Miércoles 18.09.2019
Cordoba Hoy

JUAN ANTONIO AGUILAR, BARBERO

"Mi abuela sigue diciéndome muchas veces: Un barbero con barba, ¡eso dónde se ha visto!"

El barbero Juan Antonio Aguilar  Fotos: Rafa Alcaide
El barbero Juan Antonio Aguilar Fotos: Rafa Alcaide
"Mi abuela sigue diciéndome muchas veces: Un barbero con barba, ¡eso dónde se ha visto!"

El próximo octubre en Madrid tendrá lugar la final del certamen 'Mejor barbería del año' organizado por uno de los portales de referencia del sector: 'Barberiasconencanto'. Allí habrá representación cordobesa, la de la Barbería de Córdoba, situada en el Realejo, la única barbería masculina que en la ciudad tiene el distintivo Q de calidad y la 'Estrella global salon' concedido por theQhair, la guía de calidad de la peluquería (queda así situada entre las 50 mejores de España). Su propietario Juan Antonio Aguilar, es la tercera generación de una familia que empezó dedicada a la peluquería tradicional. En tan sólo cinco años, y desde el tradicional barrio cordobés, ha creado un modelo de éxito y también de creatividad. Un buen ejemplo es precisamente su colección 'The Wardens' (puede verse en el Facebook de la Barbería) que en el comentado certamen de octubre ha llegado también a la final de 'mejor colección artística masculina'. Partimos de esa colección para hacer un recorrido en el que, sin ser Aguilar nada futbolero, aparecen los omnipresentes Cristiano Ronaldo y Messi. Una cosa queda clara: al igual que los diamantes una barba es para siempre.

¿En qué se basó para trabajar su colección llamada The Wardens?

Intenta representar que las barbas no han pasado de moda, como se empieza a oír. Sí que ha habido un cambio con respecto a cinco años atrás.  Pero el barbudo sigue amando su barba. Quizá esa persona con respecto a esos cinco años ha transformado su barba en una barba más corta o definida. O incluso en una barba más informal dependiendo de sus gustos. Pero al barbudo...bueno, no me gusta decir barbudo...a la persona que lleva barba  [ríe] le sigue gustando su barba. La colección que presenté es de barbas largas. Y los modelos son clientes. Quería reflejar eso. Que no es necesario recurrir a modelos profesionales para crear una colección artística y que los propios clientes, cada uno con su estilo, pueden ayudarte a desarrollarla.

¿Cómo empezó en este mundo?

Vengo de dos generaciones previas de peluquería de caballeros. Mi abuelo fue barbero y mi tío es peluquero de caballeros. ¿Cómo me introduzco? Soy un chico al que no le gustaba estudiar. Me costaba mucho trabajo. Me dieron a elegir: o estudias o peluquería con tu tío y con tu abuelo [ríe]. Así que decidí hacer el ciclo de formación de peluquería con 14 años. Y luego empecé con mi tío y con mi abuelo. Mi abuelo enfermó al poco, así que casi todo mi aprendizaje fue con mi tío. Estuve con él unos diez años. 

Peluquero 2

¿Y luego la barbería del Realejo?

No. Durante tres o cuatro años di un giro. Participé en proyectos de cooperación del Ayuntamiento de Córdoba en los campamentos de refugiados del Sáhara y en otros en Palestina. Tras ese paréntesis decidí emprender.

La barbería, el decir "soy barbero", estaba muy mal visto incluso en el sector de la imagen

Este campo era inexistente hasta hace nada. De hecho las barberías tradicionales eran negocios extintos, referentes de una época pasada.

La barbería, el decir "soy barbero", estaba muy mal visto incluso en el sector de la imagen.  Cuando en los años 60 y 70 surge el pelo largo, empieza a decaer a la vez el mundo de la barbería. La gente empieza a afeitarse en casa con las cuchillas desechables. El barbero de entonces creo que pecó de creer que tenía su negocio aposentado, con su clientela y unas tendencias similares: corte clásico y corte con máquina. El pelo largo para ellos era peluquería de señoras y no necesitaban formarse porque los hombres no se dejaban el pelo largo. Pero de repente llega el pelo largo y el barbero no sabía atenderlo. ¿Qué pasó? El hombre con pelo largo se fue a ser atendido a la peluquería de señoras, surgiendo la peluquería unisex. Y el barbero se quedó en cortes anticuados. Así que decir "soy barbero" era como decir "soy viejo en el sector". Los barberos fueron eliminando la denominación de barbería. Fue sustituida por 'peluquería de caballeros'.

Esa tendencia siguió en los 90, los dos mil...y en muy pocos años, de pronto, se pone la barba de moda, con fuerza y en cuestión de nada.

