sin hacer nada.

Córdoba tiene una cultura del caballo brutal, pero el ciudadano no se ha dado aún cuenta. Desde la Bética romana, los grandes hitos del caballo se han marcado aquí.

¿Por ejemplo?

En la colonia fenicia de la Bética romana lo que más se valoraba era el vino, el aceite, metales preciosos y los caballos. Con los omeyas, Córdoba se convierte en la capital del mundo conocido y aquí están las mejores yeguadas.

A las faldas de Medina Azahara llevan criándose caballos mil años. El gran hito de Felipe II fue más bien un reconocimiento, porque en las Caballerizas Reales estaban ya las cuadras de Alhaken II, lo que pasa es que el monarca nombró caballerizo a Diego López de Haro y Guzmán, quien, como buen zootécnico, aplicaba principios de genética adelantados a su época hasta que creó el caballo que idealizaba, el pura raza española o caballo español.

Después, la reina Isabel III crea tres facultades de veterinaria en España y una de ellas fue la de Córdoba, que en la época contemporánea, es un referente internacional consolidado en su investigación equina.

En Córdoba también se crea la primera yeguada militar de España que este año celebra su 150 aniversario en Moratalla. Y aquí teníamos el séptimo depósito de sementales.

No creo en los cargos vitalicios, los presidentes de los colectivos deben estar pocos años pero intentos y así relevar con otras personas que tengan más ganas, antes de quemarse o de acomodarse y dejar pasar el tiempo sin hacer nada.

Me habla de pasado, ¿y el presente?

Tenemos al jinete Javier Higueras, Juan de Dios Ramínez, Juan Gómez, José Alejandro Alcaide, son campeonas actuales en sus disciplinas. Yucatán de Ramos, el ganador del último campeonato de España es un caballo nacido en Córdoba.

Y el trabajo de investigación y clínica de la Facultad de Veterinaria es un referente internacional.

El caballo presente de una forma u otra allá donde va.

¿Qué define al caballo español?

Es un caballo extremadamente bello, muy dócil y muy apto para la doma. Y el caballo en general es un animal muy intuitivo, como son presa, dependen mucho de su intuición, tienen una memoria sorprendente; si les tratas mal se van a acordar toda la vida.

Todo este potencial, sin embargo, no es que sea muy conocido ni por los propios cordobeses.

Porque no hay un colectivo unitario que nos represente. En Semana Santa, las cofradías, todas como unidad son representadas por la Agrupación de Cofradías que defiende los intereses de generales del colectivo, no individuales.

Los taxistas, los carnavaleros, los peñistas, todos son representados por una entidad que los aglutine menos nosotros.

Lo que pasa que el caballo, el campo, tiene unos intereses económicos bastante jugosos.

Intereses económicos y personales. En 2011, con la Asociación Andaluza de Doma de Campo, un grupo de amigos intentamos quitarnos el gusanillo del caballo, porque a todos nos encanta. Pero, sin quererlo, con los cuatro campeonatos nacionales de doma vaquera y todos los eventos paralelos fuimos capaces de mostrar la fortaleza del caballo, que la gente lo conociera, viviera con el mundo de la ganadería, de la Doma, de la Alta Escuela, un mundo muy atractivo, pero desconocido por el cordobés de a pie.

Fruto del trabajo de todos los colectivos de la ciudad, poco a poco, al menos creo que la gente a quien le interesa el mundo del caballo sabe todos los recursos con los que contamos en Córdoba; cuadras, escuelas ecuestres, el Club Hípico, Caballerizas Reales. Córdoba y provincia es muy potente con la ganadería en general y con el caballo en particular.

Joaquín Zurita 3

Más que nada porque mantener un caballo no es como un mantener un animal de compañía.

Error. ¿Cuánto se gasta una persona que fuma al mes en tabaco? ¿Ciento cincuenta euros en cajetillas? Pues por ese dinero, incluso algo menos, tienes tu caballo cuidado en una de las cuadras que tenemos en Córdoba o en la provincia.

Con respecto a la gestión de Caballerizas Reales, un edificio municipal gestionado, desde el cobro de la entrada hasta el espectáculo por un único colectivo. ¿Qué opina de eso?

Que se confunde mucho la parte con el todo. Caballerizas Reales es una parte, importante sí, pero una parte de un todo que es el mundo del caballo de Córdoba: Ganaderías, cuadras, escuelas deportivas, escuelas de aprendizaje, clubes, competiciones, yeguadas.

Y también creo que Caballerizas debería ser mucho más que un espectáculo. Es historia, patrimonio, tiene las claves de hitos históricos. Personalmente, creo que Caballerizas Reales debería de abrirse a todos los colectivos, no sólo a uno.

¿Córdoba Ecuestre tiene el monopolio?

La realidad del mundo del caballo hoy no es la de hace 20 años cuando se crea Córdoba Ecuestre. Hay más clubes, colectivos, aficionados.

Dejando al margen la política, volvamos a los beneficios de este animal, por ejemplo, con personas con movilidad reducida o con alguna patología neurológica para los que los caballos consiguen sacarles una sonrisa, hacerlos felices.

Las terapias con caballos favorecen el equilibrio en la monta, entre otros beneficios, pero es que además, es un animal tan noble y tan seguro que ayuda a combatir muchos miedos, da libertad de movimiento a quien depende de una silla de ruedas para caminar.

Y hablando en términos económicos, el turismo ecuestre es un importante nicho de mercado, porque abarca naturaleza, patrimonio, gastronomía, turismo no sólo en la capital, también en la provincia. Y atrae flujos desestacionalizados que, además, se gastan en alojamientos, en comer, en visitar la ciudad. Es un turismo de calidad que bien gestionado conlleva unos beneficios importantes para la provincia.

Joaquín Zurita 13

Comentarios