Sábado 20.07.2019
Cordoba Hoy

LOURDES ARROYO, COORDINADORA DEL IAM

"Victimizar al agresor es volver a victimizar a la que es la víctima real"

"Victimizar al agresor es volver a victimizar a la que es la víctima real"

Lourdes Arroyo llegó hace cuatro meses a Instituto Municipal de la Mujer desde un plano muy diferente: La arquitectura y el baloncesto. Licenciada en Arquitectura Superior por la Universidad de Sevilla, máster oficial interuniversitario en Representación y Diseño en Ingeniería y Arquitectura y máster en Coaching; fundadora del Bball Córdoba Club de Baloncesto, con equipo en la Liga Nacional y EBA. Arroyo asegura que ha sido precisamente el gusto por trabajar en equipo el que le ha llevado a querer liderar un grupo que luche todos los días por la igualdad y la eliminación de las violencias entre sexos. Una labor que se presenta harto difícil tras los tres asesinatos de mujeres que ha tenido que vivir en su cargo en tan sólo un mes. Sea como sea Arroyo está dispuesta a dejarse la piel para lograr avanzar en este propósito. 

Arquitecta y fundadora del Bball Córdoba Club de Baloncesto. ¿Cómo lleva este giro tan radical en su carrera y en su día a día?

Pues la verdad es que la transición no ha sido tan grande, porque en el Colegio de Arquitectos hacía muchas cosas relacionadas. Además, también, al dedicarme a un deporte de equipo eso hace que me guste mucho trabajar y coordinar en equipo. Pero, claro, eso te quita mucho tiempo y como yo tenía que involucrar a mucha gente haciendo dos proyectos de ciudad con Rehabilita Córdoba y con el propio colegio y estando siempre muy pendiente de que la ciudad tuviera sus necesidades cubiertas participando activamente en mi colegio, pues quizá esto ha sido un empujón para dedicarte a algo que siempre he defendido al pertenecer a un colectivo tan masculinizado en el que quería dar visibilidad a mis compañeras que llevan muchos años trabajando. Así que esto ha sido un regalo. Poder seguir trabajando, con toda la artillería que hay en Andalucía, que es un referente mundial. 

LOURDES ARROYO 99

Todo esto le ha servido entonces para poder establecer unas líneas estratégicas interesantes para avanzar en el desarrollo de los derechos y protección de la mujer. 

Yo siempre digo que en la profesión de arquitecto tienes que coordinar muchas profesiones a la hora de planificar una obra, de planificar muchos equipo de trabajo, y aquí tienes que coordinar a mucha gente que trabajamos para lo mismo: Erradicar la violencia o realizar muchas actividades para fomentar la igualdad, por lo que ambas labores tienen mucho en común.

"En caso como éstos tu vecino puede ser tu salvación"

¿Cuáles son las líneas o la estrategia que está imponiendo en el IAM?

El Instituto Andaluz de la Mujer sigue unos criterios unitarios porque erradicar la violencia tiene que ser algo colectivo tanto de hombres como de mujeres, una colaboración en equipo y conjunta. En la cuestión de erradicar la violencia la mujer que sufre agresiones, ya sean físicas o psicológicas, normalmente aunque la identifique, no se ve con fuerza como para tomar medidas o directamente separarse de ese núcleo tóxico. Así que las campañas que vamos a estar siempre fomentando es que el entorno ayude a esas mujeres a salir de eso; bien directamente de la forma más desagradable en una situación extrema con una denuncia, o bien, para evitar llegar a esa situación extrema, para que acudan al Centro Provincial o los centros municipales o de la Mancomunidad para lograr que esa mujer pueda ir saliendo de esa disminución de personalidad que puede llegar a tener por esa violencia. Así, nuestras campañas sirven para erradicar la violencia, concienciar a la mujer de que puede salir de ahí y concienciar al entorno de que ayude a esas personas. Ésta es la única forma de prevenir asesinatos como los que últimamente estamos viendo. Y luego también tenemos que visibilizar referentes de mujeres por el empoderamiento de que si ella pudo, yo puedo. Hay que visibilizar referentes en todos los ámbitos profesionales, sociales, LGTBI, también ese tipo de situaciones que, aunque son naturales, no están normalizadas en la sociedad. 

LOURDES ARROYO 2

Hace 20 años nadie denunciaba, había mucho tabú... Eso ha cambiado, pero, evidentemente, sigue habiendo barreras. ¿Las campañas pueden acabar en algo con esta situación? 

