Martes 26.05.2020
Cordoba Hoy

EFECTOS DEL COVID-19 EN EL MAYO CORDOBÉS

Los puesto de caracoles podrán vender desde hoy a domicilio y con recogida mediante cita previa

Por supuesto, está por completo prohibido consumir en el interior 
Un velador en un puesto de caracoles de la capital en época de normalidad
Un velador en un puesto de caracoles de la capital en época de normalidad
Los puesto de caracoles podrán vender desde hoy a domicilio y con recogida mediante cita previa

Desde el pasado día 13 de marzo, los puestos de caracoles repartidos por la capital cordobesa dejaron de utilizar sus terrazas para ofrecer su servicios a su clientela, y apenas un día después tuvieron que cerrar por completo la actividad. Pero ahora la situación ha cambiado un tanto con respecto a hace dos meses y hoy mismo el Ayuntamiento ha lanzado un nuevo decreto por el que se autoriza, en esta Fase Cero de la desescalada, el reincido de la actividad de puestos de caracoles guisados "sólo mediante servicios de entrega a domicilio y recogida de pedidos" por los clientes en los citados puestos.

Una medida que era en vigor desde hoy mismo, lunes, 4 de mayo, con lo que la primavera cordobesa parece que no va a tener que perder por completo su sabor más tradicional y popular a la vez.

Por supuesto, queda por completo prohibido el consumo en el interior de los establecimientos y en los servicios de entrega a domicilio se podrá establecer un sistema de reparto preferente para personas mayores de 65 años, personas dependientes u otros colectivos más vulnerables a la infección del Covid-19.

Entre tanto, en los servicios de recogida in situ, las personas que acudan al puesto deberán previamente realizar el pedido por teléfono o en línea, y el establecimiento fijará un horario de recogida, evitando siempre aglomeraciones en las inmediaciones del establecimiento callejero.

Asimismo, el quiosco deberá contar con un espacio habilitado y señalizado para la recogida de los pedidos donde e llevará a cabo el intercambio y pago. En todo caso, se exige la garantía de que existe la debida separación física de dos metros entre clientes, o, cuando esto no sea posible, con la instalación de mostradores o mamparas.

Las medidas vendrán acompañadas también con la protección debida del personal del puesto de caracoles guisados, es decir enviar que trabaje personal de riesgo, en aislamiento domiciliario o con síntomas, y los que puedan contarán con su equipo de protección individual (como mínimo la mascarilla) y geles hidroalcohólicos.

para los clientes también habrá geles, papeleras con tapa de accionamiento no manual y bolsa de basura en el interior, marcas en el suelo de distanciamiento

Comentarios