La tendencia llegó hace unos siete años. A Córdoba hace unos cinco, porque a Córdoba llega todo un poquito después. Se recogen mucho tendencias que vienen de fuera. En esa época firmas muy potentes como American Crew empiezan a introducir barbudos en su merchandising. Eso no había sucedido antes. Eran marcas muy dirigidas a la elegancia. Y sobre todo el mundo de la música y el cine influyen. Pero llega no sólo la imagen, sino también  el estilo de entender esa imagen, es decir, no sólo es dejarte la barba, como quien se la dejaba en los años 70 u 80 en España, sino dejarse la barba y cuidársela, perfilársela, marcársela, introducir productos de cuidado y de higiene...al final se empieza a crear como un ritual. Y es muy bien acogido. El hombre ya se había introducido previamente en el cuidado propio durante aquella época de los metrosexuales, donde era todo más marcado, depilaciones muy perfiladas...

Peluquero 1

¿Qué tendencias hay ahora?

He oído decir a profesionales o en las revistas especializadas: vuelve el bigote. En los debates, las firmas comerciales, decían: vuelve el bigote. A mí me gusta analizar mucho a mi clientela, que es la que te dice realmente qué tendencias se van marcando. Por ejemplo, la clientela que se ha quitado la barba, se la deja y no se vuelve a quitar la barba. La clientela que se deja bigote y se lo afeita...no se vuelve a dejar bigote. En cuanto a barbas ahora ya no se lleva la larga muy marcada, digamos al estilo hipster. Ahora se llevan barbas largas o medianas al estilo motero. O quizá habría que decir estilo surfero, o sea, barbas en torno a 3  centímetros. En caso de que sean más largas ya no están tan marcadas. Esto va conjuntamente de cortes de pelo largo o mediano. Los clientes ya no quieren el pelo tan corto ni con degradados tan acentuados como hace cuatro años.

 Parece que hay desde hace tiempo poca preponderancia del pelo largo.

En este años se decía que volvería a introducirse el pelo largo. Es cierto que sí ha vuelto el pelo medio largo, pero no de forma llamativa. Pero cuesta. El proceso para dejarse el pelo largo es tedioso, hay que tener mucha paciencia. La gente viene a la barbería diciendo "quiero dejarme el pelo largo, a ver si me puedes cortar". De repente tienes que eliminar mucho...o al contrario, tienes que decirle al cliente, usando la psicología, "te voy a cortar muy poco pero durante un tiempo vas a estar muy mal" [ríe].

Córdoba suele ser una ciudad tradicional en lo estético, al menos en líneas generales, ¿cómo se lleva con la moda de la barba?

Una de las cosas que caracterizan a mi barbería es que tenemos mucha relación con el mundo de la música. Vienen músicos muy buenos, gente que organiza festivales...todos coinciden en que Córdoba es una plaza complicada de lidiar. No sólo en la música, en todo en general. Una vez me comentó un especialista en empresas que había algunas que experimentaban al montar su negocio en Córdoba. Y si funcionaba en Córdoba funcionaba en cualquier lado [ríe]. Somos una ciudad muy conservadora, todo lo nuevo nos cuesta asumirlo. Si te fijas, las tiendas de ropa, de deportes, de moda o de decoración están cortadas por el mismo patrón. Pocas se diferencian y si alguna lo hace le cuesta trabajo despegar. 

Peluquero 4

¿Qué fuerzas, por llamarlas así, son las que marcan las tendencias de forma tan abrupta y rápida?

En Estados Unidos: mucho la tendencia de televisión, cine y música. En Europa: el mundo del fútbol y el mundo del cine. En  España: el mundo del fútbol es el que introduce las tendencias que ya se han visto en otros países. Fundamentalmente el del fútbol. Pero dentro del fútbol un número muy reducido de jugadores son los que marcan tendencia. Contados con los dedos de la mano. 

¿Cuáles por ejemplo?

Depende de las temporadas y de los jugadores que introduzcan en cada equipo. Te voy a ser sincero, no soy futbolero [ríe], así que no te puedo decir quién en la actualidad, pero Cristiano Ronaldo marcaba muchísimo en su auge. Le pese a quien le pese. Yo pensaba "ojalá no me pidan el corte de Cristiano Ronaldo". No por nada, sino porque no me gustaba [ríe]

¿Traen fotos los clientes?

Sí, si, los clientes vienen con las fotos. Eso sí, ahora están marcando mucha tendencia los influencers. Sobre todo en instagram. Te dicen "oye, quiero algo como éste". También  hace un par de años hubo un momento donde marcaban cierta tendencia los cantantes de Reggaetón, como Maluma.

Veo que no hay ningún marcador de tendencias que sea novelista o científico.

