Martes 19.11.2019

ENTREVISTA A ANTONIA PARRADO, CANDIDATA AL CONGRESO POR IZQUIERDA UNIDA-UNIDAD POPULAR

«Hay que intentar por todos los medios industrializar nuestro país»

Una apuesta por la enseñanza, sanidad e industria energética publicas centra el discurso de IU-Unidad Popular en Córdoba, que ve como única salida para la provincia la puesta en marcha de un proceso de modernización en el ámbito agroalimentario

 

Antonia Parrado, candidata al Congreso por Izquierda Unida-Unidad Popular  Fotos: Roldán Serrano
Antonia Parrado, candidata al Congreso por Izquierda Unida-Unidad Popular Fotos: Roldán Serrano
«Hay que intentar por todos los medios industrializar nuestro país»

Concejala en diversas etapas del Ayuntamiento, siempre vinculada a los servicios sociales, Antonia Parrado tiene una amplia trayectoria primero en la enseñanza y luego en la política. En un mundo en el que prima la juventud y el márketing fue sin embargo elegida por las bases de su partido para que fuese su representante en estas elecciones. Algo así a los 71 años no es casualidad.

¿Cómo lleva la campaña?

Está siendo una experiencia cansada, por la cantidad de trabajo, pero también apasionante, porque me está dando ocasión de conectar con muchísimas personas, de oír sus inquietudes y de transmitir nuestro programa e idea de Estado y Gobierno.

El mal endémico de Córdoba sigue siendo el paro y la falta de infraestructuras, ¿qué se puede hacer para sacar de esa especie de crisis dentro de la crisis a una ciudad como esta?

En Córdoba hay 115.000 parados, pero todavía más preocupante es que ya más del 40% no tienen ninguna prestación social. Viene de lejos. En un principio el boom del ladrillo pareció ser una salida económica pero al final se ha demostrado como volátil, efímera y que para lo único que ha servido es para traer una situación de precariedad. Incluso estadísticas recientes de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía señalan que el 30% de la pobración está en riesgo de pobreza. Izquierda Unida-Unidad Popular apuesta por un modelo de producción diferente. Hay que intentar por todos los medios industrializar nuestro país. En Andalucía y en Córdoba, por ejemplo, habría que hacer una apuesta por la economía agraria, que no haya que sacar los productos del campo para que nos los envasen en Italia. Hay que poner en marcha industrias relacionadas con la agricultura. Por otra parte nos gustaría impulsar energías renovables y evitar que la gente pague precios desorbitados por energías como la eléctrica, nacionalizando esas empresas o, mejor dicho, renazionalizándolas, porque nacierons siendo públicas.

Hay que impulsar energías renovables y evitar que la gente pague precios desorbitados por energías como la eléctrica

En ese sentido, en muchos actos electorales, han reivindicado el sector público.

Entendemos que tiene que ser así. Tanto en el caso que hemos comentado de las energéticas como en materia de sanidad, educación o dependencia. Los servicios más básicos de la ciudadanía deben de estar ubicados dentro de una política del Estado. Un ejemplo de Córdoba. Se privatizó la residencia de ancianos. Pues el servicio que esté dando una empresa no puede ser el mismo ni en cuanto a atención ni en lo que respecta a la situación de las personas que allí trabajan. La empresa privada, como es natural, quiere beneficios, y esos beneficios están en detrimento de la calidad general de un servicio de estas características.

Antonia Parrado 5

Usted ha sido profesional de la educación muchos años. Supongo que será un campo al que preste especial atención.

Sí, ha de ser una educación pública, gratuita e igualitaria. Los alumnos deben de tener las mismas oportunidades. También hay que tener en cuenta las características de cada alumno para poder llegar a él del modo en que lo necesite, dentro de unos parámetros. Esta enseñanza ha de hacer que el alumno piense, recapacite, y sea el protagonista de su propio conocimiento.

La enseñanza ha de hacer que el alumno piense, recapacite, y sea el protagonista de su propio conocimiento.

En este sentido, hay un debate desde hace lustros entre la enseñanza pública y la concertada, que siempre ha contado con numerosas ayudas, no sé si en otros países se da esta situación.

Se da en España, no en otros países de la UE, donde la prioridad es una enseñanza pública de calidad y si hay agrupaciones religiosas que quieren tener sus propios centros por supuesto se les permite pero dentro de la autonomía de cada familia. En España este problema no se abordó en su momento. Creí que cuando empezó a gobernar el PSOE en los 80 con una política que pensaba de izquierdas no se iba a fomentar como se fomentó la concertada. No es que hubiese que tener una enseñanza pública de la noche a la mañana, habría que esperar a una respuesta suficiente del Gobierno, y hasta entonces, claro, poner en marcha convenios determinados ante la falta de recursos. Pero esos convenios puntuales son una cosa y otra que hoy día se están cerrando unidades de la pública en beneficio de la privada concertada.

Las encuestas para IU no son nada halagüeñas, ¿cómo abordan la campaña con estas previsiones?

La apuesta de Unidad Popular no es una apuesta para el mañana inmediato. Es una apuesta por mantener cuestiones que realmente creemos que aportan soluciones a medio plazo. Este país no puede aguantar más años con estos modelos productivos, paro y precariedad. Nuestra apuesta es una apuesta en profundidad por estar ahí neutralizando todas las políticas de derechas que se están haciendo. A pesar de las encuestas creeemos que nuestra verdad y posicionamiento de izquierdas está llegando. También creo que en cuanto a las encuestas hay una situación premeditada y orquestada para crear el desánimo y para llamar al voto útil. Y el voto útil es algo de lo que más me ha dolido siempre, porque se ha utilizado por la derecha y también por aquellos que se hacen llamar de izquierdas pero al final hacen políticas de derechas.

Comentarios