Martes 12.11.2019

ENTREVISTA A ISABEL AMBROSIO, ALCALDESA DE CÓRDOBA

«He visto más complicidad y altura de miras en UCOR o Ciudadanos que la que he visto a día de hoy en el PP»

La regidora socialista de Córdoba, Isabel Ambrosio, está dispuesta a regenerar los organismos de participación que en los últimos cuatro años "han permanecido bajo candado y tres llaves ocultos en un cajón"

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio. Fotos: Roldán Serrano
La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio. Fotos: Roldán Serrano
«He visto más complicidad y altura de miras en UCOR o Ciudadanos que la que he visto a día de hoy en el PP»

Isabel Ambrosio niega que Ganemos esté llevando la batuta en el gobierno municipal, aunque entiende que esa formación quiera "poner el foco de atención" en su actividad política y asegura con firmeza que el PSOE siempre ha sido de izquierdas. Aún a riesgo de ser considerada una política "blanda" en sus formas, Isabel Ambrosio está empeñada en que el diálogo y el consenso sean la base del quehacer diario en el Ayuntamiento, y, a pesar de que está pasando por serias dificultades, estima que el cogobierno está bien de salud, precisamente porque se basa en un trabajo previo marcado en una hoja de ruta con 51 medidas, de la que no tiene la menor intención de salirse.

- Están siendo unos meses complicados con abundancia de temas que crean polémica: Cosmos, Tauromaquia, pacto antiyihadista, subvenciones retiradas a colectivos... ¿Ha mermado eso en algún momento su confianza?

Teníamos muy claro, tras el resultado electoral, lo que quería la ciudadanía, y las tres fuerzas políticas se sentaron para conformar la hoja de ruta que venimos desarrollando durante estos meses. Gobernar es tomar decisiones y éstas tienen que ser coherentes con lo que se ha firmado y es fruto del acuerdo. Además, hay muchos más elementos en común entre estas tres formaciones que diferencias y matices. A partir de ahí, hay quien está intentando poner un foco de atención en la idea de que nos hemos salido del guión de ese compromiso que tenemos con la ciudadanía a través de esas 51 medidas. Hemos sido muy transparentes al negociar unos compromisos electorales que creíamos eran los que tenían que darle forma a esta nueva etapa y hemos sido muy rigurosos en la toma de decisiones que no se salgan de ese pacto. Es lo que nos pidió la ciudadanía.

-  ¿Cree que está siendo un debate forzado por la oposición?

No sólo forzado, sino que hay quien intenta de alguna manera socavar la lealtad que existe entre las dos fuerzas que conforman el Gobierno y una tercera que firmaron un pacto de investidura. Creo que hay que ser valiente para afrontar las decisiones que se van tomando en el día a día y que hay que acompañarlas con los argumentos que te han llevado a tomar ese tipo de decisiones. Hemos tratado de frenar la situación de necesidad de muchas familias dotándonos de recursos para dar soluciones a sus necesidades como la Oficina de Defensa de la Vivienda, el Plan de Rescate, el derecho al suministro de agua o reforzar todo el área de Servicios Sociales. Por otro lado, hay un segundo plan de trabajo encaminado a mejorar las oportunidades que ofrece la ciudad. Y eso es lo que a algunos no les interesa que salga en los medios de comunicación, y lo están intentando evitar a base de bronca, y más bronca constante. Con eso no nos van a coartar ni en la confianza ni en las ganas ni en el empeño ni en la responsabilidad y el compromiso con los ciudadanos que asumimos el 13 junio.

Alcaldesa 2

- Hay tensión en el ambiente del Consistorio. ¿Cree que va a ser así toda la legislatura?

