sábado 24.10.2020
Cordoba Hoy

Alfonso Rosero, Casetas Populares

"Me causa impotencia no poder ofrecer este año una Feria como símbolo de vuelta a la normalidad"

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares
Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares
"Me causa impotencia no poder ofrecer este año una Feria como símbolo de vuelta a la normalidad"

No hay Feria; ni ahora ni luego cuando pase el verano. Sencillamente 2020 va a pasar a la historia de Córdoba por no poder celebrarse la guinda del Mayo Festivo que este año ha sido cualquier cosa menos festivo.

Alfonso Rosero, presidente de las Casetas Populares, ya mira al futuro, a la edición de 2020, cuando ya se habrá terminado la primera fase del plan de urbanización de El Arenal, para el que es necesario que la Gerencia de Urbanismo se ponga las pilas y remate la modificación del PGOU necesaria para reconocer de una vez por todas que ese espacio de 27 hectáreas se considera que no es otra cosa que un recinto ferial, y que los 60.000 metros al otro lado de la autovía seguirán sirviendo de aparcamiento para la Feria de Nuestra Señora de la Salud.

Los cordobeses y cordobesas ya han mostrado su deseo de Feria adornando balcones y calles con farolillos, portadas a base de flores y adornos en forma de tómbolas y casetas y de cara al año 2021 el Ayuntamiento se ha comprometido ya con un presupuesto suficiente para poner en marcha el proyecto de urbanización y para cubrir con un programa atractivo el mayor evento de la ciudad.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

El pasado viernes, día 23, se tenía que haber inaugurado la edición de la Feria de Nuestra Señora de la Salud de 2020. ¿Qué sensación tiene después de que ha pasado ese día y saber que va a tener una semana en blanco?

Desconsuelo. Porque desgraciadamente si en un principio hablamos de poder posponer la Feria a otra fecha, al final hemos visto que no era posible, ya que no se daban las circunstancias que aseguraran que se pudiera celebrar, y al final ha supuesto un poco una derrota ante este virus que ha conseguido que no se celebre la Feria en Córdoba durante este año.

¿Pero realmente ve bien que se hubiera pensado en otra fecha? Sería como celebrar la Navidad en agosto...

Bueno, en el sentido que he transmitido en la primera pregunta, entiendo que de haberse podido celebrar, hubiera sido un poco como estar por encima de las circunstancias adversas que nos habían venido y demostrar que éramos capaces de sobreponernos y ofrecer a los cordobeses su Feria, que hubiera supuesto un gran alivio después de tantos meses como estamos pasando en las circunstancias que lo estamos pasando.

Por eso, yo sí apostaba por posponerlo, sabiendo que ese evento iba a ser evidentemente distinto, totalmente peculiar, pero que se iba a recordar precisamente como eso: Como la Feria que se hizo para celebrar que por fin habíamos conseguido pasar la pandemia.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

¿Y cómo hubiera sido? ¿La habían diseñado ya? ¿Sabían de qué manera se iba a poner en marcha?

Evidentemente, no la habíamos diseñado. Lo único que se había hecho en un principio, me consta a través de la Concejalía de Juventud y Promoción, era intentar ponerse de acuerdo con la Asociación de Atracciones de Feria para ver si era posible y en qué fechas se podía celebrar esa Feria.

"De haberse celebrado en octubre habría cambiado seguramente el clima y no tendría el sentir del mes de Mayo, que en Córdoba es muy especial, pero no me parecía mala idea"

Hubiera sido un poco singular, porque el clima, por ejemplo, hubiera variado algo. En un principio habíamos propuesto octubre, que es un mes que nos puede sorprender también con unas temperaturas altas, porque últimamente la climatología no se está portando muy normal que digamos. Pero lo lógico es que para esa época esperáramos temperaturas algo más suaves.

Por lo demás, no hubiera tenido el sentir del mes de Mayo, que es muy especial en Córdoba, pero para sobreponernos de las circunstancias que habíamos padecido no me parecía una mala idea ni mucho menos.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

¿Y se había pensado en reducir la cifra de casetas para entonces o seguían con la intención de instalar el centenar aproximadamente de los últimos años? De atracciones ya ha comentado que se iba a hablar con la Asociación, por lo que se da por entendido que sí habría cacharritos en la calle del Infierno...

¡No, no, no! Nosotros habíamos apostado por celebrar la Feria exactamente igual que en Mayo, tanto en duración como en participación de casetas y de feriantes. Queríamos hacerlo con las máximas garantías para que la Feria tuviera todos sus ingredientes y que los cordobeses que así lo quisieran pudieran disfrutar de un evento muy similar.

