Jueves 21.11.2019
Cordoba Hoy

PATRIMONIO HISTÓRICO

Las nuevas obras de restauración en la Iglesia de San Nicolás durarán cinco meses

La intervención tiene un presupuesto general de 45.426,78 euros 
Obras en San Nicolás el pasado año
Obras en San Nicolás el pasado año
Las nuevas obras de restauración en la Iglesia de San Nicolás durarán cinco meses

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Córdoba ha autorizado el proyecto de limpieza, conservación y mantenimiento del segundo cuerpo y cornisa superior de ladrillo del cuerpo de campanas de la torre de la Iglesia Parroquial de San Nicolás de la Villa de Córdoba, promovido por el Obispado de la Diócesis de Córdoba.

Según ha informado en un comunicado la delegada, Cristina Casanueva, la intervención tiene un presupuesto general de 45.426,78 euros y un tiempo estimado de ejecución de los trabajos de cinco meses.

Los objetivos fundamentales del proyecto son la limpieza, consolidación, conservación y mantenimiento de los materiales y elementos degradados y dañados, para lo que se plantea un proyecto de conservación y restauración que toma como referencia los criterios de intervención dispuestos en la normativa en materia de patrimonio histórico.

El proyecto respetará las aportaciones de todas las épocas existentes, incluyendo la pátina original. Los materiales empleados serán compatibles con los del bien y en su elección se seguirán criterios de reversibilidad. Asimismo, se evitarán intentos de reconstrucción, salvo cuando en la reposición se utilicen partes originales o se cuente con precisa información documental que pruebe su autenticidad.

La primera fase del proyecto consiste en la limpieza, con la eliminación de todos los agentes de deterioro y materiales ajenos al original, así como eliminación de vegetación, añadios de mortero y trozos de ladrillo que enmascaran el original, biocostras de microorganismos incrustados en la superficie y un tratamiento de desinfección.

Otra fase consolidará la masa pétrea para garantizar la estabilidad material de este Bien de Interés Cultural (BIC) para frenar su deterioro. Para ello, se consolidará la piedra mediante aplicación de consolidante, se saneará y repondrá con mortero y retacado de juntas y se procederá a una reintegración volumétrica puntual, así como a otra cromática de la cornisa superior del cuerpo de campanas.

La tercera fase estará centrada en la protección que avale su mejor mantenimiento frente a sus factores de alteración a los que está expuesta de manera constante e inevitable. Se llevará a cabo una protección preventiva de la fábrica frente a ataque de microorganismos, así como una protección final mediante hidrofugación del conjunto que afectará a cornisas y molduras, almenas, crestería floral, arquillos ciegos, estructuras apiramidadas, figuras alegóricas que representan la paciencia y la obediencia, con sus respectivos epígrafes, escudo del obispo Manrique, marco de la lápida con caracteres góticos que indica la fecha de finalización de las obras, y paramentos de fábrica vista del segundo cuerpo

Finalmente, el proyecto aporta un protocolo de mantenimiento, con objeto de garantizar la mejor conservación de la torre tras su restauración. El proyecto completa las recientes intervenciones ejecutadas en 2018 y 2019, como los criterios de actuación que responden literalmente a lo dispuesto en la normativa sectorial de patrimonio histórico.

La torre de la Iglesia de San Nicolás está realizada mediante sillería de piedra caliza, singular en la ciudad por su forma octogonal en el cuerpo que se alza sobre el basamento y un primer cuerpo cuadrangular, iluminado por una estrecha saetera. El tránsito se realiza mediante una serie de molduras escalonadas dispuestas en los ángulos, sobre las que aparecen dos figuras simiescas, en actitud de soportar el peso de la torre, encima de las cuales se halla el escudo del obispo don Íñigo Manrique, así como las palabras "obediencia" y "paciencia".

El cuerpo octogonal culmina en un festón de arquillos apuntados y moldura pronunciada sobre la que corre un motivo floral de estilo gótico, muy relacionado con la decoración que se colocó sobre algunos fragmentos del muro exterior de la mezquita y del patio de los naranjos, cuando Hernán Ruiz llevó a cabo su remodelación. Un andén de merlones escalonados corona este cuerpo de la torre, con clara influencia musulmana. El cuerpo de campanas, de planta cuadrangular y perforado por un arco de medio punto en cada uno de sus lados, fue añadido en el s. XVIII, antes de 1760.

La Iglesia de San Nicolás de la Villa fue declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, e inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Además, forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, catalogado en el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba como monumento de la villa.

Desde el punto de vista histórico, esta iglesia es una de las 14 parroquias que fundó Fernando III y que ha pervivido hasta la fecha. En ella aparecen mezclados los estilos arquitectónicos en buena armonía desde el gótico inicial, mudéjar, renacimiento y barroco. Es de interés el templo en conjunto, así como determinados elementos puntuales de la torre, el techo artesonado y la capilla del bautismo, obra de Hernán Ruiz.

Cuando la Plaza de San Nicolás fue protegida con la Real Orden de 1929, su entorno quedó sujeto a la modernización que venía desarrollándose en el sector noroccidental de la ciudad. A esta primera renovación decimonónica sucedió otra en la segunda mitad del siglo XX, quedando el monumento, sobre todo hacia el norte, descontextualizado respecto a la escala de los nuevos edificios.

Imprimir

Comentarios