Sinceramente, todo dependerá en gran medida de lo que ocurra también a nivel nacional. Todos somos conscientes de que la situación política nacional hace que algunos quieran poner el foco de atención en la ciudad de Córdoba, en su equipo de Gobierno y en que establezcan la bronca por la bronca. En esta situación lo que hay es que reforzar los elementos que son más importantes de la gestión. Llegamos a un Ayuntamiento donde estaba todo bastante empantanado y hemos dado continuidad a muchos de los proyectos que estaban a mitad, como el plan ‘50 Obras, 50 Barrios’, que se ha justificado hasta el último euro, a pesar de que el PP dijo que no íbamos llegar a tiempo. Lo mismo pasó con el Urban Sur, que dijeron que no íbamos a poderlo justificar y al final ha estado muy por encima de lo que estaba previsto por el PP, porque el proyecto estuvo de brazos caídos durante un tiempo. Y ésas son las cosas que a algunos no les gusta escuchar, pero en las que vamos a seguir empeñados. Demostraremos que hay otra manera de hacer las cosas, que las personas y sus necesidades son la prioridad.

- Se acaba de crear una plataforma en defensa de la tauromaquia, ¿No se está yendo un poco de las manos?

Esto tiene también que ver con esas 51 medidas. La hoja de ruta estaba perfectamente trazada y dentro de esas medidas estaba nuestra posición sobre todo el maltrato animal y hacer de Córdoba una ciudad libre de circos con animales. Dejar de financiar los festejos taurinos no estaba dentro del acuerdo escrito y no formaba parte de las 51 medidas, pero había formado parte de las conversaciones. En esto, como en todo, la sociedad cordobesa y la sociedad española han ido creciendo y avanzando, y a día de hoy es muy difícil justificar que con dinero público asumamos abonos de temporada para los festejos taurinos. Es que con cargo al dinero público, que pagamos entre todos, se benefician unos cuantos para ir a los toros en mayo, y es algo que no se entiende ya.

Es difícil justificar que con dinero público, que pagamos entre todos, se beneficien unos cuantos para ir a ver los toros en mayo

- Pero, insisto, ¿no se está exagerando un poco con todo este asunto?

Es que el texto de la moción de Ganemos no afecta para nada a la continuidad ni la celebración de los festejos taurinos en la ciudad, porque no es ni nuestra competencia ni creo que ese debate esté sobre la mesa ahora. Pero siempre hay quien intenta de alguna manera ver una amenaza donde no existe. Si los responsables de la plaza tienen un buen cartel, seguirán teniendo la respuesta de siempre por parte de los aficionados, y la compra y adquisición de un número de abonos por el Ayuntamiento no puede ser, en ningún caso, el elemento que ponga en riesgo la continuidad de la fiesta de los toros en esta ciudad.

Alcaldesa 6

- Mucha gente no ha entendido que también se vean afectados los espectáculos taurinos a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer.

También ha sido una mala interpretación. Me gustaría que le pidierais su opinión a la AECC. Ellos me trasmiten tranquilidad absoluta, ya que el Ayuntamiento va a seguir estando a su lado en su trabajo que hacen de apoyo a los enfermos y sus familias. El Ayuntamiento le ofrece su apoyo para que eso pueda continuar. Eso lo podemos hacer con dinero y recursos públicos a través de un convenio de colaboración Y si hasta ahora se venían negociando año a año, hemos planteado negociar un convenio de colaboración a cuatro años vista, para todo el mandato y eso les dará la garantía de que van a poder desarrollar sus actividades.

- ¿Y cómo se va a concretar eso?

En cuanto a los recursos, vamos a poner a disposición de la Asociación aquellas infraestructuras y equipamientos que son de titularidad pública, y la Plaza de Toros no lo es. A disposición de este colectivo y de otros muchos están el Teatro de la Axerquía, el Teatro Góngora o el Gran Teatro para que se celebren actividades que pueden ser rentables y les pueda servir como una ayuda más para sus actividades. Una cosa es la opinión publica y otra cosa es la opinión publicada, y yo tengo la sensación de que nosotros estamos haciendo aquello que nos han pedido precisamente los ciudadanos de Córdoba.

