martes 11.08.2020

CARNAVAL 2017

Los de San Lorenzo, en el Falla de Cádiz

La chirigota del barrio por excelencia del Carnaval de Córdoba se ha enfrentado por primera vez al público gaditano con una actuación que acabó ovacionada al grito de ¡chirigota, chirigota!, una acogida insólita para un grupo que se estrena

La chirigota de San Lorenzo en plena faena
La chirigota de San Lorenzo en plena faena
Los de San Lorenzo, en el Falla de Cádiz

Los deseos de La Chirigota de San Lorenzo se han cumplido, y con creces. Antes de su actuación de anoche en la sexta función de preliminares del concurso de carnaval del Teatro Falla de Cádiz, el director de la agrupación, "Los que vienen como anillo al dedo", Antonio Nieto, decía a este periódico que "con gustar, nos conformamos". La mejor prueba de ello es que el respetable del templo de Los Ladrillos Coloraos acabó ovacionándolos con "¡chirigota, chirigota!", algo que no pasa siempre, y menos a los grupos que se estrenan en las tablas.

Desde la presentación, La Chirigota de San Lorenzo demostró lo que los aficionados de Córdoba llevan presenciando desde hace más de una década: su capacidad camaleónica de mimetizarse con el tipo, y desarrollarlo al máximo: en este caso, unos 'wedding planners' con un estilismo algo alejado de lo 'must it' o tendencias de la moda, pero con la gracia que da una afición al "veneno" del Carnaval que llevan grabada a fuego.

Como dentro llevan la pasión por su tierra; la iglesia de San Lorenzo no faltó en su forillo, como tampoco las alusiones a Córdoba durante todo su repertorio. En la presentación muy claro el tipo: "un 'wedding planner' de mucho prestigio" que casó a dos viejos del programa de Juan y Medio y a los dos días les hizo el entierro.

Jaleos del público

Su primer pasodoble, de "vellitos de punta" para los carnavaleros cordobeses. Presentan su chirigota a los gaditanos; "para tu Plaza de las Flores traigo flores y macetitas", y como ofrenda a la Virgen de la Palma, "le traigo de mi barrio San Lorenzo campanas". Así, entre "caballas caleteras y salmorejo" abrieron boca para un público que se sorprendió gratamente con este grupo y hasta se atrevió a jalearle una rima con el salmorejo cordobés.

El segundo pasodoble, al "matrimonio" del PP y PSOE, una boda que "no será por el juzgado, pues delante de un juez, incómodos se ven", "prefieren por la iglesia que siempre está a su derecha. Cargaron bien los cordobeses que remataron dando "la enhorabuena a los españoles por lo votado".

Otro "hito" que pocos principiantes logran con su primera actuación en el Falla es que el público coreara su estribillo en el segundo cuplé, muy al tipo, en el que detallaban la cantidad de papeleo que habían tenido que rellenar para participar en el concurso; "no sé para qué tanto que lío si voy a cantar aquí nada más que un día". Bueno, eso habrá que verlo. 

En el popurrí, la Chirigota de San Lorenzo demostró sus trece años de tablas carnavaleras en Córdoba; versionaron canciones conocidas en las que los planificadores de bodas se transforman en el novio "tonto" y la novia "hecha un demonio", como en cualquier prueba de menú de casamenteros. Un futuro matrimonio que no se ponía demasiado de acuerdo en nada, volviendo loco al "wedding planner". Cualquie parecido a la realidad no es pura coincidencia.

chirigota2

No faltaron las sevillanas en la chirigota, antes de una cuarteta en la que la fiebre del Carnaval de estos cordobeses salió a relucir; todas las canciones, fueran rocieras, de iglesia, flamencas, acaban rematándose con alguna copla de carnaval, La Guayabera o Los Cobardes.

Acabaron con un final donde volvió a saltar el pellizco carnavalero, despidiéndose con una "marcha nupcial" a tres por cuatro, la música "más bonita y más bella". 

San Lorenzo, de ruta por otros concursos

El director de la chirigota, Antonio Nieto, ha explicado a este periódico que la idea de ir a Cádiz sale de su afición al carnaval de allí, fuente de inspiración. Además, este han decidido no participar en el carnaval de aquí como protesta contra la actual Junta Directiva de la Asociación Carnavalesca de Córdoba, organizadora de febrero en la ciudad; esta chirigota quiere depurar responsabilidades y que cuenten con la opinión de todos los grupos para construir un Carnaval a la altura de la ciudad. Pero esto no los iba a dejar sin Carnaval y además de Cádiz, ya tienen la agenda repleta de actuaciones en los certámenes de Málaga, Cabra, La Carolina y Villa del Río. Y entre teatro y teatro, la calle: "porque aunque no participemos en el concurso, vamos a cantar en Córdoba, para nuestra gente" asegura Antonio.

¿Se ensaya diferente sabiendo que concursas en Cádiz? "Para nosotros no hay diferencia porque al ser muy aficionados, somos nuestros primeros jueces y siempre que vamos a un concurso lo hacemos con una chirigota trabajada, digna". Aunque confiesa que el Teatro Falla da "muchísimo respeto, hemos crecido escuchando las coplas de sus autores". Y no se han atrevido a ir con su chirigota al Templo de los Ladrillos Coloraos hasta ahora, "a pesar de los conatos que siempre ha habido".

Para esta agrupación, escrita por Julio José Horcas, Rafael Nieto, José Ignacio Delgado; con música de Julio José Horcas Rubio y afinada por Antonio Álvarez, el Carnaval "no es solo en el mes de febrero, es los 365 días del año, es un veneno que te ciega". Por eso, en su peña, "Los Sin Bulla", en la calle Costanillas, disfrutan cantando coplas antes de ver un partidito del Córdoba C.F., otra de sus aficiones; de hecho, en sus 13 repertorios han llevado letras que muestran su orgullo "blanquiverde".

Además es un grupo que trasmite eso tan importante entre los carnavaleros como es "ser una familia", la que componen los miembros de la chirigota, muchos de los cuales, empezaron por ser amigos del barrio, por compartir lo que el romance que el señero barrio cordobés de San Lorenzo tiene con el Carnaval.

chirigotas