Lunes 16.09.2019

FINAL DEL CICLO OFF TOPIC

Teatro del Gato presenta el falso bienestar de 'La oropéndola' en el Góngora

Una tragicomedia del dramaturgo cordobés afincado en Málaga Miguel Romero Esteo que se representará mañana, sábado, a partir de las 20.30 horas

Una escena de la obra 'La oropéndola' a cargo de Teatro del Gato
Una escena de la obra 'La oropéndola' a cargo de Teatro del Gato
Teatro del Gato presenta el falso bienestar de 'La oropéndola' en el Góngora

La tragicomedia 'La oropéndola', obra del dramaturgo cordobés afincado en Málaga Miguel Romero Esteo (Montoro, 1930), llega mañana, sábado, al Teatro Góngora, a partir de las 20.30 horas, en una producción de la compañía Teatro del Gato. El espectáculo pone fin al ciclo Off Topic, programa que desde el pasado mes de noviembre viene presentando propuestas teatrales de vanguardia -seis títulos en total- en el escenario de la cordobesa Sala Polifemo.

El montaje está dirigido por Rafael Torán e interpretado por los actores Virginia Nötting, Paco Inestrosa y Andrés Suárez. La obra comienza cuando Angélica, una afamada actriz, invita a su casa de descanso cerca de las playas malagueñas a sus dos examantes, Alfonso y Álvaro, productor y autor teatral, respectivamente. Entre los tres, en el jardín de la villa, planean escribir y producir una obra que les reportará enormes beneficios. En el interior de la casa, el hijo de Angélica toca de forma repetitiva la Tocata y fuga de Bach. Cuando sale al jardín, reconoce con cruel fatalidad que uno de los dos hombres es su padre.

En su comentario sobre el texto, la compañía malagueña afirma con rotundidad que La oropéndola "es una gran mentira". Romero Esteo, añaden, hizo con esta pieza breve -escrita por encargo para televisión en 1981 con el fin de su inclusión en el legendario programa Estudio Uno-  un ejercicio bucólico que escondía una gran y disimulada tragedia. Como es habitual en toda la obra del autor, siempre hay dos temas principales -característica, por otra parte, del barroco- que se van simultaneando. Pero la peculiaridad de este texto es que uno de ellos, el que representa el psicodrama, se encuentra oculto.

Todo es relativamente falso

"Los personajes -se afirma en la presentación- representan un falso bienestar, un falso espacio de descanso, un falso cielo celeste, un falso césped y unos falsos vestuarios de época. Todo es una trampa de falsedades en la que van construyendo poco a poco, ellos mismos, su propia mentira: la única manera de alcanzar la meta. El ambiente bucólico  y la frivolidad argumental contrastan con las fuerzas interiores de los personajes que terminan aflorando una tragedia repentina".

Miguel Romero Esteo está considerado uno de los dramaturgos españoles más sobresalientes del siglo XX. Durante la dictadura, Romero Esteo es conocido como  el enfant terrible de la vanguardia, formando parte de la joven generación del teatro de protesta denominado Nuevo Teatro Español. El suyo es un teatro libre, complejo, único, muchas veces prohibido y censurado, tan único que, para bien o para mal, no deja indiferente a nadie. Grandes creadores internacionales de la vanguardia mundial, como Jan Fabre o Bob Wilson, han manifestado su inmenso interés por la obra de este autor, e incluso Wilson le pidió un texto que introdujo en una de sus espectaculares puestas en escena.

Al margen de su obra dramática, Romero Esteo ha escrito numerosos ensayos en los que investiga sobre el origen de los cantos campesinos de Montoro y otros temas cordobeses de interés. En cuanto a su escritura teatral, es autor de la epopeya Tartessos y de Horror Vacui, por poner sólo dos ejemplos, uno de cada género por él cultivado: la tragedia de los orígenes y lo que él denomina grotescomaquia. Su teatro, según Rafael Torán -que ya ha dirigido Manual de bricolaje del mismo autor- "se sostiene sobre un sentido depurado de la comedia en la que genera situaciones anómalas, un valor extremo del ritmo y la musicalidad, y un juego con el lenguaje popular mezclado con el culto, que suele fascinar".

Romero Esteo recibió en 1985 el Premio Europa de Teatro por su obra Tartessos

En 1985, con casi una decena de obras escritas, el Consejo de Europa le otorga, como a uno de los más prestigiosos hombres de teatro europeos de vanguardia, el Premio Europa de Teatro por Tartessos, epopeya dramática de los orígenes hispanos. A este reconocimiento se unirán después prestigiosos galardones como el Premio Andalucía de Teatro al conjunto de su obra, concedido por la Junta de Andalucía en 1992,  el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2008, otorgado por el Ministerio de Cultura, y ese mismo año, el Luis de Góngora, concedido por la Consejería de Cultura andaluza.

Estudiosos, expertos y críticos han elogiado su dramaturgia. Así, Fernando Lázaro Carreter escribe "Hasta Romero Esteo jamás nuestro teatro ha llegado tan lejos y de manera tan inteligente. Tartessos es una obra cumbre del teatro español de este siglo", mientras que Francisco Nieva considera que el dramaturgo cordobés "ha escrito numerosos textos rompiendo con los perfiles formales de la vieja escritura y con una 'voz' tan lúdica y perversa como Thomas Bernhard".

Comentarios