Con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) vamos a cerrar un convenio de colaboración a cuatro años vista

- ¿En su opinión el caso de Cosmos se podría haber resuelto de otro modo? ¿Hubo quizá excesiva precipitación desde el Ayuntamiento?

En absoluto. Aquí se conjugan tres elementos que estoy empeñada en que formen parte de todas las decisiones que adopte el equipo de Gobierno. Se trata de conjugar la defensa del trabajo y del empleo, actual y futuro, con la idea de que el dialogo sea una manera de desarrollar la acción política en el Ayuntamiento, unido a la idea de cumplir los compromisos firmados en relación a demandas pendientes que tenían los cordobeses. Hemos establecido un compromiso y si desconozco la razón del resto de fuerzas políticas para terminar firmando el documento de la Plataforma Aire Limpio, sí sé por qué lo hizo el PSOE. Entendemos que en pleno siglo XXI una huella industrial como ésa no puede seguir estando en el centro de la ciudad.

¿Cómo se va a poner en práctica? Porque la mesa no parece convencer a todos.

A través del diálogo, sin duda. No puede haber otra manera que no sea alrededor de esa mesa. Buscar a las personas y colectivos que tienen algo que decir sobre este asunto y escuchar su opinión. Y a partir de ahí, teniendo presente la defensa a ultranza del papel que tiene que jugar el empleo en la solución, pero sin caer en la trampa de que los intereses de una empresa, Cosmos, se reduzcan sólo y exclusivamente a los propios de un consejo de administración que sólo busca obtener más beneficio.

Alcaldesa 8

Si la idea es el diálogo, ¿por qué no han frenado o han dado marcha atrás en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana?

Un Ayuntamiento no tiene nada más que los instrumentos urbanísticos para tomar decisiones. Si no ponemos sobre la mesa el inicio para modificar el PGOU y le damos la oportunidad a la empresa para que tome una decisión sobre si ve o no oportuno trasladarse de allí, el Ayuntamiento no tiene capacidad alguna para cambiar esa realidad. Por eso, iniciamos esa modificación, que es un proceso muy largo, aunque algunos no quieran verlo, y tiene todas las garantías de participación. Iremos construyendo una hoja de ruta que nos permita imaginar y trabajar para que en el futuro esa huella industrial desaparezca del centro de la ciudad, sin poner en riesgo el empleo. Eso no puede ser por la fuerza ni obligado, porque al final quien tiene que tomar la decisión de cambiarse de lugar y buscar una ubicación tiene que ser la empresa. Hay que ver también la oportunidad y las facilidades para que eso pueda ser una realidad y sobre todo que pongamos una línea roja clara en cuanto a la defensa del empleo.

Iremos construyendo una hoja de ruta que nos permita trabajar para que en el futuro esa huella industrial desaparezca del centro de la ciudad

- ¿Cómo cree que se ha visto afectado el cogobierno local tras estas últimas polémicas con repercusión nacional?

La salud del Gobierno municipal ahora mismo es muy buena, fruto del trabajo previo a la toma de decisiones. Aquí le dedicamos muchas horas a hablar, a opinar y buscar acuerdos. Pero no sólo entre las fuerzas que conformamos el pacto de gobierno, sino también con la oposición para intentar llegar a acuerdos. Con unos es más fácil. He visto más complicidad y altura de miras en grupos como UCOR o C's que la que he visto a día de hoy en el PP. Lo que espero es que esas sensaciones empiecen a cambiar. El PP ya ha tenido tiempo suficiente de digerir y aceptar los resultados electorales de las municipales y después de las generales. Ha sido un año difícil para el PP, pero la fortaleza de los partidos también radica en saber adaptarse a la situación en la que te colocan los ciudadanos y el PP no ha entendido que éstos no querían que tuviera una mayoría absoluta como la de los últimos cuatro años para dirigir sus políticas a fortalecer los privilegios de unos a cambio de las necesidades de la mayoría de ciudadanos.

