CULTURA Y OCIO

Plataforma por Córdoba lamenta la "pésima" gestión para el Día de los Museos

El colectivo señala en una nota que apenas hay actividades interesantes y que la anunciada gratuidad no es novedad, porque ya existe todos los días para los ciudadanos de la UE

Visitantes en el Museo de Medina Azahara
Visitantes en el Museo de Medina Azahara

El colectivo Plataforma por Córdoba ha denunciado, a través de un comunicado, "el pobre engaño a la ciudadanía" del Día de los Museos en Córdoba, ya que la Junta de Andalucía "vende la gratuidad de museos", cuyas entrada es libre para los ciudadanos de la Unión Europea (UE) cualquier día del año. Por tanto, en opinión de estos ciudadanos,  la Administración autonómica "no realiza nada extraordinario en ello".

No obstante, ha salvedades a esa rotunda afirmación, como es el hecho de que hay previstas dos conferencias el jueves y el viernes, a las 11.00 de la mañana en el conjunto arqueológico de Madinat Al-Zahra, bajo el titulo 'Miradas desde la restauración'. En palabras de la Plataforma, "la única institución que hace algo extraordinario y con atractivo es el Museo Julio Romero de Torres con la gratuidad de su entrada durante todo el día y con tres pases de visitas teatralizadas, a las 10.00, a las 11.30 y a las 13.00 horas.

Un turista fotografía un capitel de Medina Azahara

Por otra parte, el Museo Taurino realiza una cata de aceite a las 13.00 horas, "cuestión que nada tiene que ver con el contenido del museo", abunda el colectivo en su nota, para añadir que "ninguno realiza visitas guiadas extraordinarias a sus exposiciones permanentes".

Sobre el Alzázar de los Reyes Cristianos, "nada podemos saber pues en lo que va de mañana nadie coge el teléfono, cosa habitual en el monumento", se lamenta la Plataforma, que estima que "muchas compañías de teatro de bajo coste y empresas cordobesas dinamizadoras del patrimonio estarían encantadas que se le apoyasen y sirviesen para amenizar y ahondar en el conocimiento de los museos cordobeses".

Todo ello leva a la Plataforma a la conclusión de que la gestión política de los museos "es pésima y está desconectada de los horarios de la ciudadanía, que está empleada y escolarizada", por lo que "esperemos que para la siguiente edición el programa sea atractivo y enriquecedor".