Jueves 18.07.2019
Cordoba Hoy

CÓRDOBA CF

Un punto con garra que a la postre sabe a poco

Córdoba y Tenerife empatan a un goles en un partido de fuerza y con los dos porteros como principales protagonistas en El Arcángel

Álvaro Aguado celebró su golazo disparando como un loco a la grada
Álvaro Aguado celebró su golazo disparando como un loco a la grada
Un punto con garra que a la postre sabe a poco

Ni Córdoba ni Tenerife lograron ayer su objetivo, que no es otro que romper la racha inicial de conseguir su primera victoria en Liga. Ambos son, de hecho, junto al Elche, los únicos que no han conseguido ganar en estos primeros compases de Liga. Van ya seis encuentros y la situación apremia. Sobre todo porque el equipo blanquiverde parece haberse acomodado en la última plaza.

Pero para ser justos, ayer se mereció mucho más. El Córdoba se sacudió la imagen de conformista y ante un rival igual de acuciado por las circunstancias buscó sus opciones y las consiguió, aunque no supo aprovecharlas en última instancia. Jaime Romero falló un penalti que el maestro Piovaccari forzó cuando ya asomaba el descanso. Bueno, mejor dicho, lo paró el guardameta visitante, Dani Hernández, que ayer tuvo una gran noche frustrando más de una ocasión, incluida otra de, propio Romero.

Y si el portero foráneo lo paró casi todo, sorprendió igualmente de forma grata un jovencísimo Alberto González, procedente del filial, que sacó una mano cambiada prodigiosa, de artista, cuando trataron de sorprenderle con un bote previo de balón que ya se colaba en la portería.

El problema es que en el primer tiro a puerta del Tenerife, de falta, el balón entró después de rebotar en la barrera a disparo seco de José Naranjo. González intuyó que algo salía mal y hasta rectificó lanzándose bien a por el balón, pero demasiado tarde. Luego se supo que antes del lanzamiento estaba pidiendo un hombre más en la barrera, pero su queja no sirvió de mucho.

Porteros protagonistas

Los dos rivales, quizá el Córdoba con algo más de empeño y mejor posicionado en el campo, lo intentaron en varias ocasiones y tuvieron sus ocasiones, de nuevo frustradas por Dani Hernández en el caso de los locales ante Jovanovic y Alex Quintanilla. Pero el premio llegó en el descuento de la segunda mitad (benditos minutos de hidratación). Un rechace del balón hacia atrás en un ataque blanquiverde deja a Álvaro Aguado casi solo en la frontal del área que no se lo piensa dos veces y engancha una magnífica e imparable bolea. El balón entró como un misil en la portería pesadísimo al poste derecho y aunque Hernández la siguió con los ojos y con las manos le resultó imposible alcanzarla.

Un empate que, como bien dijo al final del partido el goleador local, no basta ni deja satisfechos ni tampoco conformes, porque quizá se merecieron algo más, pero, al menos, evita otra derrota y aporta otra imagen del Córdoba que se echaba de menos: el del equipo que lo intenta y no da por perdido ni un minuto del partido.

Un buen inicio para recuperar la senda de la confianza y abandonar cuanto antes el puesto de farolillo rojo.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA: Alberto González; Fernández (Javi Galán, m. 78), Aythami, Álex Quintanilla, Quezada; Bambock, Blati Touré (Alfaro, m. 68), Aguado; Jaime Romero, De las Cuevas (Jovanovic, m. 48); Piovaccari.

TENERIFE: Dani Hernández; Luis Pérez, Jorge Sáenz, Aveldaño, Camille (Héctor Hernández, m. 73); Alberto, Luis Milla; Undabarrena, Bryan Acosta, Naranjo (Malbasic, m. 89); Nano (Cámara, m. 64).

GOLES: 0-1, Naranjo (m. 47). 1-1, Álvaro Aguado (m. 90).

ÁRBITRO: David Pérez Pallas (Comité Gallego). Roja por segunda amarilla al visitante Luis Pérez (m. 60). Amonestó a los locales Fernández, Álfaro, Aythami, Bambock y Blati Touré, y a los visitante Alberto Jiménez y Bryan Acosta.

INCIDENCIAS: Partido disputado en El Arcángel, ante 11.085 espectadores, entre los que había seguidores tinerfeños.

Comentarios