Reggetón, fútbol  e influencers [ríe].

Peluquero 7

¿Por qué el Realejo para poner esta barbería?

Yo no soy del Realejo ni tenía relación con el Realejo, mis vecinos lo saben. Soy de Valdeolleros. Creo que el que vaya a montar un negocio, sea pequeño o grande, tiene que tener un estudio de mercado. Yo lo hice y tuve en cuenta muchísimos parámetros. Yo veía al Realejo como un barrio con muchísimo potencial, pero los negocios no se terminaban de aposentar, abrían, cerraban...pero yo vi que su paso de gente era muy bueno. Además los estudios de mercado han de tener en cuenta no sólo lo que es el barrio, sino en lo que el barrio se puede convertir. No hace tanto era un barrio con la población muy envejecida y casas muy antiguas. Fui contabilizando la gente que pasaba por unas aceras, por otras, por unas calles, por otras, por las colindantes, los tipos de negocio que había alrededor, quién vivía, quién se interesaba por vivir aquí...el Realejo reunía el ser un clásico pero a la vez ser un lugar que me podía permitir ser un referente en la ciudad, porque tenía claro que no quería quedarme en peluquería de barrio. Quería atraer a la gente a mi negocio, porque además cuando yo abrí barberías como tal habría una o dos. Y junto a eso una inversión en principio muy bajita, que era lo que tenía. El Realejo me permitía ser muy visible. La ciudad tiene muchos puntos que te lo permite, no es necesario irse a Cruz Conde, la Tendillas, Gran Capitán o Gondomar.

Una de las cuestiones  más comentadas acerca de la barba es que aquel que se la deja...difícilmente se la quita.

Yo tengo barba desde los 21 y voy a cumplir 37 el mes que viene. Me dejé barba y mi tío me acribillaba en la peluquería: "¡que te quites la barba!" Y mi abuela sigue diciéndome muchas veces: "Un barbero con  barba, ¡eso dónde se ha visto!".  Pero yo no me veo sin barba. Yo he quitado directamente barbas largas porque el cliente ha querido probar uno de los rituales de afeitado. Pero he tratado de convencerle de que no se la quitase...durante diez minutos [ríe]. Y mira que disfruto afeitando. Pero amo las barbas, me encantan, cortas, medias, largas...Y luego viene la reacción cuando reclinas el asiento hacia adelante y se miran en el espejo. No voy a arriesgarme a decir porcentajes, pero diría que casi todos se miran de una forma extraña o a disgusto. Casi todos. Disfrutan de su momento de afeitado, disfrutan del ritual... pero he tenido casos y cuando les pregunto qué tal...tienen una cara que a veces me han dado ganas de decir "yo no tengo la culpa" [carcajada].

El cien por cien de la gente que se ha quitado la barba y ha pasado un tiempo vuelve a  ella

Por algo será.

Todos han vuelto a la barba. Ahí sí puedo decir que el cien por cien de la gente que se ha quitado la barba y ha pasado un tiempo vuelve a  ella. A lo mejor más corta, con otro estilo, dándole otra forma...Pero todos han vuelto a cubrir su rostro con barba. Han vuelto felices.

Peluquero 5

Otra de las cuestiones habituales es la de que la barba es el maquillaje del hombre. Que incluso llega a embellecer al poco agraciado.

A cada cual le sienta una barba diferente. Hay que hacer mucho estudio del cliente. Pero en general estiliza. Pero como digo hay que estudiar.  Si hay un cliente con el rostro alargado no le puedes aconsejar una barba en pico porque acentúa esa forma. 

¿Qué barba necesita más cuidados?

A más larga, más cuidados.  Son barbas más castigadas y con mayor riesgo de rotura folicular. El folículo piloso se parte por exceso de sequedad. En general la mayoría de las barbas son barbas secas o con tendencia a la sequedad. Es muy raro encontrar una barba con exceso de grasa o con un buen ph. Es muy poco común. Así que mientras más larga más necesidad de acondicionadores, aceites o bálsamos.

Muchas veces he oído eso de que cada cierto tiempo, no demasiado, debes rasurarte la barba al completo para sanear.

El hombre tiene algo que no tiene la mujer. Y es que cada vez que nos rasuramos nos hacemos un peeling. Aquella tendencia de afeitarse cada dos días suponía una limpieza de cutis, aunque de forma involuntaria. A la hora de frotar la brocha sobre el rostro cuando se usaba el jabón, y no la espuma sintética, el poro se dilataba, se reblandecía el vello y todas las impurezas quedaban al descubierto. De ahí viene esa idea de que cada cierto tiempo hay que quitarse la barba para sanear y volver a recuperar tu piel. Pero si fuera así de riguroso habría que aplicar lo mismo al cuero cabelludo y otras zonas con vello, aunque es verdad que el rostro sufre mucho.  Pero necesario, necesario...Yo llevo desde los 21 años como dije con barba y a los 37 no me he vuelto a pasar la cuchilla. 

