lunes 28.09.2020

LECTURA

Más de 68.000 cordobeses son usuarios de las bibliotecas municipales

La Red Municipal de Bibliotecas de Córdoba cuenta con 12 puntos de servicio: La biblioteca central y otras 11 delegaciones en otros tantos centros cívicos municipales

Las bibliotecas municipales están abiertas a personas de todas las edades, con especial atención a los niños
Las bibliotecas municipales están abiertas a personas de todas las edades, con especial atención a los niños
Más de 68.000 cordobeses son usuarios de las bibliotecas municipales

Según los datos facilitados a este periódico por la Dirección de la Red Municipal de Bibliotecas de Córdoba (RMBCo), 68.226 cordobeses son usuarios registrados de las bibliotecas municipales, es decir, cuentan con carné de lector. La mayor parte de ellos están inscritos en la biblioteca Central (36.210), ubicada en la Casa Ciudana, y el resto se reparten entre los otros 11 puntos de servicio ubicados en otros tantos centros cívicos municipales, siendo el C.C.M. Norte, con 6.022 usuarios, y el de Poniente Sur, con 4.826, los  que más personas inscritas tienen. A estos hay que sumar otros 168 usuarios de la biblioteca digital e-Biblio.

En total, en la red se han efectuado 140.289 préstamos más 782 que se realizaron en el ámbito de e-Biblio.

Pero las bibliotecas municipales no sólo ofertan libros. Desarrollan distintos programas, entre los que destacan los clubes de lectura. Este año, son 40 clubes que reúnen a más de 600 socios de todas las edades.

También desarrollan otras actividades, como los talleres de escritura, lectura de cuentos, presentaciones de libros, conferencias o visitas guiadas.

En las estadísticas de la Junta de Andalucía, la provincia Córdoba aparece a la cola tanto en número de usuarios de bibliotecas como de préstamos y, en general, de todos los aspectos relacionados con la actividad de las bibliotecas. Sin embargo, el director de la Red Municipal de Bibliotecas, Rafael Ruiz, remarca que “las estadísticas que se publican agrupan los datos por provincias y eso incluye situaciones muy heterogéneas: No se puede analizar con rigor el nivel de lectura o de servicios bibliotecarios incluyendo en el mismo saco a poblaciones de 330.000 habitantes con otras de poco más de 5.000”.  

Así, Ruiz señala que el nivel de lectura en Córdoba capital es comparable al de las principales ciudades andaluzas y “lo que sí podemos afirmar es que los indicadores de rendimiento (es decir, los que ponen en relación los recursos invertidos con los resultados obtenidos) en la Red Municipal de Córdoba no están por debajo de la media andaluza, lo que no es para nosotros motivo de complacencia, sino indicativo de que vamos trabajando en el sentido adecuado y que si dispusiéramos de mayores recursos podríamos obtener una mayor repercusión social”.

Si vemos los datos de 2013 (últimos disponibles para comparar) las bibliotecas públicas en España tenían 1,66 documentos (libros, revistas, CD, DVD, etc.) por habitante, en Andalucía 1,18 y en la Red Municipal de Córdoba 0,54. Aún con menos documentos, el índice de préstamo por habitante de la RMBCo (0,45) fue muy cercano al de Andalucía (0,51) pero su índice de rotación (el número de veces que se ha prestado de media cada documento) fue mucho mayor: de 1,02 frente a 0,43 andaluz.