Antes eso significaba entrometerte en la intimidad de cada pareja o de cada familia. Sí, realmente la sociedad se tiene que concienciar de que no se trata de entrar en la intimidad, sino que de puertas para dentro existen las mismas leyes que fuera. Además, son los mejores aliados los vecinos y el que comparte la medianera. En definitiva, un poco unos a otros nos tendremos que proteger en diferentes circunstancias de la vida. Es que tu vecino puede ser tu salvación.

"En octubre o noviembre saldrá el próximo decreto de para abrir nuevos centros de información a la mujer en municipios donde no haya"

La provincia de Córdoba ha experimentado tres asesinatos machistas en un mes. ¿Qué está pasando? ¿Se puede hacer algo para evitar eso?

Lo primero que vi clarísimo cuando llegué aquí fue que iba a hacer falta personal. A medida que más se visibilicen las circunstancias que son anómalas, que no es lo cotidiano, que no es algo que haya que asumir como tu vida que eso te ha tocado y que desde chiquitita ha estado con él y siempre ha sido así, digo que a medida que eso se visibiliza más creo yo que la inconformidad o la disconformidad de esa persona que ha tenido esos beneficios o ese estatus provoca mayor agresividad. O sea, que su respuesta va a ser más agresiva. Y, desgraciadamente, creo que aumentarán los episodios. Lo de aquí de Córdoba, tres en un mes, creo que ha sido una casualidad, porque esto no responde a patrones ni a estadísticas. Está siendo una triste suerte, pero se acaban perfeccionando también los protocolos y todo lo que lo que tenemos aquí. Desde la Junta de Andalucía se cubren necesidades y en estos cuatro meses hemos ampliado el servicio a la víctima y al entorno, porque creíamos que era muy necesario. Nos hemos centrado sobre todo en el servicio psicológico, que creemos que es el fundamental en la atención a la víctima. También en medidas y asesoramiento jurídico. Es un servicio fantástico que también supongo que va a ir a más, pero sobre todo la atención psicológica en emergencias es muy necesaria y al menos en los tres casos que nos ha tocado en Córdoba hemos puesto en marcha las medidas últimas aprobadas en las que se le da mucho más cobertura a todo el entorno, a la familia, al núcleo escolar. Hemos aportado, de esa forma, una solución que dentro de lo que cabe te deja mucho más satisfecha de lo que haces.

lourdes arroyo 7

Señalaba que lo ocurrido en Córdoba no obedece a patrones, pero en efecto parece que hay determinado tipo de mujeres que están abocadas a esa situación.

¡Que va! Hay que fijarse en la última víctima de Burgos. Que se presentó en las listas. No, no tiene por qué. Realmente no responde a ningún patrón, pero sí que es verdad que la mujer rural, la que tiene digamos un núcleo como más hermético en su entorno y que no tiene otra vía de escape o una parte de anonimato, quizá lo tiene más difícil. Y luego, por supuesto, está la dependencia económica. Venimos de una generación que es la primera que tiene más carreras,, aunque vemos que las mujeres con formación también sufren la violencia de género por otras circunstancias. La verdad es que parece que las mujeres más vulnerables son las que no pueden tener independencia económica, pero también hay mujeres rurales que no han tenido carrera y que han sacado para adelante su vida con su propia iniciativa empresarial, y en eso trabajamos.

"La verdad es que parece que las mujeres más vulnerables son las que no pueden tener independencia económica"

Ustedes han hecho especial hincapié en generar campañas en momentos como ferias o fiestas, donde son más proclives a determinados tipo de agresiones sexuales, y, de hecho, en Córdoba se ha llevado a cabo una campaña en la Feria. ¿Cómo sabemos si realmente funcionan?

Nuestras campañas lo que pretenden es sensibilizar a la sociedad. Antes quizá veías una pelea de pareja y no te entrometías porque pensabas que ya lo arreglarán o si está ella con él pues es que así lo quiere ella. No, el que una pareja esté junta no significa que estés con esa persona con todas las consecuencias. Existen dependencias emocionales en las que realmente la sociedad tiene que ser consciente y aunque parezca muy fácil cortar estas situaciones por parte de la mujer, no es tan sencillo. Hay que apoyar a esas mujeres. Entonces, con estas campañas lo que pretendemos es ayudar a que no se vean como normales esos momentos de agresividad. ¿Y tienen resultado? Pues sí. ¿Cómo lo sé? Pues porque aparte de que seguramente el alcohol provoque más desinhibición en los presuntos agresores, desgraciadamente sí es verdad que recibo más avisos de que se ha denunciado o ha llamado una mujer... Entonces sí que ocurren, siempre han ocurrido y siempre van a ocurrir. Lo bueno es que haya gente dispuesta a ayudar en situaciones en las que la víctima no puede hacer nada.

lourdes arroyo 87

¿Le parecen peligrosas actitudes tanto en redes sociales como de parte de la política en las que tras las agresiones sexuales y violaciones, parece que se está intentando victimizar al agresor en vez de a la víctima coincidiendo con esas campañas que buscan sensibilizar socialmente? 

