LA ACTIVIDAD TERMINA MAÑANA DÍA 20

El Salón del Libro Infantil y Juvenil recibe la visita de más de 4.000 niños

Durante cinco días, casi una veintena de autores, ilustradores, editores y narradores han participado activamente con grupos de escolares para inculcarles el amor por la lectura

La autora asturiana María Luisa Torcida, en su taller sobre las letras rodeada de niños
La autora asturiana María Luisa Torcida, en su taller sobre las letras rodeada de niños

Más de 4.000 niños van a participar en el XIII Salón del Libro Infantil y Juvenil que se desarrolla en la Biblioteca Central de Córdoba desde el pasado día 16 y permanecerá en activo hasta mañana, día 20. Según ha informado el director de la Red de Bibliotecas Municipales, Rafael Ruiz Pérez, en esta actividad van a participar diariamente entre diez y doce colegios, a razón de 60 grupos escolares cada semana, es decir unos 1.500 alumnos “todos muy participativos y que se traen parte de las tareas hechas en sus respectivos centros escolares”.

Eso significa que la participación en los talleres preparados para estas intensas jornadas requieren de la colaboración escolar, y es tal la demanda por entrar en el Salón del Libro que “se han quedado fuera muchos colegios, porque los talleres son limitados”. Eso sí, para próximas ediciones, si siguen interesados, “esos centros tendrán preferencia”, ha añadido.

El Salón incluye las actividades permanentes propias de la Biblioteca, como los dos talleres continuos durante los cinco días de la semana sobre ilustración y animación a la lectura y otro sobre lectura, en los que, entre otros, han participado ya la asturiana Maria Luisa Torcida, las catalanas Ana Alonso y Carme Solé Vendrell, en los Encuentros con la Autora, así como Javier Fonseca o Marta García Lobato y Jesús Román en los talleres de ilustración y escritura creativa.

En total, van a pasar por el XIII Salón del Libro Infantil y Juvenil 19 autores, ilustradores y narradores, así como cuatro compañías teatrales para representar piezas destinadas a niños, en las que han primado la participación.

Para Rafael Ruiz, una de las actividades más llamativas es la del “Cuento Compartido”. Consiste en que dos centros escolares preparan en sus respectivos centros una obra teatral creada, escrita y dramatizada para la ocasión y un día determinado (los martes, miércoles y jueves) se juntan ambos colegios en la Biblioteca y representan sus obras para los niños del otro colegio.

El Salón es, sin lugar a dudas, una de las actividades con más tirón de la Biblioteca, aunque no es la única. Ruiz ha recordado también que existe una programación anual con colegios, además de las actividades que se organizan para la Feria del Libro. El caso es que los niños puedan ver en los libros a un amigo más con el que aprender, descubrir, explorar y divertirse.