- ¿Qué opina de lo que dice la oposición sobre que PSOE e IU están bailando al pairo de lo que determina Ganemos, que no forma parte del gobierno municipal?

La razón de ser de Ganemos, como la de cualquier otra formación, es conseguir el apoyo ciudadano, y para eso tienen que ponerle luz y focos a las decisiones que van tomando y a sus posicionamientos políticos. Eso hay que hacerlo compatible con el día a día de un gobierno municipal que tiene bien marcada su hoja de ruta desde el 13 de junio de 2015 con la ratificación y la publicidad de un acuerdo con 51 medidas. Los ocho asuntos que han puesto ahora sobre la mesa para los presupuestos forman parte de esos acuerdos. Es decir, no hay nada que no esté en sintonía con lo que venimos haciendo ni mucho menos. Es lógico y razonable que ellos quieran poner el foco de atención en su actividad política. Pero es que no hay que perder de vista que son una agrupación de electores, cuya razón de ser es darle voz a las propuestas ciudadanas, igual que lo hacemos el resto de los partidos. No veo, por tanto, ningún elemento que venga a desiquilibrar o a desestabilizar el gobierno municipal.

Alcaldesa 5

- En los últimos meses se está oyendo hablar mucho de que Ganemos va a entrar finalmente como tercera pata de verdad en el gobierno. ¿Hay algo ya decidido?

Pues será una decisión que tome la agrupación ganemos. Yo insisto en que hay dialogo y comunicación casi diaria, y el día que tomen esa decisión, supongo que nos la comunicarán. Veo a los medios muy pendientes de este tema cuando a quien les toca preguntar es, precisamente, a Ganemos.

Si Ganemos tiene la intención de entrar o no a formar parte del Gobierno municipal habría que preguntárselo a ellos

- ¿Cree que esa opción le conviene a su Ayuntamiento ahora que dicen desde la oposición que es una minoría la que maneja al Consistorio?

Puestos a pensar, son ellos los que tienen que hacer primero esa valoración. Yo soy muy respetuosa con los procesos participativos y de toma de decisiones, ya no sólo de los partidos políticos, sino en este caso de la propia agrupación de electores de Ganemos.

- En cualquier caso, tiene que reconocer que las posturas municipales se empiezan a definir un tanto en claves de izquierda y derecha. En este sentido, parece que el pacto con IU, con el apoyo tácito de Ganemos, ha llevado al PSOE más a la izquierda, ¿qué opina?

Bueno el PSOE siempre ha estado donde ha estado. Si ser de izquierdas es comprometerse con 51 medidas que tenían que ver con darle la voz a los cordobeses, que perdieron en estos cuatro años; si ser de izquierdas tiene que ver con buscar soluciones a las familias y a los cordobeses que peor lo están pasando; si ser de izquierdas es buscar oportunidades a los cordobeses a través de instrumentos de desarrollo económico, escuchar a agentes económicos y sociales que tienen algo que decir, entonces claro que somos de izquierdas. Pero es que lo hemos sido siempre. Yo creo que el día a día del equipo de gobierno lo marcan las necesidades de los ciudadanos.

Si ser de izquierdas es buscar soluciones a familias necesitadas y escuchar a todos los agentes económicos y sociales, entonces lo somos

- En cuanto a las necesidades de personal en servicios concretos, se ha anunciado el desbloqueo para la contratación de interinos. ¿Se podrá contratar lo suficiente para cubrir esas necesidades?

Esto  tiene que ver con la entrada en vigor de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Pública, cuyo papel era atar de pies y manos a los ayuntamientos al evitar poder dotarte de recursos humanos para desarrollar tus competencias y poner en marcha los servicios que estás obligado a prestar. Desde que entró en funcionamiento, este Ayuntamiento ha perdido a 150 funcionarios públicos muy necesarios y que no ha sido posible sustituirlos, y da la sensación de que vamos muy por debajo a la hora de ofrecer servicios de nuestra competencia.

Alcaldesa 4

- ¿Pero se está resolviendo el problema?