Hace tiempo que se viene hablando desde el Ayuntamiento de que el dinero que se iba a dedicar a la Feria, se va a destinar a cubrir cuestiones de emergencia en la ciudad por el Covid-19. ¿Les hubiera gustado a ustedes los caseteros que ese presupuesto se hubiera guardado para el año que viene para contar con una Feria de mayor envergadura o más espectacular?

Personalmente, y creo que mi voz representa el sentir de todos los miembros de la Asociación de Casetas Populares, pienso que si ese dinero se va a destinar a lo que han dicho que se va a destinar, es sin lugar a dudas el mejor fin que pudieran darle. La situación que está atravesando gran parte de la sociedad cordobesa es muy delicada y ese dinero, si va a servir para paliar en alguna medida parte de la situación que están viviendo los cordobeses, me parece la mejor de las ideas.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

A ello le sumo que ya existe un compromiso y un presupuesto aceptado por parte del Ayuntamiento para hacer por fin el nuevo modelo de Feria. De hecho, la semana pasada tuvimos una reunión y entiendo que en ese sentido, ese nuevo proyecto está más que salvado con ese presupuesto que ya está aceptado.

¿En esa reunión con la edil Marián Aguilar, qué se les comunicó concretamente?

La celebramos a través de una plataforma on-line, por videoconfederencia, y lo que la concejal presentó fue el proyecto ya definitivo y totalmente acabado por los arquitectos que lo han ejecutado, el equipo Factoría Arquitectura y Urbanismo, de José Antonio Ruiz Villén, que quisiera destacar que ha sido una aportación totalmente desinteresada por parte de la Asociación de Casetas Tradicionales (ACT). Y dos de los arquitectos que han dado forma a ese proyecto nos lo presentaron y lo terminaron de exponer.

La reunión se llevó a cabo con la idea de que este ejercicio que queda para la Feria de 2021 se realice una primera fase del proyecto de urbanización del recinto de El Arenal y podamos ya en la próxima edición disfrutar de ella.

En ella estuvimos participando los mismos componentes de la Comisión de Feria, que sigue activa, y, de hecho, hemos acordado que una vez que pase el verano y se asiente un poco la nueva normalidad, podemos ya empezar a trabajar en el desarrollo de esta propuesta para ir dándole contenido a un montón de puntos que tenemos que desarrollar y que son importantísimos para que coja todo su peso.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

Recuérdenos, por favor, qué incluye esa primera fase.

La remodelación completa de la calle de El Potro. Por cierto, es una aportación que hicimos nosotros, las Casetas Populares, a este proyecto, porque creíamos que esa calle no se correspondía con el deseo que teníamos de lo que representaba la Feria y que estaba un poco olvidada. Propusimos que fuera una zona de unión entre el espacio de casetas y el de las atracciones.

Así se ha hecho. Se le ha dado un contenido de zona de descanso, de tránsito entre un espacio y otro, con muchos bancos, mucha zona verde. El muro de chapa y madera que se coloca ahora desaparece y se deja un murete mucho más bajo y más decorativo.

"La calle del Potro va tener contenido de zona de descanso y de tránsito entre el espacio de las casetas y el de las atracciones de feria"

Quiero insistir en ese muro, porque hay que recordar que ahí se colocan muchas atracciones de feria y tienen que contar con una trasera de alguna forma física que le dé un poco de sustento.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

¿Ese proyecto que ha dicho que es definitivo varía mucho con respecto a lo que se había presentado ya en varias ocasiones anteriores?

Ese proyecto se ha ceñido a lo que se definió en la Comisión de Feria que se montó y de la cual salió la propuesta que se le entregó al anterior equipo de gobierno de PSOE e IU. El nuevo equipo de gobierno de PP y Ciudadanos ha asumido también ese trabajo como propio y lo que están es empezando ahora a darle forma. Con lo cual, el proyecto lo que representa es la voluntad que ahí se acordó.

¿Y qué cifras arrastra esa iniciativa?

Son números aproximados, y éstos en este tipo de ejecuciones suelen variar hacia arriba o hacia abajo. Estamos hablando de en torno a algo más de 4 millones de euros.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

¿Y el plazo de ejecución?

En un principio se habló de hacerlo en un solo ejercicio. Pero los condicionantes técnicos del proyecto a la hora de ejecutarlo vino a demostrar que podría ir muy ajustado y pillarse los dedos y comprometer, incluso, el ejercicio de la feria siguiente. Con lo cual, se ha dividido en dos. Esta primera fase para la calle del Potro y la siguiente fase contemplaría el resto del proyecto en todas las calles, con todas las instalaciones que conlleva.

Esos cuatro millones incluye ambas fases, se supone.

Sí, claro. Esta primera fase no llega al millón de euros o va a estar rondándolo. En un principio estaba algo más bajo, entre 800.000 y 900.000 euros, pero al final ha subido hasta ese millón, o hasta los 1,1 millones.