Peluquero 10

O sea, 16 años de barba continuada.

Bueno, miento. Al poco de dejarme la barba intenté dejarme perilla . Me vi en una foto, me afeité y no volví a dejarme perilla [carcajada]. Y no me he vuelto a rasurar desde entonces. Y no tengo exceso de grasa, ni eccemas...no tengo nada. Tu piel crea una capa de grasa natural, tiene su propio ph...eso sí, si tienes problemas en la piel, por ejemplo psoriasis, dermatitis, los comentados eccemas, hay que aconsejar al cliente que no se deje la barba muy larga, si lo hace que no la mantenga durante mucho tiempo, y que en  verano se la quite o se la deje muy corta.
Los artículos de barbería, como brochas o navajas, se han puesto también de moda. Incluso recuerdo que había foros con multitud de usuarios sobre afeitado tradicional donde estos artículos cobraban gran importancia.
Con el auge de las barbas y las barberías la gente empezó a ver en su barrios lo que estos negocios aportan: elegancia, decoración cuidada, amabilidad en el trato al cliente...y empezaron a indagar. Foros como Foroafeitado contribuyeron muchísimo. Y volvió el gusto por la navaja. ¿Qué recomiendo? Actualmente existen muy buenas cuchillas desechables que no tienen riesgo de corte. 

¿Mejor que la navaja tradicional?

Hay que tener mucho cuidado con la navaja barbera. Te tienes que comprar un suavizador, grasas, muchas cosas...

Eso sólo para el cuidado de la navaja.

Eso lo primero. Lo segundo. Un corte con ese tipo de navaja...duele y suelen ser profundos. Tengo un cliente que es cirujano y me dice "no sabes con la tendencia de las barberías la gente que nos está viniendo a urgencias por cortes profundos de navaja". Pero hablo de coser y reconstruir por graves problemas máxilo-faciales. 

Peluquero 8

¿Qué hay que aprender a grandes rasgos?

El movimiento de la mano y la posición de la navaja, que tiene que estar muy tumbada sobre la piel. No puede estar perpendicular. La presión de la mano debe de ser la correcta porque ya la propia navaja barbera tiene un peso considerable y si aprietas seguramente te lleves un trozo de tu piel por delante. También hay que estirar muy bien la piel y tener un campo visual amplio, de todo tu rostro, el movimiento ha de ser fluido y sin fallo, si no es corte seguro. A mí me enseñaron a afeitar afeitando globos. 

¿Globos? ¿Pinchaste muchos?

Ninguno. Nunca. ¿Por qué? Porque mi tío...

Pero a ver, ¿le echabas espuma?

Claro. Y mi tío me sentaba delante de los clientes que estaban esperando. Así que si explotaba el globo los llenaba de espuma. Empecé con un tipo de cuchillas que tienen seguridad. Luego ya pasé a la navaja normal. 
Estos días ha habido muchos comentarios en las redes sobre la barba del presidente del Partido Popular, Pablo Casado. Qué te parece su barba.

[Carcajada] La barba de Casado la veo bien. Es una barba corta. Si se la hubiese dejado más larga habría más cachondeo. Un pelín más, sólo un pelín más y se hubiera producido una mayor polémica sobre los motivos. ¿Por qué se deja barba? En ninguna de sus imágenes anteriores hay el menos asomo de barba ni de querer dejarse barba. Quizá, y eso es una percepción mía, quiera evitar dar la imagen del típico dirigente de derechas muy clásico, sobre todo él que es un dirigente joven. 

Peluquero 6

¿Y qué barba destacarías así a bote pronto de alguien conocido?

Sigo con la política. Y me la voy a jugar. Porque ya te he contado que fui cooperante en Palestina y el Sahara. Me parece que de las mejores barbas  que hay en relación con la imagen que quiere dar, y también con su presencia física, es la de Santiago Abascal. Le queda muy bien. [ríe]

¿Algún famoso o celebridad con barba destacada?

Ufff, me has pillado, deja que piense. [pasan unos segundos]. Uno de los ejemplos que he puesto a veces de cómo crear tendencia con una barba corta es Brad Pitt. Se la ha dejado de diferentes formas, pero con la corta crea estilo.

¿Y del contrario? ¿A este famoso no le sienta la barba o no le pega la que tiene?

Por ejemplo Messi. Se dejó barba yyyyyyyyyy [extiende la y griega] no creo que se una persona a la que le siente bien. 

Comentarios