Sábado 20.07.2019
Cordoba Hoy

SEGUNDA DIVISIÓN

El peor equipo de la categoría certifica su descenso tras perder ante Las Palmas

Un gol de Blum decantó un partido aburrido a favor de los locales, que lo tienen mejor para afrontar con más calma su permanencia

Andrés Martín al menos lanzó un balón al poste
Andrés Martín al menos lanzó un balón al poste
El peor equipo de la categoría certifica su descenso tras perder ante Las Palmas

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final no es que se haga añicos, sino que se desintegra. El símil no va por un equipo, el Córdoba CF, incapaz de detectar sus defectos para resolverlos, sino todo lo contrario, ocultarlos para regodearse en su autocomplacencia sabiéndose el peor equipo de la categoría. El símil va por una afición que llevamos ya no sé cuántas informaciones diciendo que no se lo merece, que le presta al club un estadio no para hacer el ridículo, sino para que se le pueda devolver el favor de cedérselos con, al menos, un victoria. Con una mínima ilusión. Con un algo. Y ni eso.

El Córdoba CF ha sido un mal equipo para la División de Plata, como lo fue en la de Oro en su última aventura en Primera. No dio trazas de merecer quedarse entre los grandes, como en esta temporada no ha demostrado espíritu (ni siquiera lo ha intentado) para no descender. Tiraron la toalla demasiado pronto y los aficionados se han ahorrado ahora cuatro partidos más de angustia e incertidumbre.

El CCF vuelve (suena a losa lapidaria) a la Segunda B, a arrastrarse por campos donde la técnica no vale y a recibir a rivales correosos de los que no dejan jugar ni bien ni bonito, sino práctico, en un estadio, El Arcángel, el más caro de España, que ha conocido tiempos mejores, pero que no es ni de lejos de la categoría de bronce.

La derrota en Las Palmas, que hunde matemáticamente a los blanquiverdes en su particular infierno, por contra ha dado alas a un rival, igual de soporífero esta tarde-noche, pero con más suerte, quizá, para sellar su permanencia. De nada valió que Andrés Martín estrellara nada más comenzar el partido una pelota en el palo izquierdo de la portería de Josep. Que sí, que de haber sido gol a lo mejor hubiera sido otro partido, pero no. Ha sido otro más igual de penoso para las aspiraciones de una ciudad que se quería seguir dando a conocer a lo largo y ancho de su país a través del deporte de elite.

Y si aquel 22 de junio de 2014 fue Las Palmas quien hizo el ridículo ante el gol de Uli Dávila que llevó al CCF a Primera, esta vez se han resarcido los isleños de aquella quizá injusticia, visto lo visto con perspectiva del tiempo, para quedarse en la categoría (todavía tienen que seguir peleándola), mientras que su rival directo se pierde en el abismo.

Rozando ya los 20 minutos de juego el medio alemán Danny Blum marcó su primer gol con la camiseta amarilla en un saque de esquina botado por Cedrés, y pudo caer el segundo de los locales cuando Rubén Castro lanzó su tiro al palo. Lo intentó el de siempre, el feliz italiano del Córdoba, Piovaccari, pero no tuvo su tarde en lo que hubiera sido un empate engañoso. La segunda mitad hubo hasta cierta reacción visitante, pero usando el método de la categoría a la que ha ido de cabeza el equipo cordobés, es decir cerrando espacios y tratando de agobiar el juego rival, pero sin crear ocasiones, porque donde no hay no se puede rascar y al Córdoba le bastaba con no ser goleado.

FICHA TÉCNICA

LAS PALMAS: Josep Martínez, Jesús Fortes, Éric Curbelo, David García, De la Bella, Cedrés, Ruiz de Galarreta, Javi Castellano, Blum (Fidel, m. 82), Araujo (Rafa Mir, m. 72) y Rubén Castro (Maikel Mesa, m. 67).

CÓRDOBA CF: Marcos Lavín, Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Loureiro, Vallejo, Carbonell (Javi Lara, m. 72), De las Cuevas, Alfaro (Quim Araujo, m. 83); Andrés y Piovaccari (Chuma, m. 78).

ÁRBITRO: Moreno Aragón (Comité Madrileño). Amonestó a los locales De la Bella, Javi Castellano y Ruiz de Galarreta, y al cordobesista Piovaccari.

GOL: 1-0, Dani Blum (m. 18).

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Estadio de Gran Canaria ante unos 8.600 espectadores. 

Comentarios