jueves 13.08.2020
Cordoba Hoy

DEPORTES

La cordobesa Cristina Morales, campeona del Mundo de kickboxing

Es la única luchadora española doble campeona del mundo profesional de Kick boxing
Cristina Morales, campeona del mundo de Kick boxing
Cristina Morales, campeona del mundo de Kick boxing
La cordobesa Cristina Morales, campeona del Mundo de kickboxing

Noche brillante ayer en Encinarejo de Córdoba y es que la campeona mundial de Kick boxing Cristina Morales Martín consiguió retener su título de campeona en el pueblo que le vio crecer. 

Por segunda vez y batiendo el nuevo récord histórico de ser la única luchadora española doble campeona del mundo profesional de Kick boxing, Cristina hizo de la noche una fiesta.

No fue tan fácil, para ello tuvo que derrotar a la luchadora belga Oumaiima Arhou en un combate épico, dominado por Cristina, pero en el cual tuvo que emplearse a fondo para proclamarse ganadora a los puntos por decisión unánime, fue un combate duro, de intensidad y desgaste.

El pabellón Rafael Lozano estuvo abarrotado arropando a la luchadora local, agotando las entradas una semana previa al combate, se dieron cita aficionados cordobeses y de muchas ciudades españolas.

Destacaba Cristina Morales en su entrevista posterior al combate que la grada le ayudó a empujar los últimos asaltos, y replicó las gracias al ayuntamiento de Encinarejo y a los patrocinadores que hicieron posible la disputa del campeonato, pero también advirtió que esto es solo un paso más en su carrera, que continúa afrontando retos y ya piensa en sus próximas metas.

Noche brillante ayer en Encinarejo de Córdoba y es que la campeona mundial de Kick boxing Cristina Morales Martín consiguió retener su título de campeona en el pueblo que le vio crecer. 

Por segunda vez y batiendo el nuevo récord histórico de ser la única luchadora española doble campeona del mundo profesional de Kick boxing, Cristina hizo de la noche una fiesta.

No fue tan fácil, para ello tuvo que derrotar a la luchadora belga Oumaiima Arhou en un combate épico, dominado por Cristina, pero en el cual tuvo que emplearse a fondo para proclamarse ganadora a los puntos por decisión unánime, fue un combate duro, de intensidad y desgaste.

El pabellón Rafael Lozano estuvo abarrotado arropando a la luchadora local, agotando las entradas una semana previa al combate, se dieron cita aficionados cordobeses y de muchas ciudades españolas.

Destacaba Cristina Morales en su entrevista posterior al combate que la grada le ayudó a empujar los últimos asaltos, y replicó las gracias al ayuntamiento de Encinarejo y a los patrocinadores que hicieron posible la disputa del campeonato, pero también advirtió que esto es solo un paso más en su carrera, que continúa afrontando retos y ya piensa en sus próximas metas.
 

Comentarios