Lo que nos queda es buscar de qué manera vamos haciendo sostenible la prestación de los servicos públicos y reforzando las empresas publicas para servir a la ciudadanía. Se están dando algunos pasos en ese sentido. Estamos modificando las bases de algunas convocatorias para que las personas que no terminan siendo seleccionados con plaza puedan formar parte de una bolsa de trabajo y que ése sea el instrumento con el que el Ayuntamiento pueda contratar, aunque sea con carácter temporal y como interino, a personal para poder desarrollar esas funciones. Pero no está siendo fácil. El escenario que nos encontramos en junio pasado fue un Ayuntamiento con 150 trabajadores menos, con empresas públicas que estaban al filo del precipicio, porque había voluntad de no hacerlas sostenibles para que fallaran, porque habría empresas privadas muy atentas a que cuando cayera una prestación de un servicio desde los público poderlo recoger y hacerlo rentable desde la actividad privada.

- El Ayuntamiento tiene la sana intención de poner en marcha un tipo de gestión política contando más con los vecinos. ¿Será esto un cambio importante tras cuatro años de ostracismo vecinal?

Es norma del equipo de gobierno hacer de la toma de decisiones un proceso participado y en el que tengamos la oportunidad de incorporar la opinión. ¿Quiere eso decir que la opinión de la ciudadanía en todos los procesos participativos sea vinculante? No, pero quien pide opinión lo que no va a hacer es no tenerla en cuenta a la hora de tomar las decisiones.

No sólo estamos abriendo el cajón donde se ocultaron cuatro años los instrumentos de participación, los estamos aireando y renovando

- ¿Lo están aplicando ya con ejemplos concretos?

Bueno, creo que vamos a concluir relativamente pronto la comisión sobre la incorporación del Metrotrén en un proyecto de transporte publico de Cercanías. En esa comisión hay una parte de participación vecinal, otra parte de los que son interesados en ver qué decisión tomará el equipo de Gobierno al respecto como es la Asociación del Taxi, la Plataforma del Metrotrén o el Consorcio de Transporte Metropolitano, que trabajan con los técnicos municipales. Eso nos va a dar una visión lo suficientemente extensa como para que el Ayuntamiento tome la decisión de poner o no en marcha ese proyecto. Es lo mismo que hemos hecho con Cosmos y en los procesos de presupuestos democráticos y presupuestos participativos. La Jornada de Participación que acabamos de celebrar va en la línea de cómo adaptamos y redimensionamos los instrumentos que son del Ayuntamiento y que facilitan la participación de los vecinos. Es decir, todo lo que había estado los últimos cuatro años metido en un cajón con un candado y con muchas llaves echadas, no sólo lo hemos sacado del cajón, sino que lo estamos aireando y renovando.

Vamos a recuperar espacios en desuso como la escuela Félix Ortega o el colegio Luciano Centeno

- Ganemos ha marcado en su hoja de ruta la recuperación de la escuela Félix Ortega al estilo del Rey Heredia. ¿Se han pensado destinos similares para otros edificios que estén ahora en desuso?

La escuela Felix Ortega tiene que ver con uno de nuestro compromisos, y es que existen muchos equipamientos municipales que no tienen uso o que deberíamos revisar su uso. Espacios que hasta ahora tenían un uso educativo, como el colegio Luciano Centeno, en San Agustín, o la antigua escuela de Felix Ortega, y en los que tenemos la obligación de ponerlos en funcionamiento de la mano de la ciudadanía y de procesos participativos. Espacios que son muy necesarios para que actividades que se vienen celebrando sin tanta holgura y facilidad se puedan desarrollar en la ciudad. Se ha elaborado un catálogo de espacios que están sin uso o hay que cambiárselo para adaptarlos, y los vamos a ir cediendo como hemos hecho en otras ocasiones, para que sean los ciudadanos los que se responsabilicen de ellos y les saquen el máximo provecho rentabilizándolos socialmente al máximo.