CÓRDOBA CF

El buen invitado

La fiesta continuó en el Heliodoro a costa de un equipo blanquiverde desbordado

Jesús Valentín y Alberto se marcan muy de cerca en el partido entre el Tenerife y el Córdoba CF FOTOS: LA LIGA 123
Jesús Valentín y Alberto se marcan muy de cerca en el partido entre el Tenerife y el Córdoba CF FOTOS: LA LIGA 123

Ya llegan tarde, porque terminó. Pero hubo noventa minutos de fiesta en el Heliodoro. De la calle, al césped, saltó disfrazada de invisible, la solidez para el Córdoba CF. El acierto, enmascarado, bailó el ritmo tinerfeño. Y una corneta anunció los renovados ánimos blancos. El disgusto del rosa, el color más triste y tierno. El menos serio. Avergonzado. Los califas sufrieron el cotarro, no tuvieron cadera. No tuvieron compostura. No tuvieron nada. Se le vino encima la alegría de una isla, cuyo anfitrión era el fútbol más incierto. Sobre él cayeron ilusionadas las palmas tras el recital (5-1) que ofreció el CD Tenerife de Extberría sobre el destartalado y cada vez menos 'semi nuevo' equipo de Romero. Se le marcan ojeras de ruina. Lo pisotea la hora. Es el buen invitado, que lleva idéntico gorro, sin ganar fuera de casa, desde Agosto.  

Saber qué le duele a este Córdoba CF, que le viene doliendo seis meses, es fácil. Se queja de no saber defender. Pero nadie da con el remedio. Pongamos en composición que se han hecho diez fichajes para ganar ocho partidos de dieciocho. Bien. Después de dos semanas, se aprieta el objetivo, que estalla. Se han hecho diez fichajes para ganar ocho partidos de dieciséis, la mitad. Se han hecho diez fichajes, y con dos jornadas de referencia, tres son titulares y otros tres son revulsivos. Otros dos siguen sin ficha. Se acerca el suelo en la caída. De momento, uno a dos contra el filial del FC Barcelona y cinco a uno contra el equipo que hoy le deshizo, que celebró con goleada el debut de Extberría. 

El mismo equipo califa

Inseguro, el Córdoba CF, postrado en una línea de desconfianza continuando la segunda mitad contra el Barça B, se volvió a mostrar descuidado, desubicado, nada más salir al Heliodoro, que empalmó resaca con un nuevo espectáculo. Este futbolístico y de efectividad. Romero dispuso de los mismos diez que saltaron al Arcángel el domingo pasado, con la permuta obligada en el pivote defensivo. Fue Vallejo el encargado de sostener la media sonrisa ofensiva del equipo, sin alegría en la circulación, por la baja por acumulación de tarjetas del fijo Edu Ramos. 

Tenerife-Córdoba CF

La imprecisión de los califas se tornó en problema grave a los seis minutos. En una contra, los espacios desnudaron a los blanquiverdes, se hizo la primera brecha en el marcador, que marcó la primera parte para siempre. De un córner a favor, el Córdoba se disparó a sí mismo. Se hirió, uno a cero, Juan Villar, rechace tras rechace, y la terquedad del cuero superó a Kieszek. Sin embargo, fue lo que espabiló a los de Romero, lo que le quitó una modorra insana, lejos de la responsabilidad que la situación requiere.

El de Manacor hizo su décimo cuarta reverencia al gol esta temporada. Galán labró, en gran jugada, el empate que rubricó Guardiola, en uno de esos balones que no perdonan un goleador. Y no uno cualquiera, y además, estaba solo. Tuvo el doblete en una acción individual tras recortar una vez y recortar otra. Fueron los mejores minutos de un Córdoba dispuesto, ilusionado, con el polvo en el césped, sacudido. Después, Lara rozó el gol olímpico.  

Explosión tinerfeña

El Tenerife de Extberría, que nadie sabía qué Tenerife sería, demostró que sabe salir a la contra, herencia de Machín. Y sobretodo, efectividad. Malbasic volvió a colocar a los blancos por delante rematando un centro lateral. Por entonces quedaba un minuto para el final de la primera. Como un martillo, el gol. Volver a remontar. En una segunda que empezó mil veces vista, comentada y no aprendida. Los chicharreros hicieron de la inmadurez defensiva de los califas, su gran calibre. El tercero y el cuarto no llegaron, seguidos, porque Aguza cortó el balón en la línea de gol, y Mula se encontró con el lateral de la red. A eso respondió Guardiola, con un buen centro, al que le faltó el remate certero de Jovanovic. En la ida y vuelta, penalty por manos del de Manacor. Penalty que ataja Kieszek, y en el rechace, Casadesús hace mayor la ventaja. El triple de insalvable. Como una explosión.

Tuvo el Córdoba CF media hora para dar la vuelta a un tres a uno y se llevó un cinco a uno. Romero sacó del baúl lo que tenía para solventar arriba. Reyes, a toque de corneta, por Vallejo, superado. Lanzó al todo a los califas, que volvieron a tener la opción de recortar por medio de Guardiola. Pero no. La ventaja era un río crecido. Villar puso el cuarto en otro rechace. El adiós. Le sobraron veinte minutos al partido, todo decidido. El botín firmado. El dueño de los tres puntos se ensañó y obligó a la entrada desesperada de Jaúregui y Alfaro, opciones vanas. El Córdoba CF demacrado. Le hizo otro, el quinto, Casadesús. 

 

DATOS DEL PARTIDO

CD TENERIFE: Dani Hernández; Raúl Cámara, Sáenz, Aveldaño, Camille (min. 39, Luis Pérez), Alberto, Luis Milla (min. 77, Vitolo), Juan Villar (min.77, Suso), Mula, Malbasic y Casadesús. 

CÓRDOBA CF: Kieszek; Caro, Aythami, Valentín, Galán; Vallejo (min. 58, Reyes), Javi Lara, Aguza, Jovanovic (min. 80, Alfaro), Narváez (min. 80, Jaúregui) y Sergi Guardiola. 

ÁRBITRO: Cordero Vega. Comité Cántabro. Amonestó por parte del equipo local a Sáenz, Juan Villar y Vitolo. Y por parte del equipo visitante, a Caro y Aythami.

GOLES: 1-0 (min. 5) Juan Villar. 1-1 (min 19) Sergi Guardiola. 2-1 (min. 41) Malbasic. 3-1 (min. 57) Casadesús. 4-1 (min. 67) Juan Villar. 5-1 (min. 82) Casadesús. 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada veintiséis del Campeonato Nacional de Liga 1|2|3 disputado en el Estadio 'Heliodoro Rodríguez López', ante 10.207 espectadores.