Cuando se victimiza al agresor se vuelve a victimizar a la víctima. Entonces como una y otra van enlazadas es muy peligroso volver a victimizar a una víctima. Es que muchas veces se ponen en tela de juicio demasiadas cosas sobre las que hablar cuando debería de cortarse antes. En esto es verdad que tienen mucho que decir los medios, pero bueno también tenemos las redes sociales, que son la puerta abierta a cualquier opinión. Pero sí que es verdad que la sociedad debe de aprender a tener un filtro. Creo que cada día la sociedad debe de ser más autocrítica, llegan muchas noticias al cabo del día, llega demasiada información y debemos de saber tener un filtro y no entrar al trapo en cuestiones que no tengan sentido, no creernos todo y los agresores, evidentemente, tienen que tener algún tipo de intento de aprendizaje. Para eso está el Estado dando su formación en las prisiones. Pero, por supuesto, lo que no se puede hacer es en detrimento de la víctima. Eso es muy grave y ya cuesta trabajo denunciar, hay muchas mujeres que al final se van y no terminan denunciando, es que es natural cuando se les revictimiza tantas veces es muy duro tener que volver a contar lo mismo a un juez, a otro juez, a otro juez, a otro abogado a un fiscal... Es muy duro.

"Creo que cada día la sociedad debe de ser más autocrítica y tener un filtro con la cantidad de información que le llega desde las redes sociales y los medios de comunicación"

Y después, en la misma línea, también está la politización que se está haciendo del tema del feminismo. ¿Qué valoración hace al respecto?

Yo siempre digo que feministas somos todos. Estamos en una sociedad democrática y feminista. Otra cosa es que tengamos interiorizada una cultura machista, porque la tenemos; ésa es nuestra cultura. Unos somos más o menos conscientes de ciertos patrones o comportamientos machistas y se intentan remediar y paliar, pero la sociedad es feminista, la sociedad en la que vivimos española y europea busca igualar nuestros derechos, y al igualar, la primera consecuencia positiva es que no habrá víctimas por violencia machista. Ése es el objetivo de una sociedad moderna, de una sociedad como la española y como la europea, por nuestra Constitución y por la sociedad la que vivimos. Otro tema es que haya partidos que quieran hacer bandera de esto. Nosotros desde que hemos llegado al Gobierno andaluz nuestra Consejería nos lo ha dejado muy claro. Y a mí no me ves pulseras ni eslóganes de partido, porque esto no se debe de partidizar. Entonces, nuestra lucha es con el ejemplo y sin tener bandera.

LOURDES ARROYO 1

Evidentemente, la lucha por la igualdad tiene que ser de todos.

Es que mi ejemplo es ése. Siempre lo digo, porque creo que el feminismo no debe de causar rechazo. Para que sea entendible siempre pongo un ejemplo y es como si fuera un gran club de fútbol. En él está la Peña de Cabra, la Peña de Hinojosa, la Peña de Barbate y está el niño que llora al ver a su ídolo, están los ultras, están los que vienen de turismo y aprovechan para ver a sus ídolos... Pero todos en definitiva sienten los colores. Unos llorarán, otros incluso se quedarán sin dormir unos días, se cabrearán, pero todos sienten los colores profundamente. Eso es como el feminismo. Y la lucha es que ganemos la liga y caminar todos en el mismo sentido.

"Y a mí no me ves pulseras ni eslóganes de partido, porque esto no se debe de partidizar"

Para conseguir este objetivo hace falta una mayor inversión en materia de concienciación y educativa. ¿Va a ser eso posible?

Bueno, hemos aumentado las partidas presupuestarias y para septiembre se presentarán las campañas de cooeducación para institutos y centros escolares con cuestiones muy útiles y muy prácticas a disposición de todo el mundo con aplicaciones móviles. Se esta trabajando muchísimo en las campañas de sensibilización y sobre todo de visibilización del Instituto Andaluz de la Mujer, que es algo que tiene que ser referente para todas las mujeres. Que éstas sepan dónde estamos y que sepan qué tipo de ayudas hay en los centros de información que hay. Tenemos 17 en la provincia de Córdoba y ojalá que los podamos duplicar, aunque sea un proyecto muy ambicioso. De hecho, hay unos lugares estratégicos en los que quiero empezar a trabajar y en octubre o noviembre saldrá el próximo decreto de para abrir nuevos centros de información en municipios donde no haya.