"La primera fase de la urbanización de parte del recinto de El Arenal va suponer en torno a 1,1 millones de euros"

¿Qué va a pasar con aquellos proyectos e iniciativas que se había pensado instalar en la orilla del Guadalquivir como un parque de ocio o incluso un playa fluvial?

En concreto, el proyecto de la playa en el río, el problema es que su ubicación era en donde está actualmente el aparcamiento de la Feria. Eso condicionaba, y mucho, la viabilidad de la Feria, que sin parking no se podría celebrar o sería un condicionante muy negativo para su celebración.

Cuando redactamos esta propuesta, con la idea de mantener el mismo recinto que hasta ahora, expusimos que el Ayuntamiento tenía que hacer los trámites pertinentes para que se garantizaba que el solar iba a seguir siendo parking.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

¿Y así ha sido?

Y así debe ser, porque hay un proyecto dentro del PGOU que engloba a toda esa zona, en el cual la parte del aparcamiento estaba considerada como espacio de ocio. Ahora con el cambio que se va a hacer en el PGOU la idea es que por fin y de una vez por todas el recinto ferial no sea otra cosa. Y no como está contemplado hasta ahora, que era un parque en el cual se celebraba una Feria. Cuando se haga la modificación se cambiarán los usos y el parking, igual: Se quedaría limitado en su denominación para el uso que queremos darle.

"La modificación del PGOU dejará claro que el parking de la Feria no puede tener otro uso, pero quedaría por acordar con los propietarios del terreno su disponibilidad"

El problema es que esos terrenos no son municipales, son privados. El uso se lo puedes limitar cambiando el PGOU, pero luego la disponibilidad es la que tienen que acordar con el propietario de esos terrenos.

Por lo que cuenta, todavía no se ha dado ese paso, y eso que se viene hablando de eso desde hace muchos meses.

Se ha iniciado, pero no ha terminado todavía de ejecutarse a nivel de Gerencia de Urbanismo. Eso fue lo que nos dijeron en esta última reunión donde el tema salió a colación y se dijo que sí se estaba trabajando desde Gerencia en ese cambio, pero que no estaba administrativamente realizado.

Y sí, hace muchos meses que se empezó a hablar de esto, pero ya se sabe cómo van las cosas en palacio.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

El pasado viernes, paseando por la ciudad se podían contemplar calles enteras cubiertas de lado a lado de farolillos y hasta balcones adornados como casetas y tómbolas. ¿Qué sensación le provoca eso?

Me causa impotencia. Desgraciadamente lo que esa gente expresa es un deseo de disfrutar y de poder celebrar un evento que para Córdoba es muy importante. Yo, como parte directa de ese evento, y que también lo disfruto, me provoca mucha sensación de impotencia por vernos en las circunstancias en la que estamos.

"Lo que la gente ha expresado adornando sus calles y balcones es su deseo de disfrutar, y me provoca mucha impotencia no poder ofrecérselo este año"

Pero desgraciadamente hemos perdido tantísimas cosas y creo que mucho más importantes que la Feria, que para mí es casi vital, pero tengo que entender que es un mal menor dentro de todo lo que estamos viviendo.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

Si este año no se celebra, ¿la inversión que tenían previsto los caseteros para este año podría añadirse a la de la próxima edición para poder ofrecer mejores servicios a los visitantes?

La verdad es la mayoría de la sociedad ha sufrido un revés importante en el aspecto económico y hay que entender que dentro de los caseteros podemos encontrar empresarios, miembros asociados o cofradías que de este evento sacaban los presupuestos necesarios para poder darle contenido a la mayoría de sus actividades.

"Los caseteros no van a contar este año con los ingresos suficientes como para darles contenido a sus actividades y eso puede notarse el próximo año"

Por tanto, que no cuenten con ese aporte económico de este mes de Mayo es, lógicamente, un descalabro que los sitúa en una posición bastante complicada para poder desarrollar sus fines. Incluso los empresarios que contaban con esos ingresos y ahora no los verán. Pero, bueno, es un reflejo más de lo que le ha pasado a muchísimos sectores económicos de esta sociedad.

¿Piensa usted, entonces, que la Feria del año que viene va a estar menguada?

Sobre los efectos económicos no me atrevo a vaticinar nada. Lo que ahora mismo más se escucha es que no pinta nada bien. Se habla en lo económico de una tragedia tremenda. ¿Mi deseo? Que luego con el transcurso del tiempo la cosa evolucione a algo mucho más favorable y que la repercusión económica no sea tan, tan, tan acentuada y que cuando llegue el momento el resultado de la Feria sea más positivo. Por desgracia, ahora mismo no es más que un deseo, porque estamos a verlas venir.

Alfonso Rosero, presidente de la Asociación de Casetas Populares

Comentarios